13 Nov. 2019 | 17:58
13 Nov. 2019 | 17:58
Sin empachos

Tras ser reelecto, el intendente de Villarino despide municipales que militaron en otros partidos

  •   |  
  • El caso más emblemático es el del inspector de Tránsito que había denunciado supuestos hechos de corrupción en el área. “No es intención del Ejecutivo premiar a los honestos”, deslizaron desde la oposición. También hablan de “revanchismo”.

    Carlos Bevilacqua.
    Carlos Bevilacqua.

    VILLARINO-BUENOS AIRES (ANDigital) Tras ser reelecto por amplio margen en Villarino, el intendente vecinalista Carlos Bevilacqua no demoró en realizar su propia “purga”, ya que en una semana despidió a una decena de trabajadores municipales.

    Estos numerarios tienen el común denominador de haber militado en otros partidos políticos durante la campaña electoral.

    El caso paradigmático de las cesantías es la de un agente de Tránsito que había puesto al descubierto un supuesto caso de corrupción. Además, renunció la directora del área, Graciela Magallanes, cuñada del inspector que denunció los hechos.

    Tras dar cuenta que “no es intención del Ejecutivo premiar a los honestos”, desde el bloque de concejales del PJ local advirtieron que “las notificaciones no han cumplido con los plazos legales básicos y no hubo por parte del Gobierno explicación razonable alguna”.

    “Con un país que pierde día a día fuentes laborales, donde nuestro distrito no está exento vemos con preocupación se tomen este tipo de medidas, lejos de todo tipo de sensibilidad social, perjudicando a una familia en sus ingresos mensuales”, añadieron los ediles.

    Asimismo, consignaron que “no se puede vislumbrar en esta decisión una cuestión vinculada a lo presupuestario o económico municipal, habida cuenta el continuo ingreso de personal a la comuna en los últimos meses bajo distintas formas de contratación”.

    Según lo establece el artículo 4 de la reciente Ley N°14656 “Estatuto para el personal de las Municipalidades”, todo nombramiento “es provisional hasta tanto el trabajador adquiera estabilidad. Este derecho se adquiere a los doce meses, de no mediar previamente oposición fundada y debidamente notificada por autoridad competente”.

    Sobre este puntos, los concejales opositores recalcaron que “todo el personal al que no se le renovó contrato tenía más de doce meses cumpliendo funciones en nuestro municipio, en algún caso mucho más tiempo. Atravesar nuevamente esta situación genera en el empleado municipal muchísimo hermetismo, temor y miedo. Y lamentablemente no podemos despegar estas actitudes de cierto tinte político y revanchismo con prácticas políticas a desterrar en el ámbito distrital”.

    “Es indispensable para el desarrollo equilibrado de las sociedades el respeto de las normas mínimas de convivencia, específicamente en respetar en lo concerniente al derecho de los trabajadores, y entre los derechos humanos básicos debemos respetar la libertad de manifestar sus ideas y de poder participar de las organizaciones políticas a las que adhieran”, concluyeron.

    Es en este marco que el bloque presentó un proyecto de comunicación en el que manifiestan su “enérgico repudio a los posibles despidos y desvinculaciones de cualquier índole en el ámbito del Municipio de Villarino en casos sin justificación fundada”.

    Y solicitaron al Departamento Ejecutivo “que reincorpore a sus tareas al personal municipal notificado de la baja en el mes de octubre sin causa alguna”. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales