10 Aug. 2020 | 07:52
10 Aug. 2020 | 07:52
Bochornoso

Escándalo en Olavarría: El oficialismo se levantó y abandonó sesión por Rendición de Cuentas

  •   |  
  • Iba a tratarse este jueves, luego de conocerse el rojo de más de $ 350 millones que se desprendió del balance prepandemia, del año pasado. Con acusaciones de “atropello”, el oficialismo abandonó el recinto.

    Bruno Cenizo, el incontinente presidente del Concejo Deliberante olavarriense.
    Bruno Cenizo, el incontinente presidente del Concejo Deliberante olavarriense.

    OLAVARRÍA-BUENOS AIRES (ANDigital) El escándalo envolvió a la sesión que finalmente no pudo concretarse este jueves en Olavarría, en la que se trataría la Rendición de Cuentas 2019, luego de que se conociera que la gestión de Ezequiel Galli había alcanzado un rojo de más de $ 350 millones, y todo ello previo al inicio de la pandemia por coronavirus.

    Es que el oficialismo, al verse en inferioridad y con una más que segura derrota, decidió levantarse de sus bancas y abandonar el recinto, entre quienes estaba incluido el presidente del Concejo Deliberante, Bruno Cenizo.

    ¿El motivo? Esgrimieron un “atropello” porque la oposición a nivel local, el Frente de Todos, no avaló el reingreso de Laura Sequeira –actual directora de Relaciones con la Comunidad de la Municipalidad local–, para asumir su banca en reemplazo de Martín Lastape, quien había solicitado licencia, bajo la premisa de la paridad de genero en las bancas.

    Sin embargo, instantes antes se había concretado la reasunción de Juan Mujica –subsecretario de Administración de la Municipalidad–, en lugar de Guillermo Lascano, referente radical que había adelantado que no acompañaría el proyecto.

    Es decir, el oficialismo buscaba por cualquier medio sumar voluntades y, como no lo logró, y ante la eventual derrota, se levantó, dedo acusador mediante, no sin que antes todo termine en escándalo mayúsculo.

    Incluso en la previa hubo una compleja situación con otra edil oficialista, Celeste Arouxet, quien había manifestado públicamente su rechazo a la Rendición de Cuentas: la concejal dijo que fue presionada por el secretario de Gobierno, Hilario Galli, y el propio intendente, justamente luego de hacer pública su postura.

    “Nos solidarizamos con ella y repudiamos la manifiesta violencia ejercida sobre su persona”, recalcaron los opositores, quienes destacaron que las mujeres “se atrevan a plantear ideas y a construir desde las disidencias”.

    Con todo lo antedicho, más el voto negativo de Victoria De Bellis, de Cuidemos Olavarría, el oficialismo pasaba a ser minoría en el recinto y el rechazo de la Rendición de Cuentas era más que probable, entonces surgió la idea del “atropello”, los ediles se levantaron, abandonaron el recinto y la sesión quedó trunca.

    Al respecto, el presidente del interbloque del Frente de Todos, Guillermo Santellán, dijo que “lo más insólito, y que reviste carácter histórico en el Concejo Deliberante de Olavarría, es que por primera vez se retire quien convocó a la sesión”, y concluyó: “Es algo inaudito”. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales