18 Jan. 2020 | 03:16
18 Jan. 2020 | 03:16
Frente a Danone

Contra el maltrato animal, montaron un “Circo del Horror” en pleno centro porteño

  •   |  
  • La puesta en escena contó con una gallina inflable gigante siendo golpeada por un látigo; payasos tristes; malabaristas jugando con huevos ensangrentados y dos artistas en zancos con una pancarta alusiva.

    Llamativa protesta.
    Llamativa protesta.

    CAPITAL FEDERAL (ANDigital) Ante la sorpresa de transeúntes, activistas de la ONG Sinergia Animal realizaron este miércoles un acto pacífico en la Ciudad de Buenos Aires, denominado “Circo del Horror”, en rechazo al maltrato animal.

    La manifestación contó con una gallina inflable gigante siendo golpeada por un látigo; payasos tristes; malabaristas jugando con huevos ensangrentados y dos artistas en zancos con una pancarta que decía: “Danone: Terminá con este circo del horror”.

    Esta multinacional de alimentos es criticada “por no tener una política clara en Argentina para terminar con el uso de los controvertidos huevos de gallinas enjauladas en sus productos”.

    “Estamos aquí para pedir más compasión a Danone. Ya hace más de un año que les pedimos que su empresa Bagley se comprometa a dejar de usar huevos de gallinas que sufren confinadas durante toda su vida en jaulas diminutas. Pero desafortunadamente esto aún no ocurrió”, expresó Romina Viscarret, coordinadora de Sinergia Animal.

    En sociedad con Arcor, Danone es propietaria de Bagley, empresa productora de galletitas más grande de Sudamérica.

    “Imaginate pasar toda tu vida en una jaula tan superpoblada donde no pudieras caminar ni estirar tus brazos libremente. Es así cómo viven las 42 millones de gallinas en la industria del huevo en Argentina”, añadió la referente animalista, para luego dar cuenta que “estudios científicos prueban que las gallinas sufren de estrés, frustración y fracturas por la falta de desarrollo óseo”.

    Recientemente el músico y actor Nicolás Pauls fue la voz de un material investigativo de la ONG que expone cómo son muchas de las granjas de huevos argentinas: los animales están hacinados, en la mugre, sin poder realizar ninguno de sus hábitos de especie, sin poder estirar sus alas completamente y tampoco caminar.

    Además, estudios científicos confirman que las consecuencias son deformaciones óseas, osteoporosis, lesiones y pérdidas de plumas entre tantos otros problemas.

    “En pleno siglo XXI no podemos permitir que las empresas lucren con los animales de manera tan inhumana, y los consumidores están de nuestro lado”, sentenció Viscarret. (ANDigital)

    Videos

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales