10 Dec. 2018 | 21:52
10 Dec. 2018 | 21:52
Se viene la tradicional Fiesta

El Vino de la Costa, historia y presente de Berisso

  •   |  
  • La cita con el producto emblemático local tendrá lugar el sábado 7 y el domingo 8 de julio. Como ya es habitual, las actividades se centrarán en el Gimnasio Municipal y se extenderán sobre el Parque Cívico, como así también a las instalaciones del Mercado de La Ribera.

    Vitis Labrusca, variedad Isabella,
    Vitis Labrusca, variedad Isabella,

    BERISSO-BUENOS AIRES (ANDigital) La Municipalidad de Berisso junto a la Cooperativa del Vino de la Costa y a la Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales de la Universidad Nacional de La Plata, avanzan en la organización de la XV edición de la Fiesta del Vino de La Costa, la que se transformó a lo largo de estos años en una actividad que convoca a miles de visitantes.

    Desde la Secretaría de Producción municipal puntualizaron que “se busca que nuevamente sea una fiesta amplia con distintos participantes, con actividades que se centrarán en el Gimnasio Municipal de calle 9 y 169 y que se extenderán sobre el Parque Cívico, como así también a las instalaciones del Mercado de La Ribera en las mismas inmediaciones”.

    Así, el Gimnasio Municipal estará a disposición de los viñateros, los productores y asociaciones que la componen, “en ese ámbito se desarrollará la muestra tradicional con cada uno de los puestos de productores, mientras que en una carpa aledaña se montará un Patio de Comidas con la participación de colectividades y otras entidades que se sumaron a la propuesta”.

    Sobre el Parque Cívico (ubicado en el Centro de la ciudad Avenida Montevideo y calle 11 y próximo al Gimnasio Municipal), se ofrecerán variados atractivos, como ser “puestos de artesanos y emprendedores locales y regionales, mientras que en el sector del Playón funcionará un Patio Cervecero, también con elaboradores locales y de la zona”.

    Por otra parte, el sábado se contará con una exposición de autos antiguos y el domingo con vehículos vinculados al Turismo de Carretera.

    Como es habitual, los organizadores preparan la realización del atractivo Concurso de Vinos, abarcando distintas variedades de uvas; la elección del Mejor Stand de Productores, la Feria de Saberes con muestras, talleres y charlas a cargo de la Facultad de Ciencias Forestales, como así también si las condiciones climáticas lo permiten, visitas a viñedos y paseos en lancha a la Isla Paulino.

    La Municipalidad de Berisso y la Cooperativa de la Costa desarrollan un trabajo conjunto durante todo el año y para la realización de esta Fiesta, se aporta desde la administración comunal la logística necesaria para el desarrollo de las actividades que incluyen entre otras acciones aspectos como seguridad, cobertura sanitaria, provisión de servicio eléctrico, controles bromatológicos, montado de escenarios, difusión y limpieza entre otros aspectos.

    Vale reseñar que el volumen de ventas estimado superó el año pasado los 12 millones de pesos. El tradicional Vino de la Costa en sus variantes, alcanzó una venta récord de 18 mil litros en los stands y mil litros en el patio de comidas.

    Historia del Vino de la Costa

    El Vino de la Costa guarda una rica historia propia. Durante el período de la inmigración masiva del que Berisso fue protagonista singular por su vida portuaria, en las tierras bajas de la isla Paulino y del Monte Costero muchos de los pioneros cultivaron sus quintas de verduras, hortalizas, frutales y vides, aprovechando la cercanía al mayor mercado consumidor del país.

    Entre las décadas del 40 y el 60 se llegaron a vender más de un millón de litros anuales. Su elaboración fue desde el inicio un proceso casero, sin productos químicos, hecho con corazón y trabajo, buscando seducir los paladares de los trabajadores de los frigoríficos, para acompañar sus horas de descanso.

    A pesar de aquella época de florecimiento y de su notable tradición local, el Vino de la Costa comenzó a ser amenazado por diversos factores que disminuyeron drásticamente su producción.

    La progresiva preponderancia de los vinos cuyanos, las crecidas extraordinarias del río de la Plata, la migración de los jóvenes hijos de los quinteros, jaquearon todo aquel esfuerzo de los pioneros y llevaron al Vino de la Costa, casi hasta su desaparición. Sobrevivió apenas para el consumo familiar y para la venta al menudeo, casi para los amigos.

    Tras largos años fuera del circuito comercial, el Vino de la Costa se vio como una oportunidad de recuperar esa tradición inmigrante, pero principalmente como una alternativa de trabajo, la Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales de la Universidad Nacional de La Plata, la gestión municipal y un grupo de productores se pusieron a trabajar para reflotar el sueño inmigrante de trabajo y progreso.

    Sin perder el concepto artesanal de la tradición productiva, los viñateros de Berisso volvieron a creer en el futuro de su producción de vides y ciruelos. En la actualidad, distribuidas en un pequeño número de fincas, la superficie total de cultivo que ocupa la vid americana alcanza a unas 25 hectáreas en el partido de Berisso, con tendencia a incrementarse. La producción de vino ha superado en los últimos años los 50.000 litros anuales.

    Otro fruto que cabe destacar de esta relación de la Cooperativa, la Universidad y la Municipalidad es que tras años de presentaciones de investigaciones, fundamentaciones y entrevistas el Vino de la Costa, fue reconocido en el año 2013, como Vino Regional por el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV). De acuerdo a las leyes Nº 14.878 y No 24.566, el organismo consideró a la bebida elaborada en la ciudad de Berisso con Vitis Labrusca, variedad Isabella, como “Vino Regional” y como un producto tradicional típico de la región, bajo la denominación de “Vino de la Costa”. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales