18 Dec. 2018 | 07:51
18 Dec. 2018 | 07:51
Inflación hambreadora

En Hurlingham venderán el pan a mitad de precio

  •   |  
  • “Pondremos a disposición de los vecinos el kilo a 30 pesos”, adelantó el intendente Juan Zabaleta. La medida se instrumentará con un subsidio a las panaderías, mediante una reducción de la tasa de seguridad e higiene.

    El acuerdo con los comerciantes.
    El acuerdo con los comerciantes.

    HURLINGHAM-BUENOS AIRES (ANDigital) El intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta, firmó un decreto mediante el cual se establece un subsidio al pan, para que los vecinos puedan acceder al esencial producto a mitad de precio.

    “Con el objetivo de proteger a la industria y el comercio panadero, que se encuentran en crisis por el aumento desmedido del precio de la materia prima; y además cuidar el bolsillo de los vecinos, firmamos un decreto municipal que regulará la actividad”, explicó el alcalde.

    En este sentido, indicó que “la inflación está haciendo trizas y golpeando a los más humildes. Por eso vamos a poner a disposición de los vecinos un tipo de pan a mitad de precio, es decir a 30 pesos el kilo”.

    “Y lo vamos a subsidiar con recursos municipales a través de la reducción de la tasa de seguridad e higiene que le cobramos a las panaderías”, precisó el alcalde en declaraciones a Radio 10.

    En tanto, indicó que “estamos coordinando con nuestros panaderos, que son más de 50, por un lado una norma que proteja el impacto de este desastre que está causando a la actividad, que desaliente la competencia desleal, que erradique la producción clandestina y promueva el compre local”.

    “Será con un certificado de procedencia evitando la venta de congelados en locales habilitados como panaderías. Esto es para proteger a los panaderos, cuidar a los vecinos y a Hurlingham”, exclamó.

    Por otra parte, el intendente exteriorizó su preocupación por el impacto que tiene la crisis en los sectores sociales más vulnerables. Al respecto, informó que en los últimos ocho meses se crearon en el distrito casi 30 merenderos para dar alimentación a las familias más pobres.

    “Hasta 2015 entregábamos netbooks en los colegios para que los chicos del secundario pudieran acceder a educación de primer nivel y hoy estamos entregando zapatillas, alrededor de 1500 a 1800 pares”, graficó.
    Y remató: “me gustaría pararme con el auto en la quinta de Olivos y llevarla a (Christine) Lagarde a un merendero, porque no hay FMI bueno. Atrás de esto solo hay números y todos los días están dejando a gente afuera del sistema”. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales