25 Sep. 2020 | 17:12
25 Sep. 2020 | 17:12
Enojo fenomenal

Bronca en Villarino: Ordenanza obliga a fumigar y la única empresa del rubro se vincula al municipio

  •   |  
  • Este sábado hubo un multitudinario bocinazo en las localidades del partido. El director de Ambiente, bajo la lupa. “¿Para qué pagamos la tasa de seguridad e higiene?”, se preguntan. Pase y vea la respuesta.

    Fachada de la Municipalidad de Villarino.
    Fachada de la Municipalidad de Villarino.

    VILLARINO-BUENOS AIRES (ANDigital) Una fuerte polémica se desató en Villarino luego de la promulgación de una ordenanza municipal para el control de plagas y vectores en todos los locales comerciales de ese partido del sur de la provincia de Buenos Aires, y este sábado por la noche la gente se autoconvocó y salió en sus vehículos a realizar un tremendo bocinazo.

    Interminables caravanas de vehículos se observaron en las localidades del municipio, como Pedro Luro, Mayor Buratovich y Médanos, y todos con el mismo reclamo: “¿Por qué nos obligan a pagar fumigaciones periódicas cuando mes a mes pagamos la Tasa de Seguridad e Higiene municipal?”, fue la recurrente pregunta de los vecinos.

    Es que la normativa exige a los comerciantes a contratar a una empresa para fumigar con cierta periodicidad, la que varía según el rubro de cada local, pero que es cada unos 30 días en promedio.

    La ordenanza fue aprobada en el Concejo Deliberante gracias a los 9 votos de Acción por Villarino, el espacio del intendente Carlos Bevilacqua, mientras que la oposición se opuso en conjunto, ya que el Frente de Todos y Juntos por el Cambio unieron voluntades, pero alcanzaron 7 votos.

    El mayor inconveniente involucra una maniobra que la mayoría juzga, cuanto menos, como poco clara, ya que el padre del subsecretario de Gobierno, Martín Rvanessi –de quien depende la Agencia de Energías Renovables y Medio Ambiente–, es propietario de la única empresa de fumigación del municipio, con lo cual hay un claro conflicto de intereses.

    Como corolario está el complejo contexto que se vive en todo el país producto del aislamiento social, preventivo y obligatorio impuesto para mitigar los efectos de la pandemia de coronavirus, que implica restricciones a la circulación y selecta habilitación de actividades, lo que redunda en menores recaudaciones.

    Si bien el distrito transita la Fase 5 del ASPO, y de acuerdo a los últimos datos contabiliza 14 casos, de los cuales 13 se recuperaron y sólo 1 se mantiene activo, aunque unas 80 personas se mantienen en aislamiento, en los municipios vecinos se observa un crecimiento de casos y la aparición de importantes brotes, algo que puede llegar tranquilamente a Villarino en los próximos días y que implicaría aún mayores restricciones. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales