13 Dec. 2019 | 10:49
13 Dec. 2019 | 10:49
A 18 y 13 años de prisión, respectivamente

El falso pastor y la periodista fueron condenados por abuso sexual y servidumbre

  •   |  
  • Jesús Olivera recibió una pena de 18 años, mientras que su pareja, Estefanía Heit deberá purgar con 13 años. Durante casi cuatro meses, mantuvieron oculta en su casa, encerrada y desnutrida a Sonia Molina, sometiéndola a todo tipo de vejámenes. El fiscal consideró “justo” el fallo y adelantó que no va a apelarlo.

    BAHÍA BLANCA-BUENOS AIRES (ANDigital) el Tribunal Oral  N° 1 de Bahía Blanca condenó a un falso pastor a 18 años de prisión y a su pareja, una periodista, a 13 años de cárcel, culpables de lesiones, abuso sexual y reducción a la servidumbre de una mujer. 

    Durante casi cuatro meses, los condenados Jesús Olivera y Estefanía Heit, mantuvieron oculta en su casa, encerrada y desnutrida, a Sonia Molina (33), madre de una hija, una vecina de la ciudad de Coronel Suárez. 

    “Entre los días 9 de agosto y 12 de noviembre de 2012, redujeron y ocultaron a Molina, que fue accedida en forma carnal, sometiéndola a maltratos físicos mediante puños, rodillas y pies, provocándoles lesiones y quemaduras y un estado de desnutrición severo”, afirmó la sentencia del tribunal. 

    Al terminar la lectura del fallo, Molina declaró a la televisión que los condenados son “dos enfermos” que le dejaron una huella “que no se va olvidar en la vida” y destacó que el veredicto impedirá “que vuelvan a encontrar otra víctima”. 

    Cabe reseñar que Heit era una periodista de la televisión de Coronel Suárez que no despertaba sospechas, al igual que su pareja, quien decía ser pastor de una supuesta secta que captó a Molina, según se probó en el juicio. 

    La cautiva, que logró escapar cuando la pareja se ausentó de la casa, era alimentada sólo una o dos veces por semana con maíz molido mezclado con alimento para perros. Estuvo hospitalizada con un grave cuadro de desnutrición, pero nunca perdió la lucidez para relatar el caso.

    El fiscal de juicio, Eduardo Zaratiegui, quien la semana pasada había pedido penas de 22 años para Olivera y de 16 años para Heit, consideró “justo” el fallo condenatorio y adelantó que no va a apelarlo.

    “Este fallo es importante por la pena, que es grave, cuantiosa”, subrayó el representante del Ministerio Público, al tiempo que señaló que más allá de algunas diferencias en las consideraciones de los delitos por los que la pareja fue condenada, se trató de una resolución “justa”.

    Asimismo, explicó que si bien había requerido que Heit y Olivera fueran condenados por privación ilegal de la libertad, el tribunal optó por la figura de “reducción a la servidumbre”; mientras que los jueces no dieron por probado por parte de Olivera el abuso sexual anal y oral pero sí el vaginal.

    Las defensas de los acusados habían reclamado en los alegatos que ambos sean absueltos al considerar que no se acreditó en el juicio la comisión de los delitos imputados a Olivera y Heit, quienes se negaron a declarar en el debate, al que llegaron alojados en la Unidad Penal 19 de Villa Floresta. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales