22 Oct. 2019 | 08:16
22 Oct. 2019 | 08:16
Listado

Autodidacta, noctámbulo y fan del bar: ¿Cuáles son los tipos de freelancer más populares?

  •   |  
  • Pese a las diversas características, todos tienen un factor en común: eligieron tener un mejor equilibrio entre su trabajo y su tiempo libre. Los detalles.

    Sigue en alza la modalidad remota.
    Sigue en alza la modalidad remota.

    CAPITAL FEDERAL (ANDigital) El número de personas que eligen trabajar de forma independiente está en pleno ascenso. Tan solo Freelancer.com, el mayor mercado de trabajo freelance y crowdsourcing del mundo, cuenta con más de 35 millones de usuarios registrados en todo el mundo, que trabajan para distintas partes del globo.

    El fenómeno se debe sin dudas a la alta conectividad que permite trabajar de forma remota, pero también a cambios de paradigma en las empresas y en las formas de atraer el talento, como así también la forma en que conciben el trabajo las nuevas generaciones.

    Los hábitos y preferencias definen el estilo de cada freelancer: la hora en la que se prefiere trabajar, si es mejor trabajar de corrido o intercalar otras actividades, si se elige trabajar en casa, mantener una “rutina corporativa” y trasladarse a un coworking o instalarse en un bar. Algunos de los tipos más comunes son:

    Por elección del momento para trabajar:

    - Los noctámbulos: prefieren el silencio de la noche para terminar con sus pendientes y empezar tareas nuevas. Los estimula creativamente la quietud de la ciudad a la madrugada, y ya que pueden elegir sus horarios, duermen cuando la ciudad está despierta.

    - Los madrugadores: hacen caso a las rutinas de los gurúes de Silicon Valley y a las 5 am ya están levantados. Prefieren “aprovechar el día” y cerca del mediodía ya resolvieron gran parte de su lista de pendientes.
    Por elección del lugar donde trabajar:

    - Los que eligen a los coworking: creen que estos son lugares de encuentro y networking muy útiles a la hora de tender nuevas redes. Les gusta la estética del espacio y sus facilidades y siempre se inspiran y generan nuevas ideas y relaciones allí mismo.

    - Los fans del bar: sin el soundtrack de ruido de bar no pueden trabajar. Les gusta la rutina de sentarse en su lugar favorito y que el mozo ya los conozca. Eso sí: eligen cuidadosamente el lugar por precio y una buena señal de wifi.

    - Los que prefieren el estudio hogareño: creen que lo mejor es dividir el espacio de ocio y el de trabajo, por eso armaron la oficina en casa. Un escritorio y una silla ergonómica bastan para respetar el horario y concentrarse, con el beneficio de cortar y no tener que viajar hasta casa para volver.

    Por combinación de tareas:

    - Los multitasking: combinan con facilidad distintos tipos de tareas. Versátiles, encuentran en distintas herramientas online los aliados indispensables para completar sus actividades y no caer en el burnout.

    - La mamá o papá freelancer: entre calls y mamaderas, combina ambos trabajos, y gracias a que puede organizar sus horarios nunca se pierde un acto escolar de sus hijos.

    Otros estilos:

    - Los autodidactas: fanáticos de los tutoriales y de los cursos online, no saber un lenguaje o un nuevo software no es un impedimento para que sumen un nuevo expertise.

    - Early-adopters. Son los primeros en incorporar nuevas tendencias y herramientas de productividad que serán tapa en el diario del lunes. ¿Slacker? Ya son profesionales utilizándolo. ¿Herramientas colaborativas nuevas? Se mueven como un oráculo. ¿Técnica pomodoro? Comenzaron a usarla casi con el auge de las redes sociales. Están convencidos de que hay un sub-mundo interesante en los foros y webs especializados y saben aprovechar esa información.

    -Los facilitadores. Los reyes del networking. Nunca salen sin su tarjeta personal y son grandes creadores de redes: su actividad favorita es dar en la tecla en la recomendación exacta.

    Son muchos los tipos de freelancers e incluso, puede haber combinaciones entre las categorías. Lo importante, más allá de cada uno de lo estilos, es elegir prácticas y hábitos con las cuales sentirse cómodos, para armar la propia rutina freelancer y comenzar a construir un gran portfolio. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales