18 Sep. 2020 | 05:15
18 Sep. 2020 | 05:15
Emergencia sanitaria y confinamiento social

Relevamiento de la UBA: Ocho de diez argentinos empeoraron su estado de ánimo por la cuarentena

  •   |  
  • El dato lo arroja una comparativa realizada entre dos sondeos realizados por la Facultad de Psicología a diez días del aislamiento obligatorio y el presente. Convivencia, intimidad sexual, tolerancia, hijos y educación escolar desde casa, otros de los ítems relevados.

    CAPITAL FEDERAL (ANDigital) Un informe realizado por la Universidad de Buenos Aires, denominado “Familia, pareja y crianza”, determinó que ocho de cada diez argentinos empeoraron su estado de ánimo y su ansiedad a tres meses del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) con motivo de la Emergencia Sanitaria por la pandemia de COVID-19.

    El estudio de la Facultad de Psicología de la UBA, compara el presente en relación al décimo día de la cuarentena.

    Al empeoramiento de los ánimos y las ansiedades, también se determinó que el hecho de “convivir con hijos no empeoró mucho más las ya pesadas situaciones de estados de ánimo y ansiedad previas”, pero sí incidió positivamente en los sentimientos de soledad.

    En tanto, por otra parte, las parejas en las que más empeoraron la sensación de intimidad, las discusiones y las demostraciones de afecto son las que no conviven, seguidas por las que tienen hijos y, por último, las que no tienen hijos.

    El relevamiento de la UBA se destaca entre tanta estadística sobre víctimas fatales y casos positivos de coronavirus, reportados por el Ministerio de Salud, poniendo el foco en las implicancias afectivas y emocionales de los confinados.

    En otro tramo, se puntualiza que casi todos los indicadores negativos aumentaron más para las parejas y familias que viven en departamentos, siendo menos para los que viven en casas.

    El porcentaje de encuestados para quienes la pandemia “empeoró un poco o mucho” su estado de ánimo pasó del 72,5 % (al 30 de marzo) al 80,3 % (14 de junio); siendo este efecto más frecuente entre las mujeres (83,6 %) que entre los hombres (74,6 %), y entre las personas con hijos (80.9 %) que sin ellos (77,4 %).

    En cuanto a las personas para las que la cuarentena representó un empeoramiento de su sensación de soledad, esto trepó del 37,5 al 46,7%, incidiendo más sobre las personas sin hijos (52,9 %) que en las que los tienen (45,5 %).

    Además, el estudio replicado por la agencia Télam, demuestra que “durante la cuarentena aumentaron todos los indicadores negativos de comunicación familiar”, como la honestidad, la tolerancia o la intromisión, y “disminuyeron todos los de cohesión en la familia”, como los sentimientos de ser escuchados en familia, la confianza o la capacidad del grupo para recuperarse de los problemas.

    El impacto negativo del aislamiento en las relaciones de pareja es mayor entre las no convivientes (50%), que en las convivientes solas (22,8%), o en las que conviven con sus hijos (30%), donde el efecto también es un poco mayor que en las anteriores.

    Los datos recogidos señalan una mayor frecuencia de discusiones y peleas, una disminución de las demostraciones de afecto y de los intercambios de “intimidad”, palabra que suele ser entendida en su vinculación con la sexualidad.

    En las parejas, la relación conflictiva se muestra también asociada a la situación habitacional de vivir en departamentos (34,5%), en relación a vivir en casas (27,5%).

    Y si a los primeros días de cuarentena un 65 por ciento creía que la escolaridad de los niños y adolescentes se vio perjudicada con el ASPO, al cabo de 80 días, ese porcentaje trepó al 84. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales