23 Oct. 2018 | 06:21
23 Oct. 2018 | 06:21
Bitácoras bonaerenses

Qué dejó y qué faltó en el discurso de Vidal en la Apertura de Sesiones

  •   |  
  • Un repaso sobre la agenda en la cual se centró la gobernadora para dar inicio al 146° periodo legislativo bonaerense. Conceptos de continuidad de 2016 y 2017. El escenario superado y las ausencias destacadas.

    Vidal ante la asamblea legislativa bonaerense.
    Vidal ante la asamblea legislativa bonaerense.

    Por tercera vez, la gobernadora María Eugenia Vidal brindó su discurso de Apertura de Sesiones ante la Asamblea Legislativa. Se supone que la alocución es un repaso de gestión de la mandataria y las proyecciones del año, con los principales proyectos que el Ejecutivo va a enviar a la Legislatura para su tratamiento. Una especie de hoja de ruta. Al inicio de sus palabras, apuntó a repetir el discurso de “trasparencias” que esgrime Cambiemos, al agradecer a todas las fuerzas políticas la aprobación de la ley de Declaraciones Juradas obligatorias, tanto para funcionarios del Poder Ejecutivo, como para diputados y senadores, y la eliminación de las jubilaciones de privilegio. Orgánica en su accionar, agradeció a Mauricio Macri por la solución al conflicto Fondo del Conurbano. Uno de los grandes éxitos de la gestión Vidal y que en su discurso de Apertura de Sesiones de 2017, había anunciado que daría pelea por esa restitución. Este triunfo hizo que Vidal archive el diagnóstico de la “Provincia quebrada” que dijo encontró en su discurso de Apertura de 2016. “Esto hace posible sacar a la Provincia de la quiebra en la que la encontramos”, dijo este 1ro de marzo la gobernadora. La superación de la quiebra.

    Pero Vidal decidió mantener otro concepto que también es muy repetido desde la Apertura de Sesiones 2016: “La Provincia que duele”, retomada el 2017 como “la Provincia que todavía duele" y este marzo de 2018 como “una Provincia que sigue doliendo”. Dato no menor, a tono con su alineamiento con el gobierno nacional y en defensa del modelo que impulsa Cambiemos, Vidal se metió a hablar de la inflación, uno de los mayores problemas de la sociedad argentina y en la cual Macri no está teniendo éxito. Sin embargo, la gobernadora aseveró: “En dos años bajamos la inflación casi a la mitad, de 40 a 25, que va a seguir bajando este año y que lo más duro ya pasó”. Esa fue la señal más fuerte de MEV a La Rosada. Este 2018, Vidal no utilizó específicamente otro concepto de gran resonancia en Cambiemos. En toda su alocución no utilizó en ningún párrafo la “lucha contra las mafias”. Si en tres ocasiones habló de “pelea” y “mafias”, pero no en esa expresión. No obstante, sobre ese concepto destacó como éxito de su gestión la mega detención del exlíder de la UOCRA de La Plata, Juan Pablo “Pata" Medina, del “Rey de la Salada” Jorge Castillo, y del extitular de Soeme, Marcelo Balcedo. Temas bonaerenses de impacto nacional.

    De la misma forma que el 2017, el conflicto docente fue la protagonista del discurso de Apertura de Sesiones de Vidal. De una alocución de 43 minutos, le dedicó más de diez a este escenario, que nuevamente estuvo centrado en la paritaria no resuelta, las agudas críticas y la intención manifiesta de Vidal de impulsar una “reforma profunda en la Educación”. Si bien, volvió a reconocer que el “salario de los maestros no puede perder poder adquisitivo”, aseguró que “con y sin cláusula gatillo los salarios docentes y los de todos los trabajadores de la Provincia equipararon a la inflación en los últimos dos años”. Así, Vidal amplió el abanicó y destacó que los problemas en la Educación “no se resuelven solo con un aumento de sueldo, con inaugurar una escuela o con decir que el aplazo ‘estigmatiza’”. Poco a poco, Vidal fue apuntando más profundo contra docentes y sus gremios, y volvió a apuntar contra el ausentismo de profesores y el presentismo que impulsa Provincia. “No estamos discutiendo que un docente pueda enfermarse, necesite cuidar a su hijo, tenga la licencia por maternidad que le corresponde o se tome vacaciones. Tampoco estamos discutiendo que necesite una licencia para estudiar y perfeccionarse. Estamos discutiendo el abuso, las licencias truchas”, dijo Vidal, en las palabras más duras de todo su discurso, que generaron murmullos e interrupciones en el recinto, sobre todo de las bancadas de Unidad Ciudadana. Los cruces con la bancada oficialista se dieron en ese pequeño momento de tensión. Hábil en el juego de “divide y reinarás”, Vidal, similar al 2017, volvió a trazar una línea divisoria entre gremios docentes y docentes no afiliados. “Mientras esta paritaria se discute, una enorme cantidad de docentes, profesionales y miembros de esas escuelas y de toda la comunidad educativa, se prepararon para dar lo mejor en las aulas desde el primer día de clase”. Pulseada con los gremios versión 2018.

    Hace más de diez años o quizá más, la Seguridad es el tema principal en los discursos de Apertura de cada gobernador/a que tiene que hablar ante la Asamblea. Si bien Vidal habló sobre esa aflicción que aún azota a los bonaerenses, no fue en la profundidad tradicional. Vidal dio datos sobre “algunas mejoras”. “Desde el inicio de la gestión, la cantidad de homicidios ha ido disminuyendo progresivamente. El año pasado, la tasa de homicidios cada 100.000 habitantes disminuyó un 21% respecto a 2015. Son 240 homicidios menos que hace dos años. También bajó el robo de autos, mientras en 2015 se robaron más de 38.500, el año pasado fueron 35.000”, afirmó la Gobernadora. Un tono más calmo y hasta con menos importancia, ante una situación que a pesar de los bonaerenses, sigue siendo de gran preocupación. En el discurso de Apertura de 2017, Vidal anunció la convocatoria a todos los sectores para un "Diálogo Social por la Inseguridad", la cual, hasta hoy, nunca se realizó. Sobre este plano, este año, “Mariu” anunció que enviará a la Legislatura “proyectos de reforma de distintos códigos”, en particular la del Código Procesal Penal. En el terreno de la Justicia, anunció que se va a poner foco en el mecanismo de cómo se eligen los jueces de la Provincia y que quiere discutir el proceso por el cual los jueces y fiscales son juzgados y eventualmente destituidos. ¿La inseguridad en baja?

    Dato para nada menor, Vidal evitó hablar por completo sobre el aborto, un tema que atravesó a toda la política nacional y que se metió de lleno a las discusiones, logrando que -por convicción o estrategia política- el propio Macri se ponga a la cabeza de la discusión por la legalización. Así mismo, la agenda de género estuvo ausente de la alocución de la gobernadora, una ausencia notoria, dado que en el último año los debates y polémicas tuvieron su epicentro en esa temática. En otro punto, la Gobernadora no volvió a aclarar que “no” busca una carrera presidencial. En 2016 dijo: “Yo no estoy acá para construir una candidatura o hacerme rica”. En 2017: “Cuando peleo contra las mafias, no peleo por ninguna candidatura, ni por hacerme rica, ni por un gobierno, peleo por vos”, exclamó. Este año, ausencia total sobre ese tema.

    En cuanto a su ya marcado estilo, Vidal nuevamente optó por hablar durante la transmisión en una forma de interpelar al público, mirando fijo a cámara cuando habla, para que el público la mire y la escuche, mirar y hablar a cada uno, individualizando a cada uno y creando una conjunción con ella. “Lo que estamos haciendo juntos es haber empezado a hacer posible lo imposible”. “El año pasado les dije que había señales de esperanza. Hoy les digo que ya hay huellas profundas que no tienen vuelta atrás”. “Porque como siempre dijimos, gobernar es hacer y estar”. “Vinimos a hacer lo que hay que hacer aunque eso nos traiga costos”. A ese tono épico, para el cierre su discurso, Vidal apeló a frases o conceptos patentados por el estilo Cambiemos. “Yo les digo que esta vez es de verdad. Ya empezamos a demostrarnos que podemos, que estamos más cerca de lo que queremos ser, que las mejoras llegan y que nuestros hijos van a poder vivir mejor que nosotros”. “Porque la Provincia que queremos no se hace con grietas, ni con agresiones, ni con chicanas. No se hace con un solo espacio político. Se hace entre todos. Se hace juntos”. “Por eso, con errores y aciertos, voy a seguir avanzando por el camino que empezamos. Voy a seguir poniéndole el cuerpo y el corazón. Dando las peleas que haya que dar”, concluyó Vidal, en toda su impronta y estilo que ya deja huellas en el territorio bonaerense.-

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales