18 Aug. 2019 | 05:59
18 Aug. 2019 | 05:59
Salud

Hospital público platense aplica novedosa técnica para acelerar tratamiento del cáncer de piel

  •   |  
  • Se llama cirugía micrográfica de Mohs y la realizan en el Rossi. Allí, se creó un equipo que articula el trabajo de Dermatología, Cirugía Plástica, Patología y Oncología para dar mejor respuesta a los pacientes con tumores cutáneos. Entre la consulta y el comienzo de la terapia no pasan más de 30 días.

    Un promedio de 50 intervenciones quirúrgicas por mes.
    Un promedio de 50 intervenciones quirúrgicas por mes.

    LA PLATA-BUENOS AIRES (ANDigital) El Hospital Provincial “Rodolfo Rossi” de La Plata creó una Unidad de Tumores de Piel para mejorar y acelerar la atención de los pacientes afectados por este cáncer, para quienes la rapidez en el tratamiento es clave a fin de evitar el avance de la enfermedad y la afectación de otros órganos.

    El equipo interdisciplinario que la conforma, ya atiende un centenar de personas y realiza un promedio de 50 cirugías por mes.

    Con esta modalidad, el paciente accede de manera rápida y simple a los turnos para todos los estudios y consultas que necesita y, según la gravedad del tumor, se le asegura un período máximo de 30 días entre la consulta inicial y el inicio del tratamiento.

    Por otra parte, es el único establecimiento público bonaerense con capacidad para hacer la Cirugía Micrográfica de Mohs, una intervención que permite estudiar los márgenes del tumor mientras el paciente está en el quirófano, lo cual definirá con exactitud si se ha realizado la resección completa del cáncer, permitiendo la reconstrucción inmediata.

    Así, es posible extraer, en una sola intervención, todas las células tumorales. Esto marca una diferencia notable en comparación con la cirugía convencional, que requiere entre 15 y 30 días para obtener el resultado de la biopsia y definir si es necesaria una nueva intervención.

    Este tipo de operación está indicada para el más frecuente de todos los tumores, el cáncer de piel llamado carcinoma basocelular. Su incidencia aumentó un 20 por ciento en los últimos diez años y hoy se calcula que 3 de cada 10 personas tienen posibilidad de desarrollarlo.

    También, esta cirugía se aplica en otro tipo de tumor cutáneo denominado carcinoma espinocelular. Como en todos los casos, la exposición a la radiación solar crónica sin protección constituye el principal factor desencadenante.

    “La idea es mejorar la calidad de la atención de los pacientes con cáncer de piel, optimizando el proceso asistencial a través de protocolos específicos de actuación, y de la aplicación de técnicas altamente calificadas, como la cirugía micrográfica de Mohs, con notable reducción de tiempos y costos empleados en el proceso”, detalló la dermatóloga Karina Latorre.

    La especialista explicó que el paciente ingresa con un turno por el servicio de Dermatología y, luego, de ser necesario, es asistido por profesionales de todas las especialidades que conforman la Unidad.

    Para los pacientes con melanoma, la forma más agresiva de cáncer de piel, la Unidad del Rossi cuenta con un equipo específico, denominado Gamma Probe, que permite evaluar si existe o no afectación del ganglio centinela para clarificar el diagnóstico y definir los pasos a seguir.

    El melanoma cutáneo (MC) es uno de los pocos tumores malignos cuyas tasas de incidencia y mortalidad están en aumento en muchas partes del mundo, particularmente en la población blanca.

    El cáncer de piel se previene y se cura

    Signos que son para sospechar

    • Manchas planas rosadas o rojizas, ásperas al tacto y que se vuelven cada vez más rugosas o escamosas. Se ven especialmente en la cara, en el dorso de las manos, en el labio inferior y en las orejas.

    • Aparición de bultos en la piel que crecen de manera sostenida en el tiempo

    • Lastimaduras en la piel que no logran cicatrizar a pesar de un tratamiento correcto

    • Herida sangrante, costrosa, sin haber tenido un traumatismo previo

    • Un lunar que cambia de color, sus bordes se vuelven irregulares, es asimétrico y crece, generalmente más de 6 milímetros

    • Un lunar que pica o se inflama

    Medidas de protección

    Uso de medios físicos adecuados:

    • Prendas de vestir

    • Accesorios: sombreros, anteojos.

    • Sombrillas o gazebos para sol

    • Uso de protector solar de amplio espectro y con protección contra UVA y UVB cada dos horas

    • Explorar la piel periódicamente y consultar al dermatólogo al menos una vez al año

    • Consultar en forma inmediata ante la presencia de nuevas manchas o lunares

    * * *

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales