23 Feb. 2020 | 17:07
23 Feb. 2020 | 17:07
Este sábado

Escrache al local palermitano de Etiqueta “Mierda”

  •   |  
  • Así rebautizaron a la marca de Federico Álvarez Castillo, protagonista de un bochornoso ataque al mundo animal en su mansión de Punta del Este. “Esto es en repudio a la falta de respeto a la vida que cometieron”, dijo ante ANDigital una de las manifestantes.

    CIUDAD DE BUENOS AIRES (ANDigital) En la tarde de este sábado, decenas de activistas autoconvocados se dieron cita en el Alto Palermo Shopping para realizar un escrache en el local de Etiqueta Negra.

    Es que el dueño de dicha marca, Federico Álvarez Castillo, protagonizó un escándalo que se hizo viral, con un cordero arrojado a la pileta de su mansión de Punta del Este.

    REPUDIÓ TOTAL A ETIQUETA NEGRA

    REPUDIO TOTAL A ETIQUETA NEGRA Jamás nos vamos a olvidar del dolor y sufrimiento que le causaron a este cerdito. El vértigo y miedo que sintió antes de impactar contra el agua y el piso de la pileta #REPUDIOTOTALETIQUETANEGRA #JUSTICIA #BASTADEVIOLENCIAESPECISTA

    Publicada por Fundación Amora: en Jueves, 16 de enero de 2020


    “Repudiamos a toda persona que crea tener poder sobre el cuerpo o la vida de un ser sintiente”, fue una de las consignas, en tanto que en otras pancartas podía leerse: “Dos grasas desclasados. Se puso un segundo apellido (el de la madre, como acción de marketing) pero es Federico Álvarez y Lara Bernasconi, tucumana. New rich”.

    “El empresario que tiró al animal. Eduardo ‘Pacha’ Cantón, amigo del dueño de Etiqueta Negra”, decía otro cartel, con la foto de este sujeto y luego se anexaba: “mató a una nena de 2 años y a su madre en 2012. Las mató cuando manejaba un yate. El que maltrata animales maltrata personas”.

    “Esta actividad es en repudio a la falta de respeto a la vida que cometieron. Somos unas 80 personas en la puerta del local, con carteles. Una actividad pacífica, para que sepan que la sociedad está en contra de este tipo de actitudes”, explicó ante ANDigital una de las activistas.

    Daniela Cianfrini, de Fundación Amora, dijo que la idea fue llevar “carteles con mensajes de concientización” pues “no importa si era cerdo o cordero, vivo o muerto. Respeto a la dignidad de ese ser”.

    Hubo un operativo policial muy grande desde antes que llegáramos, además de muchísimo personal de seguridad privada y custodios de civil. Esperaban una acción violenta, lo cual no hubiese sido coherente”. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales