23 Sep. 2017 | 04:26
23 Sep. 2017 | 04:26
Permanece detenida en su domicilio

Vivió un calvario durante 40 años y podría ser condenada

  •   |  
  • Cristina Santillán fue víctima de agresiones físicas y psicológicas durante cuatro décadas de matrimonio. En septiembre de 2014, se produjo la agresión con un hacha a su marido en su vivienda de Azul, quien falleció varios meses después. En agosto afrontará el juicio oral. Con el respaldo de distintas agrupaciones, la defensa aguarda por la absolución y enmarca el hecho en un caso de violencia de género.

    Foto: Diario Popular.
    Foto: Diario Popular.

    AZUL-BUENOS AIRES (ANDigital) Fueron cuatro décadas de padecimiento y degradación de su condición de mujer en una situación de vulnerabilidad extrema. En septiembre de 2014, se produjo la agresión con un hacha de Cristina Santillán a su marido Ricardo Orlando Hernández en su vivienda de Azul, quien falleció varios meses después en un geriátrico. El 22 de agosto de este año afrontará el juicio oral, y su defensa busca enmarcar el episodio en un caso de violencia de género.

    “Cristina está presa por ser pobre y por ser mujer. Sufrió agresiones físicas, psicológicas, verbales y emocionales durante 40 años de matrimonio”, relató en diálogo con ANDigital, Vanina Zurita, secretaria de ATE, e integrante de la Asamblea de Mujeres en Lucha de Azul (AMLA).

    AMLA es un colectivo de mujeres autoconvocadas que lucha desde diferentes ámbitos contra la vulneración de derechos y, en este caso en particular, asumió una posición en pos de visibilizar el calvario que atravesó Santillán y reclamar su inmediata liberación.

    Cristina Santillán, enfermera del Servicio de Psiquiatría del Hospital Pintos en la localidad de Azul, fue imputada en la causa por homicidio agravado por el vínculo, y espera el juicio detenida en su domicilio, que se desarrollará bajo la modalidad de juicio por jurados, compuesto por doce civiles –seis hombres y seis mujeres-.

    Desde el origen de la causa, y tras una fallida defensa particular, Santillán solicitó la representación de los defensores oficiales, quienes priorizaron y pusieron de manifiesto una perspectiva de género, con un anclaje estrechamente vinculado a los abusos padecidos durante décadas.

    Las pruebas en ese sentido son irrefutables, como los estremecedores testimonios de familiares, quienes revelaron cómo en uno de los tantos ataques, los hijos recogieron los dientes de Cristina después de una feroz golpiza que le propinó su marido.

    En marzo de este año, desde AMLA presentaron ante la jueza del proceso Alejandra Raverta más de mil firmas recolectadas en Azul, dando a conocer qué es lo que había pasado con Cristina Santillán y pidiendo su libertad.

    “Cristina sigue siendo una víctima de una justicia patriarcal absolutamente machista, donde no pueden no ver cuál era su historia”, afirmó Zurita. Las críticas también apuntan hacia el accionar de la fiscal Laura Margaretic. “Debería buscar la verdad objetiva”, consideró.

    Es que la determinación de que Santillán no pueda esperar el juicio en libertad, despertó un sinnúmero de conjeturas y fuertes reacciones. “Está presa porque es mujer y es pobre”, insistió la referente de AMLA.

    Y concluyó: “Después de 40 años, sufre las consecuencias de esta justicia machista”. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales