22 Nov. 2019 | 07:45
22 Nov. 2019 | 07:45
Salud

Notables avances en cirugía mini invasiva

  •   |  
  • Se trata de un conjunto de técnicas diagnósticas y terapéuticas, a través de una lente óptica como en los casos de la laparoscopia y la endoscópica ¿Cómo es y cuáles son las principales ventajas para el paciente? ¿Cómo fue su evolución?

    Incisiones diminutas.
    Incisiones diminutas.

    CAPITAL FEDERAL (ANDigital) La cirugía mini invasiva (CMI) es un conjunto de técnicas diagnósticas y terapéuticas, a través de una lente óptica como en los casos de la laparoscopia y la endoscópica.

    En todas las alternativas de cirugía mini invasiva se ingresa instrumental quirúrgico en el cuerpo de la persona con incisiones mínimas (2 a 10 milímetros) o bien se utiliza la entrada de diferentes vías naturales, como ser la boca, nariz, vagina o ano, de acuerdo a la patología a estudiar o tratar.

    La cirugía mini invasiva está conformada por las siguientes técnicas:

    ---) Cirugía laparoscópica

    Es seguramente la técnica mini invasiva más difundida y que agrupa además múltiples variantes: aquellas que se realizan por medio de incisiones diminutas y prácticamente imperceptibles en la piel (rango de 2 mm a 3 mm).

    ---) Cirugía percutánea

    Comprende un sin número de procedimientos que no todos requieren de anestesia general. Utilizan una serie de agujas especiales y métodos de imágenes como la ecografía, tomografía o radioscopia que son necesarios para guiar diferentes materiales dentro del cuerpo del paciente. Entre otros objetivos sirve para la colocación de catéteres dentro de un vaso arterial o venoso para el tratamiento endovascular de alguna patología específica.

    ---) Cirugía endoscópica

    Los procedimientos que se realizan por vía endoscópica, tanto con fines diagnósticos como terapéuticos, han ido reemplazando y/o complementando la resolución de casos, que años atrás requerían de grandes incisiones con las lógicas consecuencias. El endoscopio, ya desde hace mucho tiempo es un instrumento también utilizado por cirujanos.

    En la actualidad y gracias a los avances tecnológicos, son cada vez más los cirujanos y gastroenterólogos especializados, que de forma segura y eficiente, resuelven por vía endoscópica graves patologías con mínima morbilidad y una tasa de efectividad creciente.

    ¿Cuáles son las ventajas de la cirugía mini invasiva?

    En el caso de la laparoscopia, el paciente puede apreciar que las heridas en la piel son pequeñas, lo cual significan una rápida cicatrización.

    El resultado estético es una exigencia entendible por esto mismo, el equipo médico tiene muchas consideraciones: analiza el lugar de las incisiones, buscando lugares poco visibles y utilizando el ombligo como cicatriz natural para la colocación de las ópticas y orificio por donde se extraen las piezas quirúrgicas.

    En promedio, los procedimientos de invasión mínima requieren entre 10 y 14 días de convalecencia, teniendo en cuenta que en los primeros 7 días no se deben realizar tareas que demanden esfuerzos físicos.

    La Asociación Argentina de Cirugía indicó que los postoperatorios de cirugías mini invasivas son transitados con mayor confort que las cirugías tradicionales ya que está comprobado el escaso o nulo dolor y se reduce al mínimo el consumo de analgésicos. Incluso el paciente puede reanudar su vida social, deportiva y laboral rápidamente, siguiendo las indicaciones de su equipo quirúrgico.

    ¿Qué tipo de operaciones se pueden realizar de forma mini invasiva?

    Desde la revolución mundial que provoco la extracción de la vesícula por vía laparoscópica y que sucedió a fines de los años 80, la aplicación de este tipo de cirugía comenzó a adoptarse para diversas patologías en órganos y patologías que eran impensadas hace 20 años atrás.

    Hoy en día casi todas las disciplinas médicas pueden resolverse por medio de la cirugía mini invasiva.

    Algunos ejemplos de tipos de operaciones que se realizan con cirugía laparoscópica:

    · Extracción de la vesícula biliar

    · Laparoscopia diagnóstica (observación directa de la cavidad abdominal con la posibilidad de toma de biopsia ante algún hallazgo dudoso)

    · Extracción de apéndice cecal

    · Reparación de hernias inguinales

    · Reparación de defectos en la pared abdominal (hernia umbilical y eventraciones)

    · Resección de un sector o la totalidad del colon, resección de una porción del páncreas (tanto por causas benignas o malignas).

    · Extracción del bazo

    · By pass gástricos u otra técnica de cirugía metabólica

    · Resección de un sector e incluso la mitad del hígado, tanto en casos malignos como en casos seleccionados de donantes vivos.

    · Extracción de un sector o la totalidad de un pulmón por pequeñas incisiones en el tórax.

    ¿Todos los pacientes se pueden tratar con técnicas mini invasivas?

    Todos los equipos de cirugía mini invasiva, están entrenados para realizar una correcta selección de las personas que se verán beneficiados con procedimientos mini invasivos.

    Cada paciente es único e irrepetible, por eso al momento de decidir la intervención se deberán evaluar: el tiempo de evolución de la patología, edad, peso y enfermedades asociadas como pueden ser la diabetes, hipertensión arterial o EPOC, entre otras.

    Incluso, es importante aclarar que las pacientes que cursan un embarazo, en caso de que la paciente requiera de un procedimiento quirúrgico, el segundo trimestre es el momento adecuado para una cirugía laparoscópica.

    ¿Cómo fue la evolución de la cirugía mini invasiva hasta hoy?

    Muchos autores señalan que la colecistectomía laparoscópica (extracción de la vesícula biliar) fue llevada a cabo por primera vez en 1985, en Alemania Occidental y se instala como el evento que define el crecimiento explosivo de la Cirugía Mínimamente Invasiva moderna. Una vez sucedida, adquiere su popularidad en Francia y se traslada al resto del mundo.

    Un antecedente importante es el del cirujano argentino, el doctor Aldo Kleiman, quien afirmó en octubre de 1985 que la colecistectomía laparoscópica sería un método quirúrgico seguro y que revolucionaría la cirugía moderna.

    Desde la década del 90 hasta la actualidad, la cirugía mini invasiva se ha convertido prácticamente en la vía de abordaje de la totalidad de las patologías alojadas en cualquier lugar del cuerpo humano.

    Actualmente estamos transitando el espacio comprendido entre los avances en cirugía mini invasiva, la adaptación a los cambios y la velocidad en que se producen estos cambios. Si a todo esto le sumamos la evolución de las comunicaciones y el crecimiento incesante de la robótica, quizás estemos frente a nueva revolución de la cirugía moderna.

    Todos los avances tecnológicos e innovaciones técnicas están dispuestos a ser utilizados con el objetivo concreto de ofrecer a los pacientes procedimientos seguros y de corta estadía hospitalaria, exigiendo al equipo médico un seguimiento cercano y prudente.

    Hoy en día, se han establecido en numerosos países, centros de Cirugía Mínimamente Invasiva que proporcionan oportunidades de entrenamiento e investigación en gran variedad de especialidades entre ellas la ginecología, otorrinolaringología, urología, neurocirugía, cirugía cardiovascular, ortopedia, etcétera.

    La formación quirúrgica en Argentina y experiencia de sus cirujanos, han convertido a nuestro país, en un lugar de referencia a nivel regional e incluso mundial en cirugía mini invasiva.

    En conclusión, estamos transitando un momento revolucionario de la cirugía moderna, con objetivos concretos de efectividad y seguridad para los pacientes.

    ***
    Asesoró: doctor José R. Herrera (MN 101951)

    Miembro y Coordinador de la Comisión de Simulación Quirúrgica de la Asociación Argentina de Cirugía.-

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales