11 Aug. 2020 | 09:26
11 Aug. 2020 | 09:26
Bitácoras bonaerenses

La Provincia y la espera de los picos de contagio por el coronavirus

  •   |  
  • Sin fecha exacta, se conjetura que los mayores casos llegarían a finales de abril o mediados de mayo. Mientras tanto, la economía golpea el bolsillo. Cuáles son las acciones de la clase política sobre este escenario.

    La cuarentena sigue su marcha con “resultados positivos”, según lo manifestó públicamente el presidente, Alberto Fernández. Aplanar la curva de contagios, ese es el gran objetivo, más allá del tremendo error que se produjo con la reapertura de bancos para pagos a jubilados, pensionados y beneficiados de la Asignación Universal por Hijo (AUH), que provocó un verdadero caos en las sucursales y un amontonamiento de gente que derivó en la primera crisis del Gobierno Nacional. Desde la Casa Rosada ya avisaron que desde el 13 (plazo final del aislamiento social obligatorio), se comenzarán por una salida gradual de la cuarentena. La realidad de la economía argentina obliga a perfilar ese camino, durante todo este proceso, varios sectores han sufrido un severo golpe económico por el parate que vive el país. Ni hablar de los sectores que están sumergidos en la informalidad laboral, los que viven del día a día. Los expertos avisan que el poscuarentena será difícil y el 2020 estará marcado por una severa crisis económica, gracias a la pandemia del Coronavirus que puso en vilo al mundo entero. Las consecuencias.

    Surgen varios dilemas que en el territorio provincial avisan urgentes mecanismos de atención. En columnas anteriores se comentó sobre la fragilidad del superpoblado Conurbano bonaerense, una amplia zona caracterizada por la concentración de gente, la pobreza, el hacinamiento familiar y lo economía informal. Desde la administración de Axel Kicillof se comentó que se están pensando alternativas a la cuarentena para esa gran zona: una cuarentena comunitaria, se puso sobre la mesa, aunque también se corre con el riesgo de exponer a los habitantes de esos lugares a estar más expuestos a la expansión del Covid-19. Desde el principio de la irrupción del Coronavirus en el país, desde el gobierno provincial alertaron que los picos de contagios llegarán a finales de abril o a principios de mayo. Pero nada de eso tiene un dato certero. La semana que pasó el propio Kicillof, en recorridas por varios Comité de Operativos de Emergencia (COE) del Conurbano, reconoció que no hay certezas sobre “cuál va a ser el momento y la tasa a la que se va a expandir el virus”. La incertidumbre.

    Sobre ese terreno incierto y preocupante, también resalta la situación económica que genera la cuarentena y los efectos posteriores que traerá. Después de cumplir a rajatabla el aislamiento obligatorio, los legisladores bonaerenses decidieron hacer valer su sueldo y se reunieron con el gobernador el 2 de abril en la Residencia de la Gobernación. Fueron todos los presidentes de bloque del Senado (Frente de Todos y Juntos por el Cambio) y de Diputados (Frente de Todos, Juntos por el Cambio, Cambio Federal, 17 de Noviembre, Partido Fe y Frente de Izquierda). En el encuentro, primó el apoyo a las medidas implementadas por Nación y Provincia, y desde Cambiemos le dejaron una lista de propuestas al Ejecutivo:

    ---) 1. La constitución de un ámbito plural, técnico y político, que debata y genere propuestas concretas para atender la emergencia e impulse políticas activas en función de las consecuencias económicas que a todos los sectores les tocará afrontar.

    ---) 2. El fortalecimiento de programas sociales como el de Servicios Alimentarios Escolares (SAE), actualizando su monto.

    ---) 3. Consolidar al Banco de la Provincia de Buenos Aires como un actor central en la Emergencia Sanitaria, creando un bono para cancelar deudas con Proveedores del Estado; un bono de consolidación de deudas con municipios y la postergación de vencimientos de las líneas otorgadas en leasing y otras líneas de préstamos. Además, el Banco podrá autorizar giros en descubierto para las municipalidades en caso de desfasajes financieros. La extensión de la red de cajeros móviles es fundamental para descomprimir los requerimientos sociales mientras continúe la emergencia.

    ---) 4. Modificar la normativa necesaria para que los fondos que corresponden a los municipios por programas de asistencia, como el Fondo de Infraestructura Municipal y el Fondo Educativo, dejen de tener asignación específica. De eso modo podrán ser utilizados en los destinos que cada intendente determine para afrontar la emergencia.

    ---) 5. Garantizar que la Legislatura de la Provincia de Buenos Aires sesione en forma permanente, utilizando todos los medios tecnológicos que estén disponibles, para que el gobernador cuente con todas las herramientas legislativas que precise para pelear frente a esta emergencia y también para tratar propuestas y aportes de los Legisladores. Las propuestas.

    Desde Calle 6 aseguraron que varias de esas propuestas las vienen trabajando desde el inicio de la cuarentena, aunque hasta ahora nunca se supo de ellas. Detalle no menor, varios puntos de ese plan requerirán de la realización de una o varia sesiones de la Legislatura. Hay que recordar que el parlamento bonaerense estuvo parado durante parte de enero y todo febrero. La irrupción del Coronavirus y la cuarentena alargó ese estadio. Será de vital importancia que los diputados y senadores ejerzan su función, más en tiempos de urgencias, donde cada uno de los bonaerenses necesitan políticas de contención. En lo sanitario, la administración bonaerense (en conjunción con Nación y los Municipios) viene trabajando en lo que serán los días de picos de contagios. El refuerzo de camas, respiradores, insumos, convocatoria a médicos y enfermeras, como el armado de hospitales de campaña para enfrentar esa cruda etapa viene con trabajo cotidiano. Eso es cierto. Pero si la cuarentena, al calor de una realidad económica, comienza a flexibilizarse también se correrá el riesgo de exponer a un número mayor de contagios, sin descontar que los días de frío comienzan a hacerse sentir en el amplio universo bonaerense. Hasta el cierre de esta edición, los contagiados en la provincia de Buenos Aires llegaron a 397 casos, de los 1.554 que hay en total en el país. El territorio bonaerense se ubica segundo detrás de la Ciudad de Buenos Aires, que tiene 439 contagios. El rol del Estado.

    La semana que pasó Kicillof anunció diversas medidas de contención económica: el pago a docentes, suplentes y auxiliares que no pudieron tomar horas ante la cuarentena, la prohibición a empresas de agua y luz a cortar el servicio por falta de pago para algunos sectores sociales, la postergación del vencimiento de Impuesto Inmobiliario Urbano, de Ingresos Brutos para PyMEs, microempresas y autónomos, fueron parte del menú. El escenario no es fácil, todo lo contrario, es impredecible, pero no así exento de una planificación real. Los bonaerenses, en todo su conjunto, necesitan de la acción del Estado y los actores que lo componen en las primeras líneas: Gobernador y sus ministros, diputados y senadores e intendentes.-

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales