22 May. 2017 | 20:11
Entre Ríos

El asesino de Micaela García pidió perdón

  •   |  
  • En un mensaje a los padres de la joven, Sebastián Wagner dijo estar arrepentido. Así lo confirmó el fiscal de la causa, Ignacio Telenta, quien reveló que el femicida se lo expresó durante la indagatoria.

    Sebastián Wagner.
    Sebastián Wagner.

    ENTRE RÍOS (ANDigital) Sebastián Wagner, el hombre que confesó haber violado y matado a Micaela García, le pidió perdón a los padres de su víctima.

    El fiscal de la causa, Ignacio Telenta, confirmó que el femicida le pidió durante su indagatoria que le hiciera llegar a Néstor ‘Yuyo’ García y a Andrea Lescano, los padres de Micaela (21), que estaba arrepentido por lo que había hecho y que les pedía perdón.

    “Wagner les pidió perdón, me pidió que les haga llegar la disculpa por lo que había cometido”, explicó el instructor en declaraciones a TN.

    Cabe recordar que Wagner, quien había sido condenado por dos violaciones a 9 años de prisión y actualmente estaba en libertad condicional que le fue concedida por el juez de Ejecución Penal de Entre Ríos, Carlos Rossi, fue detenido el 7 de abril pasado, acusado de haber violado y asesinado a Micaela, cuyo cadáver fue encontrado en un descampado de esa ciudad entrerriana tras permanecer desaparecida durante siete días.

    Días después, el hombre fue indagado por el fiscal Telenta, donde confesó haber violado y asesinado a Micaela junto a su empleador, un hombre llamado Néstor Pavón, quien también había sido detenido en el marco de la causa pero por “encubrimiento”.

    Es que los investigadores habían determinado que Wagner había abandonado la ciudad de Gualeguay al día siguiente de la desaparición de Micaela con la ayuda de Pavón, quien le había dado dinero y había conseguido un camión en el que huyó hacia Campana.

    Con la indagatoria de Wagner, el fiscal Telenta imputó a Pavón también por la violación y el homicidio de Micaela y lo indagó el martes último.

    En su descargo, Pavón negó haber participado del hecho y sólo admitió haber compartido con Wagner una cena esa noche en un bar de la zona, pero que luego regresó a su casa y se fue a dormir.

    En las últimas horas, el fiscal recibió las declaraciones de vecinos de la casa de Pavón, quienes negaron haber visto regresar al acusado esa noche.

    “Para nuestra teoría, los vecinos del caso fueron importantes, porque descartan haber escuchado y visto a Pavón en el horario que él indica”, mencionó.

    El fiscal aseguró que su hipótesis, “por la mecánica del hecho”, es que en el episodio participaron “al menos dos personas”, especialmente por la contextura física de Micaela, que posiblemente se haya resistido. (ANDigital)

    volver arriba