14 Nov. 2019 | 08:33
14 Nov. 2019 | 08:33
Bitácoras bonaerenses

Polémicas, pujas y distintas encuestas en el sendero hacia el 2015

  •   |  
  • Scioli y Massa suman capítulos en la novela de disputa de cara a las presidenciales. Surgió la batalla de encuestas, donde cada uno se muestra ganador por sobre el otro. Desde su lugar, FAUnen también bebe de esos números y se ilusiona con lograr confluir en un sólo candidato un porcentaje que les permita liderar la intención de voto. Contención desde la Gobernación a los alcaldes. 

     

    Por Juan Alfaro (ALFA) (*)
    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. - @alfajuan
    Especial para ANDigital

     

    La seguridad sigue marcando la agenda en el territorio bonaerense, hace eco, retumba y todos los actores políticos que miran hacia el 2015 se enfrascan en un duelo por ver quien muestra las mejores cartas que apunten a resolver esta problemática. La semana corta no impidió que la escena política agite sus cimientos.

    Mario Ishii, exintendente de José C. Paz, viejo caudillo bonaerense, otrora “caza traidores”, de estrecha relación con Néstor Kirchner y Cristina Fernández, sacudió los cimientos del tablero político bonaerense, cuando después de un masivo acto en el Luna Park, anunció que quiere convocar a una consulta popular con el polémico tema de la vuelta del servicio militar obligatorio para “los jóvenes que no trabajan, ni estudian y se levantan a las dos de la tarde”.

    Casi todo el espectro político nacional y bonaerense -en distintas formas- salió a distanciarse de esa iniciativa. Incluso el propio Mauricio Macri se manifestó en contra de la movida de Ishii. Lo curioso, dato para nada menor, es que el ministro de Seguridad bonaerense, Alejandro Granados, sí se postuló en favor de un plebiscito sobre este tema.

    Las desatinadas declaraciones del intendente de Ezeiza en uso de licencia, no fueron recibidas con agrado en las altas esferas de calle 6. El propio Daniel Scioli y sus principales alfiles legislativos habían salido a rechazar esa posibilidad. Desde otro lado, para muchos observadores, las declaraciones del “Sheriff” Granados forman parte del discurso y pensamiento que los viejos caciques del Conurbano bonaerense tienen en sus mentes. Diferencias metodológicas cargadas de polémicas.

    Sin dudas, en soledad, Ishii marca una agenda político-mediático que repercute en todos los actores. El peso de las palabras del paceño, al menos en la retórica, obliga a los competidores de la carrera del 2015 ha tener que opinar sobre sus iniciativas.

    En el escenario principal, mientras tanto, Daniel Scioli y Sergio Massa siguen midiendo fuerzas en la puja que llevan adelante por la obtención del Sillón de Rivadavia. En una campaña informal cada vez más colorida, esta semana el sciolismo y massismo protagonizaron una batalla de encuestas con distintos resultados.

    Contrario al discurso de “no hablar de candidaturas” que ambos actores políticos esbozan ante los medios periodísticos, sus equipos -a más de 15 meses de las PASO- cruzan sondeos que los posicionan en el primer y segundo lugar de la carrera, aunque en distinto orden y según la consultora que haya hecho el estudio. Cuestiones de afinidades y encargos de trabajo.

    El sciolismo arrancó la batalla cuando filtró un estudio de la consultora Aresco, de Julio Aurelio, que contenía un dato novedoso: Scioli dejaba de correr desde atrás del tigrense y se ubica un punto por encima de Massa en las preferencias presidenciales. Según ese estudio, el Gobernador bonaerense obtienen el 20.9% mientras que el diputado nacional alcanza el 19.8%.

    El contraataque del massismo se produjo horas después. En el estudio de la firma Hugo Haime, sostienen que Massa gana en un “escenario largo” con el 24.5% de los votos, mientras Scioli lo ve de lejos con un 16.7%. Otro dato novedoso es que, ambos estudios, ubican a Mauricio Macri tercero y cuarto a Hermes Binner.

    En esta beligerancia, también irrumpió la alianza FAUnen como el nuevo actor del reparto. Aunque preso de sus internas y sus distintas miradas en cuanto a la táctica política, no dudaron en sumergirse en el cruce de encuestas. Ilusionados, se plegaron a los números difundidos por sciolistas y massistas y enarbolaron un panorama promisorio para sus expectativas.

    El estudio de Julio Aurelio sostiene que las hipotéticas candidaturas presidenciales de Julio César Cleto Cobos, Hermes Binner y Elisa Carrió (no menciona la de Ernesto Sanz) sumadas acapararían el 23.2% de los votos, por encima del 20.9% de Scioli y del 19.8% de Massa. Los números apuntan que la sumatoria del 9.7% de Julio Cobos, el 6.8% de Hermes Binner y el 6.7% de Elisa Carrió dan ese resultado. El dato jugoso que a muchos dirigentes de FAUnen les brilla en los ojos es que sobre este resultado no se tiene en cuenta el posible aporte de Mauricio Macri y el PRO, con el cual la suma aritmética alcanzaría el 37.5% de los votos. La opción amarrilla de la polémica interna.

    Pero la sumatoria de nombres no es siempre el resultado que se obtienen en cuanto a la decisión de la genta a la hora de inclinarse por un espacio político. Parte de la muestra de Aurelio, expresa que ante la pregunta acerca de cuál es la interna en la que participarían los consultados, la opción de FAUnen alcanzó un 22%, por encima de la opción Frente Renovador, pero por debajo de la del Frente para la Victoria, que araña el 30%. 

    Cabe detallar que sobre esta lógica, dentro del FpV en este momento también hay varios candidatos que suman en puntos al candidato que gane la interna de ese espacio. Además de Scioli, Sergio Urribarri, Florencio Randazzo y Julián Domínguez son algunos de los nombres que ya anunciaron que competirán en las PASO contra el exmotonauta. El espacio filoradical también tiene una lista de nombres, situación que dentro del Frente Renovador no existe ya que el único presidenciable es Massa. 

    Vale destacar que las encuestas que difundieron desde los búnkeres de Tigre en voz de Raúl Aragón también muestra que los posibles votantes de Julio Cobos y de Hermes Binner superan el 21% de intención de voto, muy cerca del 24.77% que se atribuye a Massa y por encima del 18% de Scioli. Fin de la batalla de encuestas.

    La arena política sigue desatando movimientos tácticos entre Scioli y Massa en la disputa que hay sobre la convocatoria a las tropas de los intendentes bonaerenses. Esta semana que pasó, desde calle 6 hicieron un movimiento sobre el tablero que -por ahora- sucumba las versiones de que alcaldes de la 2da Sección Electoral estaban sobre la frontera a punto de fugarse hacia territorio massista. 

    Desde hace semanas, desde la Gobernación activaron un operativo contención -comandado por la ministra de Gobierno, Cristina Álvarez  Rodríguez-  para los intendentes de la Segunda Sección que están siendo tentados por el massismo. El lunes, la funcionaria bonaerense mantuvo un cónclave con los jefes comunales de este territorio enrolados en el Frente para la Victoria, incluso con los que recaen versiones sobre su salto al massismo.

    Según fuentes de calle 6, la reunión con los alcaldes se focalizó en temas de seguridad y justicia, como agenda central. El dato, es que hubo un momento para hablar sobre la fuga del intendente de Arrecifes, Daniel Bolinaga al Frente Renovador. Sin embargo, desde la Gobernación sostienen que se trazaron algunos lineamientos para la campaña “Scioli 2015” y el trabajo de esa Sección en ese sentido.

    Las sospechas de saltos al Frente Renovador se dieron sobre todo en la figura del intendente de San Nicolás, Ismael Passaglia. Más allá de la reunión con la ministra de Gobierno, desde la presidencia del bloque del FpV en la Cámara de Diputados, Fernando “Chino” Navarro salió a contar una charla que tuvo con el alcalde mencionado en donde le habría asegurado que no se va del oficialismo.

    “Me lo planteó el mismo Ismael Passaglia, diciéndome: ‘Hay operaciones de los medios, de esos que me quieren desprestigiar. Yo bajo ningún aspecto me voy a ir del Frente para la Victoria, estoy muy cómodo’”, fueron las palabras de Passaglia, según narró el “Chino” Navarro. Además, el legislador bonaerense contó que el Jefe Comunal se comprometió a trabajar para la candidatura de Scioli 2015. 

    Pero no todas fueron buenas noticias en la narración que el “Chino” Navarro. En su relato de la charla con Passaglia contó algo que para muchos no es un detalle menor: “No solamente él mismo (Passaglia) me dijo que desmentía absolutamente esas versiones, sino que forman parte de operaciones de prensa, que a veces -dice él- surgen del mismo Frente para la Victoria”. Las internas también son parte del FpV.

    Días después, el propio Scioli movió dos fichas más en el tablero de la Segunda Sección. Tras mantener una reunión con el intendente de Colón, Ricardo Casi, desde calle 6 anunciaron oficialmente que el Gobernador invitó al Jefe Comunal a sumarse al Gabinete provincial.

    El propio Casi -que está en uso de licencia por enfermedad- confirmó este hecho, aunque dijo que después de su ausencia se reunirá con los funcionarios bonaerenses “para ver en qué área específica podría trabajar”. De ese encuentro, también participó Álvarez  Rodríguez y el secretario de Servicios Públicos, Franco La Porta. Según las primeras informaciones extra oficiales el destino de Casi podría ser una secretaría que está bajo la órbita del área que conduce La Porta.

    Desde hace semanas,  el massismo fogonea la idea de que “hay varios intendentes” que están en fila para pegar el salto al Frente Renovador. La fuga de Bolinaga fue el puntapié para que las versiones sobre más pases estén a la luz del día. Distintos armadores desde Tigre mencionaban a los intendentes Oscar René Brasca (Salto), Ricardo “Pito” Casi (Colón), Adrián Sánchez (Exaltación de la Cruz), Aldo Carossi (Baradero) y Osvaldo Cáffaro (Zárate), todos de la segunda. 

    Existe un antecedente cercano que hizo y hace que las conjeturas sobre eventuales pases tengan un motivo. La historia de estos intendentes de la Segunda Sección, a quienes se los llama “El grupo de Bolinaga”, está marcada por una “disconformidad” dentro FpV por lo sucedido en el cierre de listas para las PASO 2013. 

    Este grupo de alcaldes -a quienes se agregan Oscar “Chiquito” Ostoich (Capitán Sarmiento) y Luis Ghione (San Andrés de Giles), quien adelantó en ese tiempo su fuga al massismo– aspiraban a armar una lista seccional propia para competir en la interna del FpV. Pero esta intención fue sepultada por mandato de La Rosada y avalada por calle 6 y tan sólo acomodaron a Bolinaga en un lugar numérico lejano para una candidatura a diputado nacional, que no ingresó. Ese “destrato”, sumado a las promesas de mejor futuro del massismo, generaron esa disconformidad y “falta de contención” de grupo de alcaldes.

    Por ahora, la mayoría de estos Jefes Comunales asistieron a las reuniones seccionales convocados por la Ministra de Gobierno y dieron indicios de mantenerse dentro del FpV. La invitación de Scioli a Casi a sumarse a su Gabinete, sirve además como un “gesto de contención” a ese grupo de alcaldes que traen en sí un síntoma de “destrato” desde el año pasado.

    Sin embargo, por lo bajo, muchos son los que aseguran que estos intendentes no pegan el salto por temor a un ahogo económico desatado por la Casa Rosada y la Gobernación como represalia ante esa decisión. Incluso, como muchos otros sospechados, hay voces que dicen que estos alcaldes esperan pacientemente la hora de definiciones y a finales del año pasado o cuando el panorama de la disputa de Scioli y Massa esté más claro, decidirán qué camino tomar. Ofertas al mejor postor.

     

    (*) Periodista. Colaborador de ANDigital.

     

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales