24 May. 2018 | 12:43
24 May. 2018 | 12:43
Tras la muerte del excomisario Jurado

Sobres en la Departamental: Casación definirá si libera o no a los acusados

  •   |  
  • El pasado viernes 20 de enero, el abogado Daniel Mazzochini presentó en la sala en turno durante la feria judicial un hábeas corpus en donde solicita que los magistrados se expidan para resolver si es admisible el recurso para dar la libertad a los imputados. Mientras tanto persiste el malestar por la muerte del extitular de la Comisaría 16 de Villa Ponzati en la Unidad 9 de La Plata. Habrá una movilización de familiares.

    Darío Camerini,  exjefe Departamental de La Plata.
    Darío Camerini, exjefe Departamental de La Plata.

    LA PLATA-BUENOS AIRES (ANDigital) Este martes vencen las 48 horas que la sala de feria del Tribunal de Casación Penal de La Plata tiene como límite para dictaminar si se hace lugar a un hábeas corpus presentado por el abogado Daniel Mazzochini, para que sus asistidos Raúl Frare, Julio Sáenz y Sebastián Velázquez sean liberados. Por otra parte, la Cámara de Apelaciones y Garantías en su sala segunda tendrá que resolver la apelación de la prisión preventiva emitida por los defensores.

    El hábeas corpus es para que se revise el fallo de la Sala V, que el día 6 de diciembre último –por votos divididos- dictaminó la inadmisibilidad de los recursos presentados por los defensores y dispuso que fuera la Cámara de Apelaciones la instancia que debía resolver al respecto.

    En este escenario los jueces Jorge Hugo Celesía, Carlos Ángel Natiello y Ricardo Borinsky deberán resolver al respecto. En el escrito se cuestiona el “cambio de criterio” de uno de los magistrados respecto del tratamiento en dos causas de impacto mediático, una de ellas la causa por la que estuvo detenido Mariano Bruera.

    En la Cámara de Apelaciones tendrá que resolverse la apelación de la prisión preventiva de los cuatro exjefes departamentales: Darío Camerini, Roberto Carballo Walter Skramowskyj y Ariel Huck.

    De manera simultánea los familiares del excomisario encontrado muerto en su celda la semana pasada, Maximiliano Federico Jurado, marcharán este martes, a las 11 de la mañana, al edificio del Fuero Penal platense en 7, entre 56 y 57, exigiendo el esclarecimiento del hecho.

    Las dudas por este deceso siguen firmes ya que la autopsia reveló que murió por un síndrome asfíctico. Tanto los familiares de Jurado como su abogado defensor entienden que pudo haber participado otra persona en el hecho y descreen que se trató de una muerte natural.

    El fiscal Marcelo Martini por el momento no avala esta hipótesis y aún aguarda por los resultados definitivos de la autopsia.

     

    Los delitos y roles de la banda policial

    A modo de repaso, según obra en el expediente, la jueza está convencida conforme a las pruebas recolectadas que entre los meses de diciembre de 2015 y marzo de 2016, un grupo conformado por al menos seis personas, todas ellas en funciones policiales, y cuatro pertenecientes a la Jefatura Departamental de La Plata, integraron en forma organizada una asociación con el propósito colectivo de cometer delitos en perjuicio de distintas personas del ámbito jurisdiccional de la Jefatura.

    A los cuatro integrantes se sumaron dos que resultaron ser los titulares de las seccionales policiales 12ª y 16ª de La Plata. Las sumas de dinero que se recaudaban en forma ilegítima se entregaban a los integrantes de la Jefatura Departamental de calle 12, entre 60 y 61, en diferentes montos. Para su distribución se tenía en cuenta la jerarquía de cada integrante.

    El titular de la Jefatura impartía directivas y dirigía las acciones de los restantes partícipes. El dinero bajaba y subía en la estructura piramidal de la policía, en tanto que el jefe de la oficina de operaciones y el secretario de la Departamental coordinaban entregas y distribuían entre ellos plata obtenida en forma ilegal.

    Además, la Justicia tiene por probado que hubo participación de personal policial de las seccionales: 3ª (Los Hornos); 2ª (centro); 11ª (Ringuelet); 4ª (La Loma); 7ª; 14ª; 16ª; 8ª (Villa Elvira) y 15ª, junto con la División Patrulla Motorizada que depende de la Departamental.

    “Abusando de su cargo, y amparándose en su condición de pertenecer a las fuerzas de seguridad, solicitaban y exigían en forma indebida la entrega de plata a comerciantes para brindarles seguridad o permitir funcionar sin habilitación o vender estupefacientes, entre otras actividades ilícitas”, se lee en uno de los pasajes del expediente.

    Como casos referenciales se cita, entre otras, a la empresa “La Nueva Avenida” (agencia de remises), ubicada en 169 y 520, que debía pagar la suma de 300 pesos por semana para garantizar la seguridad del local, según prosigue el texto.

    Más caro era el “servicio” para el supermercado de origen chino “California”, de 13 y 609, ya que el personal policial le solicitaba la suma de mil pesos por semana para garantizar que no hubiera robos.

    Solo en el mes de marzo de este año, personal policial de las dependencias mencionadas recaudó un total de 153.700 pesos divididos en 36 sobres con dinero que fue entregado por personal policial a la central de 12, entre 60 y 61, dirigidos a jefes.

    El 1 de abril de este año los titulares de las dependencias ingresaron en horas de la mañana a la oficina del Jefe Departamental y se retiraron. Estas entradas no fueron registradas en el libro de guardia.

    La investigación se inició tras una denuncia anónima mediante la cual se daba a conocer el dato de que el titular de la Jefatura Departamental recibía una suma cercana a los doscientos mil pesos todos los meses por parte de los titulares de las comisarías mencionadas.

    Tras la pericia caligráfica que ordenó el fiscal Marcelo Martini, dos peritos concluyeron que los jefes policiales Raúl Atilio Frare (Seccional 12ª de La Plata) y Federico Maximiliano Jurado (Comisaría 16ª) participaron de la maniobra de los sobres.

    En tanto, un denuncia anónima incorporada a la causa refería que el titular de la Comisaría 3ª de Los Hornos, Sebastián Nicolás Cuenca, estaba en connivencia con el jefe de la Departamental, Darío Camerini. Según el fiscal, esto quedó comprobado cuando se supo por medio de una declaración testimonial que en la primera jornada de abril de del año 2016, en horas de la mañana, el titular de la dependencia había sido trasladado hasta calle 12. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales