19 Jan. 2019 | 21:35
19 Jan. 2019 | 21:35
Bitácoras bonaerenses

Eliminar las PASO: ¿Globo de ensayo o presión de los intendentes de Cambiemos a Macri?

  •   |  
  • Esta semana se escuchó la idea de un grupo de intendentes para eliminar las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias. El temor a Cristina. La presión a La Rosada. La postura de Vidal.

    Postal del más reciente Foro de Intendentes de Cambiemos.
    Postal del más reciente Foro de Intendentes de Cambiemos.

    La mesa de operaciones muestra diversos trazos de movimientos y planes de cara al escenario electoral 2019. La crisis, la inflación que no para de crecer, la caída constante de Mauricio Macri en las encuetas -convertido en el salvavidas de plomo de María Eugenia Vidal-, propicia un escenario que muchos intendentes de Cambiemos temen encarar. Los dilemas electorales, con los cuales los “popes” del oficialismo tienen que empezar a convivir, apuntan a una realidad que viene de la mano de la crisis. En el Conurbano y en muchos distritos del interior “la imagen de Cristina Kirchner crece y la de Macri baja”. A su vez, observan, con cierto temor, los movimientos del amplio espectro peronista que da señales para concretar esa unidad tan buscada hace años. Esos fantasmas hicieron que una camada de alcaldes encabezada por el primo del presidente e intendente de Vicente López, Jorge Macri, pongan sobre la mesa de Cambiemos una idea alocada dentro de los consensos políticos con la oposición, pero coherente en la estrategia del oficialismo: eliminar las PASO. Esta semana, la idea comenzó a sonar en varios medios periodísticos y llegó a tomar más forma en el Foro de Intendentes de Cambiemos realizado el viernes 19 de octubre. El salvataje político.

    La comitiva compuesta para hacer lobby por ese plan está compuesta por los intendentes Jorge Macri, Néstor Grindetti (Lanús), Ramiro Tagliaferro (Morón), Diego Valenzuela (Tres de Febrero), Julio Garro (La Plata), Martiniano Molina (Quilmes) y Alejandro Federico (Suipacha). De hecho, se buscó la aprobación del gurú político de Cambiemos, Jaime Durán Barba, para tomar impulso. Por las vías formales, estos alcaldes rebeldes ya hicieron llegar a Mauricio Macri el plan para eliminar la PASO. En sus argumentaciones, afirman que en un escenario de crisis económica, el plan puede cimentarse en una cuestión de “ahorro”. “Se puede ahorrar entre 5.000 y 6.500 millones de pesos”, afirman como ensayo de sus fundamentos. En la Casa Rosada, como en la gobernación bonaerense coinciden en que sería “un gran gasto menos”, pero los reparos siguen primando sobre la implementación de este plan. Por lo bajo, corre también el temor de los intendentes hacia Cristina Kirchner y que las PASO sean una herramienta ordenadora para la unidad del peronismo. Sin embargo, los más osados afirman que con la eliminación de las PASO “se le complica el escenario a los intendentes de la oposición, porque los obliga a ir al todo en una sola elección”. “La campaña se demora y hay más tiempo para que la economía mejore”, afirma otro alcalde. La venta del producto.

    En el Foro de Intendentes fueron varios los alcaldes que dejaron trascender que el jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, “no descartó por completo la idea”. Sin embargo, la suerte de los rebeldes parece no estar del mejor humor. Desde La Rosada, por ahora, expresaron que “no hay chances” de que se eliminen las PASO. La jugada no es fácil, primero se trata de cambiar una ley electoral a menos de un año para la realización de las PASO de agosto de 2019. Además, lograr consensos con el resto de la oposición es complejo, más allá de las permanentes colaboraciones habituales del Frente Renovador de Sergio Massa y del llamado “peronismo dialoguista”. En ese marco, uno de los que más se opone a este plan, es el titular de la Cámara de Diputados Nacionales, Emilio Monzó, quien ya dejó avisado que no se podrán lograr los consensos necesarios para sancionar la ley. "No hay chances ni apoyo para derogarlas", dicen en su entorno. Por su parte, en la platense Calle 6 los análisis sostienen que la “mitad del PRO está a favor de la idea y la otra mitad no”. Además, agregan que la Coalición Cívica de Elisa “Lilita” Carrió y la UCR están en contra. “No veo que prospere de ninguna manera”, pronostica una alta fuente desde la gobernación. “Las PASO funcionan para contener a la Coalición Cívica y a los radicales”, agrega. En La Plata no creen en la idea de los alcaldes, deslizan con cierto mal augurio que “sin las PASO Mauricio y María Eugenia pueden llegar a perder”. “Las PASO permite el voto correctivo”, recuerdan. De todas formas, aclaran que al final van a tomar “la misma postura que tome Macri”. Nubes grises en el horizonte.

    Pese al panorama adverso, los intendentes de Cambiemos no se resigan. Algunos quieren que se trate después de la aprobación del Presupuesto Nacional 2019. Sus objetivos principales son el massismo y el “peronismo dialoguista”. En sus planes, está la idea de seducirlos bajo la idea de que eliminar las PASO sería “no perder votos en la migración del llamado voto útil”, un karma que tiene Massa en las elecciones del 2015 y 2017. Cambiemos tiene 69 intendentes y la espuma amarrilla de las elecciones de 2017 hicieron pensar a Cambiemos que el 2019 podrían llegar a acercarse a los 100. Pero el combo explosivo que desató la crisis, en la mente de los alcaldes rebeldes, hace que ese escenario sea invertido y surge un temor de perder varios municipios. Por las dudas, los intendentes de Cambiemos, poseedores del poder territorial, dejaron un mensaje ante la posibilidad de su idea sea completamente desestimada: en abril o mayo, Cambiemos debe discutir si no hay que buscar una alternativa presidencial a Macri.-

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales