14 Dec. 2017 | 03:30
14 Dec. 2017 | 03:30
Bitácoras bonaerenses

Primeros trazos de campaña de cara al duelo de titanes

  •   |  
  • Los motores están en marcha: Cristina, Massa, Randazzo y Bullrich ya están en carrera. Cómo se configura el escenario, cuál es el plan de Cambiemos y el juego del chivilcoyano.

    Los principales candidatos ya en carrera electoral.
    Los principales candidatos ya en carrera electoral.

    La campaña ya está iniciada, pese a que siempre se comienza antes de la fecha formal, los candidatos están sobre la pista de competición. Primeras definiciones, que sólo son de arranque para algunos y constantes para otros, siempre a tono con la temperatura y el rumbo que marque la campaña. Por ahora, en los primeros tanteos de encuestas realizadas sobre los precandidatos, en general, Cristina Kirchner se ubica primera cerca a los 35 puntos; en segundo lugar Esteban Bullrich, cerca con entre cuatro y dos puntos de diferencia; tercer término se ubica Sergio Massa, más lejos entre los 17 y 20 puntos y mucho más lejos Florencio Randazzo con entre 4 y 6 puntos, que en algunas muestras, incluso es superado por Néstor Pitrola y con su Frente de Izquierda. Las tendencias.

    Lo que se pudo observar de los lanzamientos de campaña fueron destellos de lo que los precandidatos tratarán de enfocar su campaña de cara a las PASO del 13 de agosto. CFK ratificó su nueva versión de la mano de Unidad Ciudadana. Su acto de lanzamiento en el teatro Radio City ubicado en el centro de Mar del Plata, ratificó el cambio de estrategia de la expresidenta. Al igual que en Arsenal el 20 de junio, apeló al contacto directo con el ciudadano y alejado de las liturgias peronistas/kirchneristas de otros tiempo, y también apeló al uso de las redes para viralizar el hashtag #LaVozDeLasMayorías. Ese estilo, “duranbarbismo” para muchos, es el que Cristina hace en consonancia con el nombre de su espacio, eso está claro. Más allá de mostrarse junto a sus candidatos, la precandidata a Senadora Nacional hizo subir a distintos ciudadanos que fueron afectados por las políticas del gobierno de Mauricio Macri. Según sus críticos, estilo que usan en sus ceremonias los pastores evangélicos. Pero más allá de esos datos, el discurso global de Cristina fue claro, sólo apunta a polarizar con Macri (donde entran Cambiemos y María Eugenia Vidal) y sus políticas. Será muy difícil que la expresidenta se cruce con Massa o Randazzo. Con ese escenario, la exjefa de Estado arranca primera en las encuestas, con el desafío de romper su techo y soñar con el 40 por ciento que muchos de sus armadores ponen como objetivo. CFK renovada.

    Mientras Cristina hablaba desde Mar del Plata, María Eugenia Vidal agarró su tablet y tuiteó el primer spot de campaña de Cambiemos titulado “Juntos Podemos” con el hashtag #SiSePuede. Un rasgo del mano a mano que muchos pretenden que Cristina y Vidal disputen este 2017 o simples casualidades. De todas formas, fue el sábado que el oficialismo desplegó toda su artillería de inicio de campaña con sus ya clásicos “timbreos”. A la cabeza de Mauricio Macri y Vidal, todos los funcionarios y candidatos bonaerenses recorrieron el territorio bonaerense llevando adelante las propuestas de Cambiemos y por las redes viralizaron el hashtag #LaProvinciaSomosTodos. El presidente y la gobernadora trataron de darle una impronta personal y sentimental a su primer timbreo de campaña y fueron hasta Haedo (Morón), para recorrer el barrio donde creció “Mariu” y dónde aún viven sus padres. Lejos la super custodia de la base militar y de los hombres de negro que rodean a la gobernadora en todos sus actos de gestión, Vidal caminó por esas calles y -como muchos medios anticiparon o adivinaron- recibió muestras de afecto y algún grito al pasar de “¡fuerza Mariu!”. El estilo PRO, como marca registrada.

    Sin embargo, desde la gobernación bonaerense muestran tranquilidad a la hora de encarar el camino electoral, desde la mesa chica de Vidal aseguran que “aún no hay clima de campaña” y anticipan que el “clima real” aparecerá después de las PASO y más cercano a octubre. “Cristina, Massa y Randazzo tienen la desesperación de ocupar espacios, nosotros no”, aseguran desde la platense calle 6. En ese tablero y cómo estuvo planificado desde principios de año, serán tres los ejes que Vidal y sus candidatos pongan sobre su campaña: Seguridad, Economía/Obra Pública e Inclusión Social. Sobre la famosa polarización y la “grieta”, desde la Casa Rosada bajaron la línea de tener una campaña de “no confrontación”, algo que desde la mesa chica de Vidal replicaran, al menos para las PASO, estrategia muy distinta a la previa al cierre de listas, donde en diversos temas delicados de gestión bonaerense, Vidal apuntó con nombre y apellido a Cristina Fernández como causal de los mismos. “Vamos a concentrarnos en hablar temas de gestión y evitar la confrontación”, señalaron las altas esferas bonaerenses. Pero el vidalismo es consciente de que enfrentan una elección difícil, con candidatos de peso y renombre. En ese plano, intentan darle otro formato al pensamiento tradicional y afirman que ese escenario es “positivo”. “Nos obliga a no perder identidad y nos da la oportunidad para mostrar gente nueva. Nosotros mostramos a nuestros candidatos y es gente muy joven”, destacan desde gobernación. La estrategia de Cambiemos.

    De local en Tigre, Sergio Massa demostró que también adquirió un “estilo PRO” al usar el escenario de 360 grados para su lanzamiento. Sin embargo, preso de la “ancha avenida del medio”, el tigrense ratificó que va a salir a pegar a dos bandas. En su discurso apuntó con duras críticas hacia Macri, pero también a Cristina. Massa, al igual que el 2015, intentará superar la grieta y romper con la polarización que gran parte de la sociedad argentina parece estar dividida. En las palabras, fue el que tuvo el discurso más duro y agresivo, rápidamente desplegó toda su artillería comunicacional para estar presente en los medios de forma cotidiana. Massa ningunea a Randazzo, quien en busca de un perfil, mandó a su compañera de fórmula Florencia Casamiquela a tratar al tigrense de “oportunista” e “híbrido sin sustancia”. Por ahora, el eco de esas críticas llegaron solo a legisladores bonaerenses massistas quienes sostienen que el chivilcoyano “busca pegarle a Massa y rasguñar de la olla”. Por otro lado, el desafío que tiene el líder del Frente Renovador es romper con el “opoficialismo” que pregonó este año y medio, y no quedar como un satélite de Cambiemos al contar con Margarita Stolbizer que tiene como baluarte el hablar en contra de Cristina Kirchner sea el tema que sea. Dilemas del tercero en discordia.

    Randazzo y sus feligreses no estuvieron exentos de la fiebre de “estilos PRO” de campaña, porque también hicieron su lanzamiento desde un escenario 360. Sin embargo, el chivilcoyano trató de no despegarse de la liturgia peronista y en el Complejo República de Venezuela de Bolívar se vieron banderas, algunos bombos y el signo peronista de la “V” en los candidatos y los concurrentes. Ahondó y abusó de su slogan de campaña: “Cumplir”. Lo dijo una y otra vez, en distintos tramos de su discurso. Pero lejos del resentimiento que le dejaron la partida de Cristina y los intendentes a Unidad Ciudadana y las PASO que nunca fueron, el “Flaco” apeló más a un discurso opositor y concentró sus cañones contra el gobierno nacional de Macri con duras críticas a los “timbreos” de Cambiemos, aunque no evitó hacer críticas encriptadas contra Cristina. Pero como se sabe y se reiteró en columnas pasadas, Randazzo va quinto, lejos en las encuestas, en muchas, con Pitrola y la izquierda soplándole la nuca. Pero como también se dijo, el objetivo de fondo del chivilcoyano es la presidencial del 2019 y jugar este 2017 fue para no quedar afuera de la escena política. Durante su discurso, Randazzo tuvo un momento de sinceridad o un error de cálculo. “Queremos construir una oposición seria, queremos ser gobierno en el 2019”, dijo Florencio, quien recibió muchas críticas por esas palabras, ya que está en campaña legislativa este 2017. Los primeros tramos de los candidatos ya se conocieron, el calor de la campaña vendrá con los días, más allá de los planteos, diagramas y estrategias, las contingencias están esperando su turno y pueden hacer cambiar todo lo establecido. También siempre deambulan -como en toda elección- fantasmas de campaña sucia y carpetazos. Sería extraño, pero sano, que este año sea la excepción.-

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales