08 Dec. 2019 | 09:30
08 Dec. 2019 | 09:30
Relax

Liberar tensiones es la principal razón por la cual se practica yoga

  •   |  
  • Fortalecerse física y mentalmente; desestresarse y sentirse más felices también pican en punta. Así se desprende de una reciente encuesta que además marca crecientes tendencias a la hora de innovar en la materia, como ser la práctica aérea, “hot” o con mascotas.

    Una forma de vida.
    Una forma de vida.

    CAPITAL FEDERAL (ANDigital) En una reciente encuesta, realizada por la plataforma líder de venta de entradas e inscripciones a eventos, se revelan gustos y preferencias de los yoguis: por qué practican esta actividad y qué tipo de yoga inusual les gusta realizar.

    Así, quedó demostrado que los eventos de yoga son muy buscados y popularizan esta actividad que se propone aliviar el estrés y convertirse en una forma de vida.

    Eventbrite, publicó junto a OnePoll, una encuesta a quienes realizan y enseñan esta milenaria actividad:

    El 64 % de los encuestados por Eventbrite quiere hacer más yoga más este año, en tanto que el sondeo también refleja una lista de prácticas no tradicionales que crecen incesantemente.

    Las personas están interesadas en probar: “hot” yoga (18 %), yoga en una disco en silencio (17 %), yoga de inmersión (17 %), yoga aéreo (15 %), yoga con gatos (15 %), yoga con cerveza (14 %) y yoga al desnudo (14 %).

    El 21 de junio es la fecha establecida por la Naciones Unidas para celebrar el yoga en todo el planeta. En el último tiempo, las variantes de esta disciplina han crecido considerablemente. Esto se debe al aumento de la popularidad de la práctica, elegida por numerosas personas alrededor del mundo por diversos motivos.

    Según la encuesta realizada por Eventbrite y OnePoll, las principales razones por las cuales la gente la practica son: para liberar tensiones (54 %), para fortalecerse física y mentalmente (52 %), desestresarse (51 %), sentirse más felices (43 %) y, en último lugar, ejercitarse (41 %).

    Para María Fernanda Gómez, maestra de yoga del Estudio Gandiva Belgrano, Buenos Aires, “no hay edad para sentirse vivo y feliz”.

    “Tengo alumnos de todas las edades, desde los 18 hasta los 86. Y en promedio hay más mujeres que hombres. Las personas buscan relajarse y reconectar con su interior y aprender a respirar de manera consciente.

    Muchos acuden por estrés, tensiones corporales, o dolores de columna, hoy por hoy las personas necesitan relajarse y reconectar con su interior, aprender a respirar de manera consciente”, reflexiona.

    El aumento de popularidad de los eventos de yoga, hace que muchos yoguis de nivel inicial y muchos profesores encuentren un nicho y lo desarrollen: aunque suene extraño, algunos de los eventos con más inscriptos son los de yoga con mascotas -gatos o perros- donde el interés, más que la práctica en sí, es compartir un momento de distensión con ellos.

    Este es una de las recomendaciones que brindan los organizadores: proporcionar un escenario distinto y original para la práctica de la actividad.

    En cuanto a espacios originales, sin dudas uno que aprovecha muy bien el entorno natural es el de Alejandra Navarria quien ha organizado en la provincia de Mendoza “Yoga por los caminos del vino”, los encuentros se realizan generalmente en bodegas vinculando así el yoga con la industria vitivinícola.

    El 21 de junio realizará “Yoga a ciegas”, en el salón de los espejos del Park Hyatt Mendoza.

    “Propongo conectar plenamente con el interior de la persona ya que el salón estará en penumbras para que los asistentes puedan percibir y seguir los movimientos de la profesora. Se podrá interactuar con ciertos objetos para estimular, además de los auditivos y gustativos, el sentido del tacto”, comenta la organizadora.

    Cuando se trata de dar a conocer esta clase de eventos, las redes sociales sin dudas cumplen su papel en la difusión y recomendación de estos eventos. Un 44 % de los encuestados descubre nuevas experiencias gracias al “boca a boca” y un 45 %, a través de redes sociales como Facebook.

    Se trata, al fin y al cabo, de convertir al yoga en una experiencia enriquecedora que aporte un beneficio para la mente y el cuerpo de quienes la practican. Es sólo cuestión de estar atento a las tendencias y de vibrar junto a las necesidades de los aprendices-yoguis. Por ejemplo, la encuesta menciona que actualmente, el 66 % de la gente toma al menos una clase por año en un entorno inusual (fuera de la ciudad, gimnasio o estudio), pero el 83 % desea haberlo hecho. Ahí hay un nicho inexplorado, y de la mano de las redes sociales, la difusión segmentada y los influencers adecuados, el boom seguirá en aumento para extender la práctica del bienestar a cada vez más personas. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales