16 Jan. 2018 | 14:50
16 Jan. 2018 | 14:50
Sudoeste bonaerense

Desgarrador reclamo de la familia Margiotta pidiendo justicia

  •   |  
  • Con la presencia de familiares y amigos del menor violado y asesinado hace 15 años en Coronel Pringles, el reclamo fue un fuerte grito de los presentes el viernes pasado en el Centro Cívico. El acto, reavivado por la sentencia de la Cámara de Casación de la Provincia de declarar nula la absolución de los acusados por la muerte del niño, conmocionó nuevamente a esta comunidad.

    Solo dolor.
    Solo dolor.

    CORONEL PRINGLES-BUENOS AIRES (ANDigital) Mediante una convocatoria en las redes sociales, la familia de Federico Nicolás Margiotta (tenía 13 años cuando lo violaron y asesinaron), pidieron castigo y manifestaron su repudio hacia los que ellos aun consideran responsables de la salvaje muerte de su hijo (Jorge Fabrizio y Pedro Martínez), dos comerciantes de esta ciudad que fueron absueltos por un tribunal oral en la ciudad de Bahía Blanca en julio de 2007.

    En el fallo absolutorio, los jueces del Tribunal Criminal Nº 3 de la ciudad bahiense, manifestaron que las pruebas presentadas no fueron suficientes para acusar a los comerciantes del homicidio y violación del joven. Además dijeron que la investigación fue “irregular y desprolija”.

    Es necesario recordar que el Tribunal de Casación bonaerense resolvió luego de 10 años, anular el fallo por el que en 2007 los dos imputados por el crimen de Federico Nicolás Margiotta, ocurrido en Coronel Pringles, habían sido absueltos y ordenó que se realice un nuevo debate.

    Los dos imputados en este horrendo caso, según la resolución, deberán afrontar un nuevo proceso por la muerte del adolescente de 13 años, ocurrida en agosto de 2002.

    Eva Margiotta, progenitora del adolescente ultrajado, indicó que la convocatoria tenía como fin recordar el hecho a la comunidad y “para que la gente no se olvide, yo quiero saber la verdad y que los metan presos a los dos, porque ellos mataron a mi hijo”.

    Durante el acto realizado a las 19 horas del viernes en el Centro Cívico pringlense, leyó un escrito y recordó a su hijo asesinado. Sobre los hechos que fueron sucediendo en agosto de 2002 –fecha de la muerte del menor-, muy emocionada la madre dijo que “no tuvieron motivos para matarlo” y aseguró que “vamos a seguir hasta las últimas consecuencias, caiga quien caiga, les voy a sacar las caretas, no me importa quienes sean”.

    Quince años pasaron de enorme padecimiento para esa humilde familia, desde ese 18 de agosto de 2002, cuando el niño Margiotta salió de su casa a las 9 de la mañana y apareció 9 días después, arrojado a la vera de la ruta próxima a Pringles, sin vida.

    Con mucho pesar, Eva recordó que la autopsia de su hijo reveló que “tenía tres días de fallecido” y que fue “violado salvajemente por varias personas; significa que lo tuvieron con vida encerrado seis días”, remató.

    Ante la decisión de Casación de un nuevo juicio sobre esta causa, los abogados de los acusados llevaron a cabo el derecho de recusar la decisión a la Corte para que esta ratifique o rectifique el fallo.

    Según el abogado de la familia Margiotta, el penalista bahiense Héctor Bertoncello, la recusación a la corte “jurídicamente no corresponde, porque no hay sentencia definitiva; en consecuencia, de acuerdo a la doctrina, la tienen que declarar inadmisible”.

    Por último,el letrado manifestó que la idea que especulan en esa recusación, “es que se declare inadmisible, que el expediente venga acá (a los tribunales de Bahía Blanca) y después que el año que viene tengamos que hacer una audiencia”. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales