31 May. 2020 | 16:31
31 May. 2020 | 16:31
Degradación ambiental

“En Argentina y cualquier parte del mundo el agua de fuentes naturales dejó de ser potable”

  •   |  
  • Así lo expresó Alejandro Sturniolo, directivo de ALADYR e IDA, en la antesala del estreno de “El precio de la verdad”, película protagonizada por Mark Ruffalo que habla sobre la invasión de las sustancias químicas “PFAS” en nuestras vidas. La necesidad de “compromiso para el tratamiento responsable de efluentes y mayor concientización”.

    Film dirigido por Todd Haynes.
    Film dirigido por Todd Haynes.

    CIUDAD DE BUENOS AIRES (ANDigital) Representantes de ALADYR, máxima autoridad en América Latina en materia de desalinización, reutilización y tratamiento de agua, a poco del Día Mundial del Agua (22 de marzo), realizaron declaraciones en el marco del estreno de la película “El precio de la verdad”, para concientizar acerca de la responsabilidad en relación al manejo del agua para bien de la humanidad.

    Alejandro Sturniolo, director de la Asociación Internacional de Desalación y Reúso del Agua (ALADYR) y vicepresidente de la Asociación Internacional de Desalinización (IDA) expresó que el contaminante en torno al cual gira el film, PFAS, es la sigla de las sustancias químicas perfluoroalquiladas o también los denominados “productos para siempre”.

    Se trata de 4 mil compuestos “de una elevada estabilidad química, de uso masivo en aplicaciones industriales y en objetos de nuestro consumo cotidiano como sartenes de teflón, envoltorios de comidas y productos de limpieza, entre tantos otros, que llegan a nuestro torrente sanguíneo a través del agua comprometiendo nuestra salud, como se ve en la película”, detalló.

    “Esta es la micro puntita del iceberg que dio Mark Ruffalo (actor protagonista de la película originalmente llamada “Dark Waters”, que se estrena en Argentina este jueves 12 de marzo). Cualquier agua dulce de fuente natural del mundo dejó de ser potable hace años, ya que nada impide que estas sustancias u otras de los millones de contaminantes emergentes no legislados como los PFAS o microplásticos se encuentren en concentraciones que aumentan día a día”, añadió el ingeniero.

    Por otro lado, sostuvo que “en los lugares donde hay más expectativa de vida, mayor será la cantidad que encontraremos de estas sustancias como productos farmacéuticos, hormonas, ansiolíticos, calmantes, etcétera”.

    “Entre los principales a los que mayor atención deberíamos prestar son las bacterias resistentes a los antibióticos que hoy matan a 700 mil personas al año y, según estima la OMS, para el 2050, serán la principal causa de muerte en el planeta, superando al cáncer”, alertó.

    Desde ALADYR promueven un desarrollo sostenible, responsabilidad empresarial en torno al tratamiento de sus efluentes, la protección de las fuentes de agua segura y el uso de fuentes no convencionales de agua.

    Sturniolo dijo al respecto que “la industria debe hacerse cargo de sus efluentes. Las plantas de tratamiento están desactualizadas. El reúso no es caro y el agua que genera no contiene estas sustancias. De hecho es más segura que el agua que consumimos hoy en día en gran parte del globo”.

    Por último, apuntó a la poca difusión de estos asuntos en Argentina: “falta información y educación en materia ambiental, el tema no tiene la ponderación mediática que debería”. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales