14 Dec. 2017 | 03:30
14 Dec. 2017 | 03:30
Bitácoras bonaerenses

El andar autónomo de Esteban Bullrich y la búsqueda de opciones de Cristina

  •   |  
  • El candidato de Cambiemos ya camina solo la Provincia y hace campaña en diferentes distritos. Unidad Ciudadana busca lineamientos que presenten augurios de triunfo en octubre. Rasgos, trazos y contingencias de un escenario electoral que se acerca.

    Cambiemos vs. Unidad Ciudadana.
    Cambiemos vs. Unidad Ciudadana.

    El tramo que queda para el 22 de octubre aún es largo, los tiempos de la política, sobre todo en períodos electorales, hacen que el horizonte se muestre más lejos aún. Todo esto, sujeto a las contingencias y explosiones que pueden surgir en cualquier tablero donde los candidatos transitan su andar. Asoman las primeras encuestas, esas que siempre son cuestionadas, puestas en duda, demonizadas ante los resultados del escrutinio, pero a las que inevitablemente, como una dosis adictiva, toda la clase política-periodística apela durante toda la campaña. Esas muestras hoy ponen sobre la mesa un escenario que ya es conocido en este período electoral, el candidato de Cambiemos, Esteban Bullrich, arranca con ventaja sobre la candidata de Unidad Ciudadana, Cristina Fernández de Kirchner. Números más, números menos, el exministro de Educación de la Nación hoy estaría ganando la elección legislativa. En la Gobernación aún mantienen la cautela, sostienen su análisis de que “será una elección reñida”, aunque confían en que el escenario de polarización y el “temor al regreso de Cristina” les permitan obtener los laureles en octubre. La proyección que se mantiene.

    Mientras tanto, Esteban Bullrich hace gala de su autonomía, camina solo por distintos distritos bonaerenses y casi que está desprendido de la mano de María Eugenia Vidal, al menos en este tramo. En una suerte de candidatura artesanal, sin el poderoso manto de la batería comunicacional que tuvo durante la campaña de las PASO, visita distritos donde apunta a darle una impronta personal a su duelo final con CFK. El candidato de Cambiemos se vio envuelto en las inentendibles polémicas que se generaron sobre la desaparición de Santiago Maldonado, cuando en cabeza de Alejandro Finocchiaro, su sucesor en el Ministerio de Educación, salieron a condenar y mostrar una excesiva indignación ante la idea de llevar el debate del caso en cuestión a las escuelas bonaerenses. Pero, olvidos o distracciones de la política, el ahora funcionario de Nación omitió mostrar indignación o comentario a las recorridas de campaña que Bullrich estaba realizando por esos días por escuelas bonaerenses. Con el pasar de los días, con la inminencia de las primeras pruebas y testimonios, sumado a la estrepitosa estrategia que eligió el Gobierno Nacional sobre la desaparición de Santiago Maldonado, Bullrich tuvo que hablar y emitir una opinión, que dejó sorprendido a más de uno. El hombre de la frase “el corazón no hace tu-tun, tu-tun, dice 'sí se puede, sí se puede'”, estuvo con los candidatos de La Plata y, ante la consulta de los medios sobre este tema, respondió: “Me parece muy bien que el caso Maldonado llegue a las escuelas, es un tema de coyuntura (…) Si queremos formar ciudadanos, tenemos que formarlos también generando pensamiento crítico y debate sobre los temas de coyuntura”. Era inevitable que tarde o temprano los medios periodísticos iban a consultar a Bullrich sobre este tema tan delicado. El candidato dio la respuesta más lógica que desde cualquier punto de vista se puede tener y, de paso, se despegó de los malabares que hacen desde la Casa Rosada para intentar sustentar su postura sobre Maldonado. La desaparición de Santiago inevitablemente se va a meter en el escenario electoral. Es un tema de Estado, no sólo en el pensamiento colectivo argentino, sino también ante los ojos del mundo, y puede generar una negativa hacia los postulantes de Cambiemos en octubre. El andar y la maduración del candidato.

    En las oficinas de Unidad Ciudadana observan los trazados estratégicos de cara a octubre, saben que el triunfo en las PASO quedó atrás y no es suficiente para soñar con la victoria final. El cambio de estrategia está en pleno desarrollo, más allá del protagonismo especial que tuvo Cristina en la campaña hacia las PASO, ahora son los candidatos quienes también se muestran activos y hasta se animan a pisar medios de comunicación “enemigos” para dar entrevistas. Fernanda Vallejos, quien comenzó su camino de candidata con un traspié explosivo, se sentó en los estudios de TN del Grupo Clarín para debatir sobre distintos temas. Por su parte, Cristina peronizó su campaña y eso quedó demostrado en el acto que realizó en el Microestadio de Atenas en La Plata, donde se mostró a los intendentes del Conurbano en un sector privilegiado. Pero, al mismo tiempo, Cristina continúa con la campaña artesanal que plasmó para las PASO con visitas individuales, como las que hizo a una pareja en la capital de la provincia de Buenos Aires. Para sumar al combo, apela a los intendentes para visitar y recorrer distritos, como el que hizo en Avellaneda la semana que pasó. CFK hizo muy buenos números en la tercera sección electoral, donde de la mano de los intendentes pretende agregarle más distancia a Cambiemos en esos bastiones. Pero esos escenarios no serán suficientes para barajar un triunfo en octubre y son necesarios los votos del interior para sumar. Es por eso que el protagonismo de los alcaldes es fundamental, son “dueños” del territorio y también se pueden convertir en referentes de Unidad Ciudadana. Por ejemplo, el jefe comunal de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, viajó a Pigüé para reunir a candidatos y concejales de Unidad Ciudadana de la sexta sección. Toda la carne al asador.

    Sobre este escenario, para Cristina también vuelve a irrumpir la cuestión judicial. Esta semana el fiscal federal Gerardo Pollicita le solicitó al juez Claudio Bonadio que cite a indagatoria a Cristina, imputada por presunto encubrimiento del atentado a la AMIA mediante la firma del Memorándum con Irán. Desde Avellaneda, la propia CFK en notas después de las recorridas que hizo, habló sobre el tema. Dijo que la acusación es “absurda” y sostuvo que lo que revela “es que se ha terminado el estado de derecho en la república y que los fiscales y los jueces pueden firmar cualquier cosa que les manden de la Casa Rosada”. Además, la expresidenta resaltó la “gravedad” de la caída del Estado de derecho “que se visibiliza no solamente en un caso de persecución judicial, sino también en todo un país que está reclamando dónde está Maldonado, y en el mundo que está hablando de Santiago”. La cuestión judicial se mete en la campaña, situación que puede tener distintos efectos. Puede que afecte la imagen de CFK y los votos que logró en las PASO o que bajo la denuncia de “proscripción” y “persecución judicial”, martiricen su imagen y ascienda al primer lugar en las elecciones. El juego de la perinola.

    El mano a mano entre Cristina y Cambiemos recién comienza. La campaña está calentando motores, pero no está lejos de nervios en todas las mesas de estrategia. La desaparición de Santiago Maldonado, las causas judiciales contra Cristina, las inundaciones que vuelven a ser una postal en la Provincia y siempre están sujetas a contingencias mayores, y el día a día de la economía, son los protagonistas de una campaña que, en lo formal, aún no comenzó.

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales