17 Oct. 2019 | 22:09
17 Oct. 2019 | 22:09
En plena investigación

Desplazan a empleada de la Municipalidad de Villarino acusada de pedir coimas a un proveedor

  •   |  
  • La maniobra fue reconocida por el propio Gobierno de Carlos Bevilacqua. Se trata de Marcela Torrilla, quien pasó a integrar la planta permanente con la actual gestión y habría solicitado dinero a cambio de brindar información sensible sobre licitaciones de obras en el distrito. Es esposa del secretario de Deportes comunal, quien permanece en el cargo.

    La sede del Ejecutivo local.
    La sede del Ejecutivo local.

    VILLARINO-BUENOS AIRES (ANDigital) Fuertes sospechas de corrupción salpican de lleno a la gestión de Carlos Bevilacqua en Villarino. Es que por estas horas la habitual calma del distrito del sudoeste bonaerense se vio sacudida por un supuesto pedido de coimas que involucra al área de Obras Públicas del Ejecutivo local.

    La acusada es la empleada Marcela Torrilla, esposa del secretario de Deportes, Fabricio Davicino, quien –por el momento– no fue alcanzado por el barro.

    Según trascendió, la mujer en cuestión habría solicitado prebendas a un proveedor municipal, a cambio de facilitar información sobre licitaciones de obras.

    Así las cosas, Torrilla –designada planta permanente durante la actual gestión, e integrante del área de Obras Públicas comandada por Valeria Miguel– ya fue apartada del cargo y denunciada penalmente para que se investigue el posible delito de cohecho.

    Para más detalles, la denuncia por “cohecho activo” tramita en la causa 5.481/19, con intervención de la Fiscalía Nº 12 de Bahía Blanca.

    Pese a que el hermetismo es lo que reina en el Palacio Municipal, se supo entre pasillos que además del sumario administrativo, se están tomando declaraciones y elementos probatorios.

    Una de las pocas voces que habló al respecto fue Gonzalo Silva, secretario de Gobierno, quien confirmó que la empleada solicitaba pagos para revelar información sensible sobre obras, al tiempo que sostuvo que “el procedimiento interno se puso en marcha ni bien la secretaria de Obras Públicas tuvo conocimiento del caso en forma verbal. Y de inmediato se hizo la denuncia penal”.

    La intención es saber a ciencia cierta si existió el pedido de coimas y, de ser así, cuál era el modus operandi. También conocer si hay más empleados o proveedores involucrados, y observar la cadena de responsabilidades por lo acontecido, que incluso podría llegar hasta lo más alto del Poder Ejecutivo local. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales