24 Mar. 2019 | 07:55
24 Mar. 2019 | 07:55
Sondeo

La mayoría de la sociedad cree que es más difícil para una mujer acceder a un puesto jerárquico

  •   |  
  • El techo de cristal sigue existiendo dentro del ámbito laboral, a pesar de que ambos géneros coinciden en que no hay diferencias en cuanto a capacidad y poder de decisión.

    Vida empresarial como reflejo del día a día.
    Vida empresarial como reflejo del día a día.

    CAPITAL FEDERAL (ANDigital) El rol de la mujer en el ámbito laboral, su desarrollo y oportunidades se encuentran en plena transformación con el objetivo de crear espacios de equidad. Sin embargo, el proceso de evitar que el género sea visto como un condicionante, todavía no presenta resultados visibles.

    ¿El género sigue influyendo en las oportunidades profesionales? Según un estudio realizado por la consultora D’Alessio IROL para Gestión Compartida, siete de cada diez personas consideran que es más difícil para una mujer acceder a un puesto jerárquico que para un hombre.

    A su vez, esta parcialidad es en mayor medida remarcada por las mujeres que por los hombres -77 % versus 71 %-.

    La mujer en el rol de jefa es uno de los aspectos con mayor diferencia entre la experiencia de ambos géneros: las mujeres han tenido más jefas que los hombres – 86 % versus 53 %-. Asimismo, a pesar de manifestar que sería indistinto tener un jefe hombre o una jefa mujer, una cuarta parte -23 %- de los encuestados, sin diferencias por género, reconocen preferir ser dirigidos por un hombre.

    En cuanto a las habilidades para el desarrollo profesional, ambos géneros consideran que las mujeres se destacan al momento de emprender nuevas actividades y superarían a los hombres a la hora de realizar varias tareas en forma simultánea. En esta línea, trabajos vinculados a la educación, las actividades artísticas y la atención al público continúan siendo oficios relacionados directamente con la presencia de mujeres.

    “La vida empresarial es un reflejo de nuestra sociedad, la cual vive un momento de reeducación donde los prejuicios deben terminar de derribarse. Las mujeres dentro del área de recursos humanos lidiamos con estos prejuicios, pero también fuimos respaldadas más allá del género”, puntualiza Jesica Cano, gerente de RR HH de Gestión Compartida.

    Y completa: “debemos tener personalidad para afrontar situaciones que están en vías de extinción, con el fin de seguir aportando nuestro profesionalismo y que lo único que marque la diferencia sea la capacidad”.

    Respecto a las remuneraciones, el 63 % de las mujeres encuestadas no consideran que su salario este condicionado por su género, sin embargo el 21 % sí asegura que influye de forma negativa. Esta diferencia pierde fuerza a la hora de solicitar un beneficio o cambio en su lugar de trabajo, el 75 % de las mujeres se manifiestan fuertes y seguras al momento de replantear sus condiciones laborales. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales