05 Jun. 2020 | 01:40
05 Jun. 2020 | 01:40
Salud primal

Alto nivel de cesáreas “sin necesidad médica”

  •   |  
  • Así se desprende de una encuesta cuyos resultados son dados a conocer en el marco del Seminario “El parto respetado: tejido propio, colectivo y composición”. El acuerdo con esta afirmación es mayor entre los segmentos más jóvenes. Dividida opinión en cuanto a la seguridad del método.

    ¿Tendencia en aumento?
    ¿Tendencia en aumento?

    CIUDAD DE BUENOS AIRES (ANDigital) En 2016 un grupo de profesionales que apoyan a la mujer durante el período primal en situación de embarazo y crianza, lideradas por Vicky Seguí y Mujer Íntegra, tuvieron la iniciativa de realizar la primera encuesta de opinión pública sobre la visión de la población acerca de la cesárea y el parto natural.

    Dicho período es crítico –breve e irrepetible- en la formación del ser humano. Comprende la vida fetal, el tiempo durante el que transcurre el nacimiento y el año siguiente al mismo. Esta rama de la medicina estudia la relación que existe entre el período primal y la salud y el comportamiento de las personas a lo largo de su vida.

    Los resultados de la encuesta fueron presentados en la Jornada por la Semana Mundial del Parto Respetado en la Academia Nacional de Medicina. En octubre de 2019 se replicó parte del estudio, buscando actualizar los resultados de aquella investigación, y se incluyeron algunos tópicos nuevos para seguir profundizando en la temática. Ambos estudios fueron financiados a través de crowdfunding, una muestra del vivo interés por la temática.

    Qué es un PARTO RESPETADO? Finalizando la #SMPR 2020, SORPRESA en medio de la pandemia... seguimos con el...

    Publicada por Licenciatura en Obstetricia - Facultad de Medicina, UBA en Jueves, 21 de mayo de 2020


    Los resultados de esta nueva ola son dados a conocer en el marco del Seminario “El parto respetado: tejido propio, colectivo y composición”, organizado por la Licenciatura en Obstetricia de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Buenos Aires

    Los pilares de confianza de las embarazadas

    Según los argentinos, las opiniones y el apoyo más importantes para la mujer durante el embarazo y el parto son aquellos provenientes de profesionales tradicionales: obstetra (señalado como muy o bastante importante por el 95 %), pediatra (94 %), y partera (90 %) encabezan la lista de las figuras de confianza en este tema particular. Le siguen los familiares cercanos: la madre, mencionada por el 88 % y la pareja, por el 85 por ciento.

    Expertas en lactancia y puericultoras son importantes para el 75 %, mientras que las opiniones y el apoyo de las amistades son de importancia en este tema para 57 % de los encuestados. La figura de la doula, por otra parte, se presenta como desconocida para 67 % de la población, sin embargo, quienes manifiestan conocerla, tienen mayor tendencia a considerar que su apoyo y opinión es importante (dos de cada tres que la conocen la consideran importante).

    Persiste la visión de que las cesáreas van en aumento

    Varios años después de que la OMS publicara su informe advirtiendo sobre la “epidemia de cesáreas” que tenía lugar a nivel mundial, entre la población argentina persiste una percepción mayoritaria de que las cesáreas en el país han aumentado en los últimos 10 años: un 56 % de los entrevistados así lo afirma.

    De igual manera resulta aún mayoritaria la expectativa de que esta tendencia siga en aumento, con 46 % de los argentinos que afirman que el número de cesáreas realizadas en nuestro país aumentará en los próximos 10 años. Se detecta, sin embargo, un ligero aumento entre las mediciones de 2016 y 2019 en la proporción de argentinos que creen que el número de cesáreas se mantuvo igual en los últimos 10 años (de 9 % en 2016 a 19 % en 2019) y que se va a mantener igual en los próximos 10 años (de 17 % en 2016 a 25 % en 2019).

    La Semana Mundial por un Parto Respetado se celebra internacionalmente desde el 2004 impulsada por la Asociación...

    Publicada por Mujer Íntegra S.A. en Martes, 19 de mayo de 2020


    Por otra parte, continúa existiendo un amplio acuerdo en que algunas de estas cesáreas son realizadas en nuestro país sin necesidad médica: 67 % de los argentinos así lo afirma, llegando a encontrarse mayores niveles de acuerdo entre mujeres que entre hombres (71 % versus 62 %) y entre nivel socioeconómico alto más que en el bajo (72 % vs 65 % respectivamente).

    Los jóvenes defienden más la elección

    Siete de cada diez argentinos apoyan la noción de que las mujeres tienen derecho a pedir una cesárea, más allá de las indicaciones médicas. El acuerdo con esta afirmación es mayor entre los segmentos más jóvenes: el 75 % de los jóvenes (de entre 16 y 29 años) concuerda en el derecho de la mujer a solicitar una cesárea, vs 62 % de los adultos mayores de 50 años.

    Se registra, por otra parte, un leve crecimiento del acuerdo general con esta afirmación entre las dos ondas del estudio, (67 % en 2016 vs 70 % en 2019) y especialmente entre los jóvenes (63 % de acuerdo entre los jóvenes de 16 a 29 años en 2016 y 75 % para el mismo segmento etario en 2019).

    Las cesáreas salvan vidas, pero también encierran riesgos

    Ocho de cada diez argentinos creen que las cesáreas salvan vidas, pero para un porcentaje importante se trata de un procedimiento riesgoso: 67 % considera que este procedimiento encierra riesgos tanto para la madre como para el bebé.

    Sin embargo, se observa que desde 2016 creció la proporción de argentinos que no consideran que existen tales riesgos (de 13 % en 2016 a 22 % en 2019). Por otro lado, el 42 % considera que para el bebé es lo mismo nacer por cesárea que por parto natural.

    Parto natural versus cesárea

    Al evaluar comparativamente los distintos tipos de nacimiento en varios aspectos, se percibe como principal beneficio del parto natural la idea de que este favorece, más que la cesárea, la recuperación de la madre (77 % está de acuerdo, alcanzando 83% entre las mujeres).

    A esto le sigue, mencionado por seis de cada diez, la noción de que la lactancia y la conexión de la madre con el bebé se ven beneficiadas por el parto natural más que por la cesárea. La salud general del bebé es otro aspecto favorecido por el parto natural para 55% de los encuestados (algo más entre hombres, alcanzando un 60%).

    Respecto a la salud del bebé se registra un 32 % de argentinos que cree que la cesárea y el parto natural son indistintos en este aspecto, y un 7 % opina que la cesárea es más favorable. Algo más dividida se encuentra la opinión respecto a la seguridad del método: si bien 51 % considera que el parto natural favorece un nacimiento sin riesgos más que la cesárea (56 % entre los hombres), un 17 % cree que la cesárea es mejor en este sentido y un 26 % considera que ninguno es mejor que otro en este aspecto.

    Por otra parte, el nivel de reconocimiento de estos beneficios disminuye en comparación con años anteriores, mostrando caídas muy significativas entre las mujeres y en especial en relación a la conexión madre-bebé (72 % de las mujeres creía en 2016 que el parto natural la favorecía, vs 58 % en 2019). En menor medida, también disminuye la percepción favorable de las mujeres sobre el parto natural en relación a la lactancia y a un nacimiento sin riesgos.

    Motivos de preferencia

    Casi la mitad de la población (47 %) indica que a la hora de elegir, las mujeres prefieren parto natural, una proporción algo mayor en mujeres que en hombres (51 % de mujeres vs 46 % hombres) y en nivel socioeconómico bajo (52 % vs 35 % NSE alto). De manera opuesta, tres de cada diez argentinos opinan que las mujeres prefieren la cesárea.

    En cuanto a las razones por las que suponen que se prefiere uno sobre otro, 29 % de quienes creen que se prefiere el parto natural alude como principal motivo a la naturalidad misma del acto, y en segundo lugar atribuyen esta preferencia a una más rápida recuperación (22 %).

    Por el lado de quienes afirman que las mujeres optarían por las cesáreas, creen que la principal razón para hacerlo sería por sufrir menos dolor (67 %).

    En ninguno de los casos la mención de los beneficios para el bebé es una razón de peso para optar por una modalidad u otra.

    Vicky Seguí, una de las impulsoras del proyecto, señala que “el desconocimiento de los beneficios y los riesgos que conllevan las diferentes formas de nacer, tanto para ella como para el bebé, nos llevan a naturalizar la cesárea cuando ésta debería ser un recurso extraordinario ante circunstancias especiales”.

    “En el Año Internacional de la Enfermería y la Partería según la OMS, donde la tarea interdisciplinaria es clave para acompañar a la mujer gestante, destacamos el valor de seguir investigando esta temática y conocer la opinión del público en general, para evaluar el nivel de información que se posee y cristalizar la necesidad de continuar concientizando y educando sobre la importancia y los beneficios del parto natural”, completa.

    Por su parte, Vanina Cavallini, fundadora de Mujer Íntegra, sostiene que “llegó el momento de conocer qué es la salud primal y de educar sobre ella en los ámbitos y sectores más diversos”.

    “Es momento de que, como individuos y como sociedad, conozcamos las implicancias a largo plazo de la forma de nacer. El período primal es crítico en la vida de un ser humano. Lo que ocurre en él deja huellas en su vida a nivel psicológico, cognitivo, biológico. Ya no podemos desconocer esto”, prosigue.

    Además, recalca que “es crucial no sólo estar informada/o sino también ejercitar el discernimiento ante la información que consumimos y lo que hacemos con ella. Para esto es indispensable transmitir información actualizada, de fácil acceso, para todas las edades, incluso en las escuelas. Y es fundamental tener una actitud activa y un criterio responsable al momento de decidir porque toda decisión tiene consecuencias en la vida de mamá, el bebé y la familia. La forma de nacer nos involucra como sociedad”. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales