22 Feb. 2020 | 10:03
22 Feb. 2020 | 10:03
Bitácoras bonaerenses

El eje comienza a girar sobre el Presupuesto 2015 que mostrará Scioli

  •   |  
  • El Gobernador eligió el misterio y el hermetismo para lo que será la Ley de Leyes. Con pocos conocimientos sobre este proyecto y cimentado en trascendidos y versiones, el massismo, docentes y dirigentes agropecuarios empiezan a marcar la cancha y deslizar sus petitorios. Se viene la discusión por el Presupuesto del último año de gobierno de DOS.

    Esta semana se presume que el gobernador, Daniel Scioli, por fin dará a conocer cuál será el Presupuesto que quiere contemplar para el 2015. Se sabe que la llamada “Ley de Leyes” ingresará por la Cámara de Diputados. Es lo único certero. Por ahora, en calle 6 han guardado bajo siete llaves cuál será el monto de lo que será el Presupuesto y si van a existir algunas modificaciones sobre los impuestos. El misterio fue la marca que desde el Ejecutivo bonaerense eligieron para este año. Hermetismo casi total.

    Nuevamente el plazo constitucional para la presentación de las proyecciones económicas del año que viene está vencido. Cabe recordar lo que sostiene el artículo 103 de la Constitución provincial: “Si el Poder Ejecutivo no remitiera los proyectos de presupuesto y leyes de recursos para el ejercicio siguiente antes del 31 de agosto, la Legislatura podrá iniciar su estudio y sancionarlos, tomando por base las leyes vigentes. Vencido el ejercicio administrativo sin que la Legislatura hubiese sancionado una nueva ley de gastos y recursos, se tendrán por prorrogadas las que hasta ese momento se encontraban en vigor”. Pero en el sciolismo siempre presentaron el Presupuesto por fuera de esos plazos. La mala costumbre.

    Desde principios de septiembre fuentes de la Gobernación anunciaron que se “estaba delineando el Presupuesto”. En ese sentido, la ministra de Economía, Silvina Batakis y su equipo de trabajo fueron trazando lentamente los lineamientos de lo que será la presentación final del texto en la Legislatura. Si bien afirman que aún no se trazó el número que tendrá, fueron los pocos trascendidos los que le pusieron un número a lo que sería el Presupuesto 2015. Las versiones más fuertes sostienen que será de 230.000 millones de pesos, casi un 25% superior al del 2014, que fue de 183.000 millones de pesos. Ante el misterio, sólo aproximaciones.

    Por esos días, desde calle 6 sostenían que “sin el presupuesto nacional, no se puede presentar el provincial” y se atajaban al considerar que la Nación tenía que presentar su Presupuesto 2015, para así terminar de delinear y presentar el provincial. Pasada la primera quincena de septiembre el ministro de Economía de Nación, Axel Kicillof, presentó el Presupuesto Nacional en el Congreso que prevé un crecimiento del producto interno bruto del 2,8 por ciento, una variación de precios de 15,6 por ciento para todo el año, un dólar promedio de 9,45 pesos y un superávit fiscal de 9.197 millones de dólares. Los detalles se conocieron y sólo quedaba esperar a que el gobierno bonaerense presente el suyo. Las pautas y directrices sobre la mesa.

    Los días pasaron, octubre se asomaba y desde la Gobernación sólo emitieron algunas gacetillas con poca información sobre lo que será su Presupuesto. Pero esta semana que pasó hubo algunas novedades más, no muchas, más bien escuetas. En el Salón de Música de la Residencia de la Gobernación, Scioli mantuvo el martes una reunión de trabajo su jefe de Gabinete, Alberto Pérez; el presidente de la Cámara de Diputados, Horacio González; su vicepresidente José Ottavis; y el presidente del Bloque FpV de la Provincia, Fernando "Chino" Navarro. En el encuentro se definió que el Presupuesto 2015 y la Ley Fiscal ingresarán por la Cámara de Diputados para su debate. El misterio que ya había sido revelado antes.

    En ese cónclave Scioli también tocó la cuestión política. Les pidió a los tres alfiles legislativos buscar estrategias para empezar negociaciones con los bloques minoritarios en esa Cámara como para “asegurar los consensos necesarios” y contar con los números suficientes para la aprobación de la Ley de Leyes. El panorama muestra que el Frente para la Victoria cuenta -casi seguro- con el apoyo de Nuevo Encuentro, pero dentro de los pronósticos que manejaron en esa reunión vislumbraron que el Frente Renovador pretenda alargar el debate y en todo caso llevarlo a una “situación límite”, como el año pasado. Así, como primer objetivo, el Gobernador les pidió a los legisladores comenzar con las negociones con diputados del interbloque FAUnen (URC y FAP) e incluso con los unibloques de Unión-Pro y Unidad Popular. En segundo, pidió avanzar en tratativas con el bloque de Unión Celeste y Blanco, donde se sabe que la composición de sus miembros no es uniforme y hay simpatías tanto para el Pro, como para el Frente Renovador. En busca de senderos soleados.

    Más allá de esa misión, los diputados que se reunieron con Scioli tampoco se enteraron del monto que tendrá el Presupuesto 2015. De ese modo, las discusiones más finas respecto a las posturas que puedan tomar cada uno a nivel interno quedaron relegados para cuanto el Ejecutivo Provincial presenten el texto final. Como una pequeña gratificación, el Gobernador les adelantó que Presupuesto y la Ley Fiscal estarían ingresando a Diputados la “semana que viene” o en “diez días”. Esta semana espera revelar el misterio.

    El trámite en la Cámara Baja, como primera parada, preocupa a Scioli. Pero lo que más le quita el sueño es la Cámara de Senadores, donde la paridad numérica está presente entre el Frente para la Victoria y el Frente Renovador. Escenario, además, donde las pujas, peleas y polémicas marchitaron leyes vitales para el Ejecutivo, como fue la Policía Local. Con todos los análisis hechos, los presentes en ese cónclave concluyeron que el FAP y la UCR se “van a cotizar” para dar sus votos en el Parlamento bonaerense. Preparando el terrero para el tratamiento legislativo.

    El inminente acercamiento del tratamiento del Presupuesto 2015 ya despertó las inquietudes del massismo. Como para ir marcando la cancha, el titular de bloque de Diputados del Frente Renovador, Jorge Sarghini, advirtió: “Queremos que Scioli nos demuestre con el presupuesto 2015 lo que la publicidad oficial está mostrando, donde refleja una Provincia equilibrada y activa”. El economista no sólo chicaneó al Gobernador, sino también dijo que la administración provincial “está en una situación complicada donde hoy sólo se paga salarios, publicidad y alguna cosa más”. Desde el Senado, sobre dos proyectos de leyes fundamentales, el massismo también habló en voz de su jefe de bancada Jorge D´Onofrio. “Nosotros no vamos a ser un obstáculo para que por ejemplo, los trabajadores municipales tengan su paritaria y para que el Gobernador tenga su presupuesto el año que viene”, expresó, al tiempo que avisó que “las diferencias” que tengan las “seguirán marcando” y que con lo que no estén de acuerdo lo “harán notar”, para “luchar contra aquello que nos parezca que va en contra de los intereses de los bonaerenses”. Por su parte, el senador Alfonso Coll Areco se refirió a la cuestión medioambiental y exigió que el Presupuesto “haga eje en el saneamiento de basurales a cielo abierto, en la construcción de autovías sobre la Ruta 3, 226, la 5 y la 51”. Además, el legislador pidió que “haya complejos ambientales que traten los residuos que actualmente reciben la Ceamse de Punta Lara y San Miguel ya que se encuentran colapsados, y que haya soluciones para ciudades como Pehuajó que tienen las aguas contaminadas con arsénico”. La tropa de Massa deslizó sus posiciones.

    No sólo los legisladores que comulgan en Tigre empezaron a postularse sobre lo que será el Presupuesto de Scioli en las mínimas señales que se conocieron. Dos sectores claves y proclives a generar escenarios de conflictos ya empezaron a lanzar advertencias. Desde el gremio docente de Suteba, Roberto Baradel, también esbozó sus petitorios. “Si queremos una educación pública de calidad, hay que aumentar el presupuesto”, expresó el sindicalista de manera contundente. Como agregado desde el sindicato mayoritario de los docentes anunciaron que comenzarán una campaña de recolección de firmas, junto al Frente Gremial Docente Bonaerense, “en reclamo por un aumento del presupuesto educativo en la Provincia”. Por su parte, la Federación Agraria alertó de manera curiosa sobre la inminencia de protestas en las rutas bonaerenses, ante un escenario de posibles aumentos en el Inmobiliario Rural. El escenario comienza a tensarse.

    Esta dosis de advertencias y pedidos tienen que ver con otra versión que surgió sobre la Ley de Leyes que Scioli tendrá que presentar esta semana. Se presume que en la próxima ley impositiva para el 2015 habría modificaciones sobre alícuotas de los Ingresos Brutos, que representan el 75% de los recursos propios. Por otro lado, en un tema clave y de mucha polémica, se espera que la Provincia no implemente un nuevo revalúo al Impuesto Inmobiliario, pero si apuntará a modificar las bases imponibles y las alícuotas. Más allá del cuál será el monto del Presupuesto 2015, esta situación apunta a transformarse en un punto conflictivo de cara a su tratamiento legislativo. “Hay que mejorar el sistema de controles de ausentismo docente. Esto hay que hacerlo con una mayor eficiencia e incluso con endeudamiento estratégico, pero bajo ninguna circunstancia aumentando los impuestos a los bonaerenses”, avisó el senador massista Coll Areco. Las nubes van apareciendo en el horizonte.

    Scioli, de cara a un año que será clave para sus aspiraciones presidenciales, espera no tener que ser sacudido por el tratamiento de la ley más importante para su último año de gestión. Por un lado, desde la Gobernación niegan -por ahora- que haya aumentos de impuestos, por el otro deslizaron que las reuniones paritarias con los docentes pueden ser adelantadas de cara al año entrante y así evitar sufrir otro escenario conflictivo. Todos calientan motores en lo que se vislumbra será un discusión cargada de muchas particularidades. Scioli espera, con una estrategia dialoguista, poder transitar ese camino sin grandes sobresaltos. Pero los últimos meses demostraron que la Legislatura bonaerense cuando trata una ley clave trae consigo pujas explosivas que hacen temblar el tablero político bonaerense.-

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales