20 Jan. 2019 | 04:33
20 Jan. 2019 | 04:33
Bitácoras bonaerenses

El peronismo se le planta a Vidal y se posiciona en contra de adelantar las elecciones

  •   |  
  • Intendentes salieron a coro a mostrarse en contra de adelantar las elecciones provinciales, así como a la idea de Massa de desdoblar las municipales. Razones y trazados sobre esta postura.

    Massa y Vidal, los artífices de los proyectos de desdoblamiento electoral.
    Massa y Vidal, los artífices de los proyectos de desdoblamiento electoral.

    Los llamados telefónicos fueron arduos, los chat extensos y tensos. Se buscó una lógica común, un camino conjunto, al menos en lo discursivo. Finalmente los intendentes del Conurbano enrolados en el peronismo decidieron salir a plasmar públicamente su postura sobre el adelantamiento de las elecciones. Se trata de dos proyectos, por un lado, desde principios de año, Sergio Massa comenzó con la campaña para que se desdoblen las elecciones municipales de las provinciales y nacionales. Más cerca de fin de año, desde la propia Gobernación bonaerense trascendió la idea de separar las elecciones provinciales de las nacionales. Sobre los dos escenarios se posaron los debates, posturas y especulaciones de intendentes, legisladores y armadores de la arena política bonaerense. Diversidad de opiniones, de conveniencias, de oportunismos. Todos quisieron llevar agua para su molino. Ecos en la aldea bonaerense.

    En lo político, Massa quiso imponer su idea de desdoblar las elecciones municipales dentro de las negociaciones que se dieron sobre el tratamiento del Presupuesto, la Ley Impositiva y el inédito tercer proyecto de Endeudamiento. Al comenzar la ronda de negociaciones deslizó en voz de sus legisladores que era “la única” condición para que el Frente Renovador –aliado del oficialismo bonaerense en estos tres años de mandato– volviera a apoyar la “Ley de leyes”. Pero la negativa de María Eugenia Vidal a hacer valer esa presión hizo que el massismo bajase el tono de sus presiones y terminase afirmando que “era sólo un pedido para debatir”. De todos modos, siempre hábil para cotizarse en la rosca política, Massa logró que la Legislatura bonaerense dicte la creación de una Comisión Bicameral que analizará la factibilidad de un desdoblamiento de las elecciones municipales de las provinciales y nacionales. En calle 6, expertos en “conceder” ciertas cosas a cambio de favores políticos, aclararon que esta Comisión y su resolución no tendrán carácter vinculante. Los miembros de la Bicameral se reunirán en enero y febrero del 2019 para emitir una resolución. Según pudo saber ANDigital, una de las variantes que se manejan en Cambiemos es “hacer pruebas piloto” a algunos municipios seleccionados. Pero hay voces que se posan sobre la imposibilidad de esta idea. “Hay que reformar la Constitución bonaerense”, afirman los expertos. Más allá de estos detalles, en los pasillos de la política bonaerense aseguran que el “capricho” de Massa se posa por el temor a perder su bastión Tigre, dado que desde hace meses su otrora “delfín político”, el intendente Julio Zamora, está dando señales de acoplar su boleta a una hipotética candidatura nacional de Cristina Fernández de Kirchner. Por el lado del peronismo, muchos intendentes dijeron públicamente estar de acuerdo en desdoblar las elecciones municipales, argumentando que “fortalecería las autonomías municipales”. Pero, al calor del 2019, y tras un análisis estratégico-táctico de las encuestas y el escenario electoral, los peronistas comienzan a reacomodarse en bloque ante esta idea. Posicionamientos sobre el tablero.

    Este fin de semana, los principales intendentes peronistas del Conurbano salieron a manifestarse en conjunto en contra de la idea de Cambiemos de adelantar las elecciones provinciales pero, de paso, o de rebote, también en contra de desdoblar las elecciones municipales. El disparador fue una entrevista que dio Manuel Mosca, presidente de la Cámara de Diputados bonaerense y espada legislativa de Vidal. “Me parece interesante desdoblar la elección en la Provincia”, dijo el legislador, quien además será el coordinador de la Bicameral creada para analizar el desdoblamiento de las elecciones municipales. “Con los problemas gravísimos que tiene Argentina después de tres años de gobierno, ¿la solución que plantean es desdoblar elecciones? Que se respete el calendario electoral previsto y que todas las energías de la política se pongan en mejorar el país”, lanzó el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde. El dardo, lanzado desde Twitter, fue seguido por una serie de posteos de otros alcaldes como Gustavo Menéndez (Merlo), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Gustavo Arrieta (Cañuelas), Juan Zabaleta (Hurlingham) y Fernando Gray (Esteban Echeverría). La jugada del peronismo tiene su lógica electoral. Primero, no se puede estar en contra de desdoblar una elección provincial y a favor de desdoblar la municipal, sobre todo si una de las críticas es que “se van a gastar millones de pesos” en todo el armado de separar cualquier elección. El peronismo se planta.

    La reacción del peronismo sigue parámetros lógicos dentro del trazado electoral 2019. Todos los análisis coinciden que la “unidad del peronismo” es el mejor camino para soñar con volver a gobernar la provincia de Buenos Aires. Las tentaciones de división o el accionar en soledad en una elección municipal desdoblada, puede transformarse en un espejismo que no tarde en desaparecer. Tanto Massa como Vidal, con las dos opciones de desdoblar elecciones, se posan sobre la idea de que los “intendentes se liberarían” de Cristina y la “necesidad” de estar plegados a su boleta. Sin embargo, con mayor fuerza en el Conurbano, en los distritos peronistas las encuestas y el termómetro social sostienen que esquivar una boleta de Cristina puede ser letal para las elecciones municipales. Si algún alcalde peronista optara por desdoblar sus elecciones, quién aseguraría que Cristina, Unidad Ciudadana o el espacio que se forme avalen pasivamente esa rebeldía. A los intendentes bonaerenses les sirve estar plegados a una boleta de Cristina, como además estar cobijados por la unidad del peronismo. Por el lado del escenario provincial, hoy las encuestas sostienen que para la gobernación Vidal sigue siendo la que tiene la mayor cantidad de votos a favor. Todo indica que “Mariu” se dirige a una reelección para ocupar el sillón de Dardo Rocha. Más allá de que hay nombres en danza para competirle a MEV la elección bonaerense (Verónica Magario es quien más chances tiene), la realidad golpea y avisa que lo más fuerte que tiene el peronismo sobre el escenario electoral –en este caso también– es estar acoplados a una boleta de CFK y mejor si es con la unidad del peronismo. Pragmatismo peronista puro.

    Vidal adelantó que “todas las opciones están abiertas” sobre desdoblar las elecciones provinciales pero aún, dijo, “no sabe” si le conviene o no. Se sabe que a finales de febrero lo hablará con el jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, Marcos Peña, y que todavía no lo habló con Mauricio Macri. Pese a las especulaciones que dicen que ésta es una idea de “Mariu” para despegarse de Macri, en calle 6 afirman y reafirman que “se va a resolver de acuerdo a lo que le convenga a Mauricio y a la estrategia nacional”. Por el lado de la Bicameral que analizará desdoblar elecciones municipales, en 60 días tiene que emitir un dictamen no vinculante. Mientras tanto, hay olor a campaña, pero la previa se posa sobre supuestos movimientos del calendario electoral, regidos a conveniencias y especulaciones políticas.

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales