15 Dec. 2018 | 02:28
15 Dec. 2018 | 02:28
Desde prisión

Mangeri se declaró inocente y habló de un proceso plagado de “irregularidades”

  •   |  
  • El asesino de Ángeles Rawson manifestó que en el Estado “se basan en presunciones y no en hechos concretos, avasallando las más mínimas garantías que impone todo proceso penal, legitimando actos ilegales similares a los utilizados por gobiernos de facto”. Además, advirtió que “se nos niega la posibilidad de presentar estudios donde se certifica a través de cinco análisis realizados en el exterior que la muestra de mi ADN está contaminada”.

    CAPITAL FEDERAL (ANDigital) El portero Jorge Mangeri, condenado a prisión perpetua por el asesinato de Ángeles Rawson, manifestó que está cumpliendo una pena por un crimen que dice no haber cometido.

    “Estoy privado de la libertad, atravesando el peor momento de mi vida y siendo objeto de un proceso nulo, ya que el Estado nunca me posibilitó tener un juicio justo”, expresó a través de una carta abierta publicada en el sitio Mangeri es Inocente.

    En la misiva, el recluso reseñó que su caso “como tantos otros, está carente de imparcialidad, lleno de irregularidades y violaciones a los derechos constitucionales; se basan en presunciones y no en hechos concretos, avasallando las más mínimas garantías que impone todo proceso penal, ahogándolo y viciándolo de irregularidades y legitimando actos ilegales similares a los utilizados por gobiernos de facto”.

    “Si el Estado no tiene reparos de las reglas de obtención de pruebas y abusos judiciales en nombre de la verdad: ¿Qué es lo que diferencia un estado democrático a un estado opresor?”, se preguntó y luego alegó que “se cambia la presunción de inocencia por la de culpabilidad no haciendo lugar al beneficio de la duda”.

    Luego, se refirió “al único elemento de prueba concreto” que hay en su contra, que es ADN encontrado bajo la uña de un solo dedo de una sola mano de Ángeles.

    “En ese junio de 2013, el laboratorio de Daniel Corach no cumplía con las exigencias ni con los protocolos internacionales que se recomiendan para la realización de ADN, no cumplía ni aplicaba ninguna norma de proceso internacional. Una de ellas, que sí se aplica en todo el mundo pero acá no, es que las muestras de evidencia y referencia de ADN no se deben realizar el mismo día”, precisó.

    Y alertó: “pero ¿Qué se hizo? No solo que las hicieron el mismo día lunes 17 de junio de 2013, si no que las hicieron en el mismo momento y junto con otras 30 muestras de otros casos”.

    “Después de este caso se cambió el sistema de realización de ADN, obviamente porque se hacía mal y se busca de alguna manera que se homologue internacionalmente este proceso. Y se le exige al laboratorio de Daniel Corach, dos sectores distintos para el proceso de ADN, uno para muestras de referencia y otro para las muestras de evidencia, para poder descartar todo tipo de contaminación”, aseveró.

    Acto seguido, detalló que “se realizó el hisopado de las uñas de Ángeles. Se tenían 10 muestras en 10 frascos. En sólo una de ellas y luego de tres análisis se detectaron rastros de ADN compatibles conmigo”.

    “De 10 muestras en sólo una de ellas se encuentras rastros del ‘culpable’. Pues bien, debemos guardarla y cuidarla como el santo Grial ya que es la única prueba segura, certera y contundente del “culpable”. Pero ¿Qué paso? Declaró Mariela Caputo, perito eminencia del campo de la genética que integra el equipo de Daniel Corach y dijo que cuando colocaron las 10 muestras dentro de una heladera, justo la única muestra de 10 que detectó rastros genéticos del culpable ‘quedó sin querer mal tapada y se evaporó’”, fustigó Mangeri.

    Asimismo, planteó que “se nos niega la posibilidad de presentar estudios donde se certifica a través de cinco análisis realizados en el exterior que la muestra de mi ADN está contaminada”.

    “Todavía no tengo los fundamentos de la sentencia del excelentísimo tribunal, espero que en ellos digan: ‘no nos importa que no haya pruebas en su contra, no nos importa que se hayan violado todos sus derechos. Nosotros lo condenamos igual’. Y que claramente aprueban este peligroso proceso, sentenciando que se realizó todo bien y garantizando que se sigan haciendo las cosas gravísimamente mal”, arremetió.

    Finalmente, recordó las palabras del doctor Pablo Lanusse en sus alegatos: “Mangeri tenía 33 arañazos en su cuerpo, hechos por Ángeles”…

    Y remató: “33 arañazos realizados con una sola uña de un solo dedo de una sola maño. Quien quiera oír, que oiga, la verdadera historia”. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales