29 May. 2020 | 23:37
29 May. 2020 | 23:37
Escapadas

En las sierras, tren y vino para el pueblo argentino

  •   |  
  • La comuna de Tornquist apuntala una propuesta turística que ya dejó de estar a la sombra de otros destinos con más “chapa”. Cinco localidades con diferentes idiosincrasias y opciones, siempre en contacto con la naturaleza.

    TORNQUIST-BUENOS AIRES (ANDigital) En el sudoeste bonaerense, la Comarca Sierras de la Ventana está surcada por cerros, bosques, valles, vertientes, cuevas, arroyos y pinturas rupestres. Pese a este potencial, la cercanía con algunos destinos de larga tradición turística o bien el segundo plano obligado por el marketing de estos, no se le permitía jugar en las grandes ligas.

    Con mucho por crecer aún, ahora sí el distrito de Tornquist apuesta a la consolidación definitiva del turismo como su principal actividad económica.

    Tornquist; Villa Serrana La Gruta/San Andrés de la Sierra; Villa Ventana; Sierra de la Ventana y Saldungaray son las localidades, cada una con su impronta y todas y cada una de ellas con numerosos atractivos para ofrecer al visitante.

    Estás pensando dónde pasar las #Fiestas ? ?? ? Las #Vacaciones ? ??????? Vení a las #sierras No te vas a...

    Publicada por Secretaría de Turismo Tornquist en Martes, 3 de diciembre de 2019


    El director de Turismo, Martín Olhaberry, detalló que “Tornquist es la cabecera de partido, con una vida vinculada a la agroindustria y una fábrica papelera como principal actividad. Es la sede administrativa, con sus calles de asfalto y una ordenada vida de ciudad”, en tanto que “unida por Ruta 76, en la otra punta, tenemos a Saldungaray, a unos 60 kilómetros”.

    “Esta localidad suburbana está vinculada al campo, la mayoría de la población tiene que ver con lo agrario, particularmente con la actividad ganadera. El arquitecto e ingeniero civil Francisco Salamone dejó huella con sus obras, realizadas en ese momento en el medio de la nada, como la ‘ruleta’ que constituye el portal del Cementerio o el Matadero”, añadió el funcionario en diálogo con ANDigital, al tiempo que también mencionó la importancia del “tradicionalismo folklórico”, cuyo epicentro se da en el histórico Fortín Pavón, sede de todas las actividades telúricas.

    Y prosigue: “a 10 kilómetros tenemos Sierra de la Ventana, lo más conocido, aunque la sierra propiamente dicha está dentro del Parque Provincial, al igual que el Cerro Tres Picos (el más alto de la Provincia). Todo el desarrollo comercial tuvo avances por el tren. Es nuestra segunda cabecera, la niña bonita”.

    “Todos los servicios están vinculados al turismo, lo cual motorizó una transformación en estos últimos 10 años, con nuevos visitantes y muchos que se radicaron aquí y le dieron este perfil mediante el cual venimos creciendo sostenidamente”, analizó Olhaberry, para luego mencionar que “a 18 kilómetros está Villa Ventana, la perla de la provincia de Buenos Aires, un corazón que limita dos ríos y el fondo de la sierra, lo más parecido a la Patagonia, a Villa La Angostura puntualmente, pero otro clima, proclive a disfrutar todo el año”.

    En torno a la venidera temporada estival, y la lógica demanda de “chapuzones”, el director sostuvo que “nuestros espejos de agua bajan durante el verano por la evaporación, eso hace que no tengamos lugares de agua, pero estamos a 125 kilómetros de Monte Hermoso. En verano, ellos ocupan al máximo su capacidad, por lo que logramos que se alojen en la comarca, disfruten la playa y vuelven aquí por otras actividades”.

    Y el último desarrollo es San Andrés de la Sierra -ruta mediante- frente a La Gruta. “Una de las mejores vistas al corredor de las sierras. Mucha gente de paseo ve el lugar y se enamora, lo que llevó a que hoy haya un alto nivel de construcción y venta de lotes”.

    En suma, todas las alternativas. Desde el volumen de una ciudad, a lo agreste. Con un crecimiento demográfico exponencial en la última década, hoy por hoy orillan los 25 mil habitantes en toda la comuna y los cálculos entusiastas avizoran que “para 2030, tendríamos que pasaron los 50 mil”.

    Sentimiento ferroviario

    Pese a que el tren de pasajeros dejó de circular hace menos de dos años por Sierra de la Ventana (aún lo hace por Tornquist), el lugar se conserva como si nada hubiese pasado. Allí, el último jefe de estación, Marcelo Fabián García, es un baluarte y se encarga que este sitio brille como lo hacía en sus épocas de esplendor.

    En igual sintonía, el restaurante “La Estación” se destaca en Villa Ventana. Un emprendimiento familiar de Horacio Schiena (bahiense, nieto de ferroviario), montado sobre dos vagones de Ferrocariles del Sud y una poderosa carga emotiva que marida muy bien con los sabores regionales.

    Mientras tanto, la Asociación Amigos de la Trochita Sierra de la Ventana brega para la definitiva transferencia de los terrenos a la comunidad y así plasmar el circuito turístico que tienen ya proyectado.

    La intención de máxima es reconstruir la traza y hacer circular un tren de trocha angosta por este, “un recorrido único en el mundo”, de 18,6 kilómetros (Sierra de la Ventana-Club Hotel de la Ventana).

    Este último establecimiento funcionó desde 1911 hasta 1914 y albergó al primer casino de Latinoamérica, recibiendo la visita de los más altos funcionarios de la época. Fue un símbolo del esplendor y lujo. Hoy por hoy, las visitas a las ruinas del Club Hotel y su entorno son otra de las opciones valoradas por los turistas.

    Además, la secretaria de Turismo, Susana Santos, está abocada a recrear esa época con la construcción de parcelas temáticas con maquetas, reproducciones y gigantografías, inspirada en el Park Guell de Barcelona.

    “La idea es aprovechar las 117 hectáreas del predio y darles vida, no sólo aprovechar el patrimonio histórico-cultural, sino que hay que apropiarse de ese espacio con actividades”, resumió en torno a “Experimento Ventania”, iniciativa que cuenta con el aval de Ciencia y Tecnología de Nación y ganó como proyecto innovador para recibir financiamiento del BID.

    Pura cepa bonaerense

    Bodega Saldungaray es una joven empresa que nació con el objetivo de lograr un vino diferente en un terruño viticultor inédito de la Argentina, encontrando igual calidad que en los terruños tradicionales de la actividad.

    A principios de este siglo, un paseo por la región despertó la inquietud del matrimonio (vaya paradoja) apellidado Parra, ambos ingenieros agrónomos, especialistas en cultivos intensivos.

    La conjunción de algunos factores del microclima serrano del sistema de Ventania, con otras regiones viticultoras del mundo, como Italia, Francia o Sudáfrica, llevaron a pensar que este lugar ofrecería condiciones de aptitud para lograr nuevos vinos argentinos.

    Hoy son sus hijos quienes, con el proyecto consolidado, llevan adelante la empresa. La producción se da en suelo franco arenoso, rodeado por los antiguos cordones serranos Ventania y Pillahuinco.

    Allí cultivan ocho variedades de vid (Malbec – Merlot – Cabernet Sauvignon – Cabernet Franc – Pinot Noir - Tempranillo - Chardonnay – Sauvignon Blanc) seleccionadas de acuerdo al clima de este lugar, que se caracteriza por ser muy fresco, con enorme amplitud termina, bajo porcentaje de humedad y precipitaciones anuales.

    Se han logrado vinos jóvenes de calidad premium, y desde la cosecha 2010, el primer vino espumante, champenoise, de la provincia de Buenos Aires, con notas sumamente elegantes y particulares.

    Actualmente, con una viña próxima a alcanzar la adultez, se inician las primeras elaboraciones para la “reserva”, encontrando la identidad de los vinos serranos de Buenos Aires.

    Más allá de lo meramente productivo, este emprendimiento familiar apuesta al enoturismo, con recorridas por las plantaciones, bar-restaurante, catas dirigidas, talleres y degustaciones. En tanto, Bodega Saldungaray tiene todo listo para la apertura de su propia fábrica de chacinados.

    Además, ofrece dulces y productos para la “vinoterapia”, en dos líneas: corporal y capilar.

    Cómo llegar a Sierra de la Ventana

    ---) En automóvil desde Buenos Aires

    Tomar la Autopista 25 de Mayo, hasta la autopista Ricchieri.

    Luego avanzar hacia el sur por la Ricchieri, hasta la salida hacia la Autopista Ezeiza– Cañuelas.

    Continuar el recorrido hasta la rotonda y tomar la Ruta nacional N° 3, hacia San Miguel del Monte.

    Continuar por esta ruta hasta Azul, donde se deberá tomar la Ruta nacional N° 226 (autopista Azul – Olavarría).

    Al terminar la Autopista, se deberá continuar por la Ruta provincial N° 76 hasta el cruce de ingreso a Sierra de la Ventana, tomando la Ruta provincial N° 72, se llegará al centro de Sierra.

    Para llegar a Villa Ventana, se debe continuar por la Ruta Provincial N° 76, sin tomar el cruce que lleva a Sierra.

    Distancias entre las localidades de la Comarca

    De Saldungaray a Tornquist: 55 kilómetros.

    De Sierra de la Ventana a Tornquist: 45 kilómetros.

    De Villa Ventana a Sierra de la Ventana: 17 kilómetros.

    De Sierra de la Ventana a Saldungaray: 8 kilómetros.

    * * *

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales