11 Aug. 2020 | 07:34
11 Aug. 2020 | 07:34
Obras en plena pandemia

AySA finalizó trabajos de retiro de gigantesca válvula en el barrio porteño de Palermo

  •   |  
  • La pieza se encontraba en las calles Charcas y Agüero, en CABA. Su anulación y posterior reemplazo implican delicadas maniobras. Una más moderna buscará mantener la prestación del servicio.

    El pesado y a la vez técnico trabajo realizado.
    El pesado y a la vez técnico trabajo realizado.

    CIUDAD DE BUENOS AIRES (ANDigital) AySA desarrolló un importante trabajo hidráulico en el que se retiró una centenaria válvula esclusa de 1100 mm de diámetro y otra de retención del mismo diámetro, para luego colocar un tramo de caño recto, en uno de los operativos “indispensables para garantizar un mejor control sobre la red de agua potable en nuestra concesión”, tal lo manifestado por la titular del organismo, Malena Galmarini.

    En el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio, el operativo fue ejecutado con celeridad y de ese modo se logró minimizar la afectación del servicio mientras duraron las tareas, al tiempo que se informó que, tras la finalización de los trabajos, el servicio de agua se irá restableciendo paulatinamente”.

    “Estos trabajos son muy importantes porque se trata de cañerías que superan el siglo de antigüedad y están ubicadas en lo que se conoce como 'Radio Antiguo', y tanto su reemplazo como su anulación implican delicadas maniobras llevadas a cabo por los sanitaristas, para garantizar un servicio esencial a la comunidad”, manifestó Galmarini.

    Este jueves por la mañana el personal de AySA llegó al lugar, realizó relevamientos y comenzó a trabajar con el objetivo de eliminar la antigua válvula, y así mejorar el control de la red de agua potable en los barrios de Almagro, Palermo y Recoleta, de la Ciudad de Buenos Aires.

    La funcionalidad de esta válvula –ya en desuso– será cumplida por otra más moderna, instalada en la intersección de la calle Ayacucho y la avenida Córdoba, con el objetivo de mantener la calidad del servicio.

    Si bien el operativo “visible” duró apenas un día, detrás hubo todo un trabajo previo de un mes de duración, que generalmente incluye tareas como fabricar las piezas de ingeniería, junto con el planeamiento necesario para llevar adelante las tareas mencionadas.

    Finalmente, AySA recordó que dispone de personal idóneo para realizar con eficacia estas tareas vitales para un mejor funcionamiento de las instalaciones frente a la situación de pandemia, gracias a su sistema de guardias operativas. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales