20 Jul. 2017 | 21:43
20 Jul. 2017 | 21:43
Informe revelador

El lado más oscuro y sórdido de la fiscalía de Cartasegna

  •   |  
  • Con el avance de las investigaciones penales que se siguen en La Plata, esta semana se conocieron nuevas irregularidades en la UFI 4. Vínculos con barras bravas de los clubes Estudiantes y Gimnasia, aprietes, conversaciones telefónicas subidas de tono con pedófilos y una cadena de favores por dinero para negociar causas por abuso de menores con promoción y distribución de material sensible. Una red de pornografía infantil con líderes y referencias encaja en un oscuro y sucio rompecabezas.

    Fernando Cartasegna, de fiscal estrella al enlode de la corrupción judicial.
    Fernando Cartasegna, de fiscal estrella al enlode de la corrupción judicial.

    LA PLATA-BUENOS AIRES (ANDigital) Mientras Fernando Cartasegna permanece internado en un clínica psiquiátrica de La Plata, al menos cuatro fiscales de esa ciudad se encargan de reconstruir las horas, días, meses y años que pasó el funcionario público que supo ser “uno de los favoritos de María del Carmen Falbo”, la exprocuradora bonaerense. Ya sin “La Pochi” en el cargo, empezaron los problemas para el funcionario judicial que no supo justificar los supuestos ataques que había recibido.

    Sin ese enorme sustento, y en esa línea de investigación, se va “rascando” día a día lo que quedó de la fiscalía 4 y no solo se conoció que faltaron efectos tales como teléfonos celulares o dinero en efectivo secuestrado en operativos, sino que se le suman amenazas a empleados, la creación de causas con fines de lucro y un escandaloso episodio en el que Cartasegna mismo dijo, ante sus más cercanos colaboradores, que mantuvo sucesivas conversaciones telefónicas con un pedófilo que “se calentaba y masturbaba mientras hablaba con el fiscal”, señaló una calificada fuente en estricta reserva a ANDigital ya que el informante se siente amenazado: “Cartasegna nos tiraba el poder encima, tenía malos modos no solo con nosotros, sino con Rosa Bru (la madre del estudiante de periodismo desaparecido en 1993 en La Plata) la maltrataba y tiene vínculos con barras de Estudiantes y Gimnasia, y porque es un hombre muy pesado también se maneja mucho con la policía”. 

    Además de las carátulas armadas y sin sustento que surgieron a partir de una auditoría incorporada en la causa que le sigue Álvaro Garganta, se supo que Cartasegna le ordenaba a sus empleados que armen perfiles truchos en Facebook haciéndose pasar por hombres o niños a fin de seducir a abusadores sexuales. Esto también era llevado a cabo por el mismo fiscal. “¿Será por eso que desapareció una computadora de la que él tenía el absoluto manejo?”, se preguntó un investigador, aún sin la suerte de haber dado con ese artefacto electrónico.

    La teoría de que la Fiscalía de Delitos Vinculados a la Trata de Personas de La Plata fue creada para delinquir, tiene cada vez más sustento. Es que si se pone la lupa en que la mayoría de las causas por pedofilia recaían en ella, es cuando se puede notar que comenzaba una “negociación”. Veamos algunos casos concretos:

    Encalada, Renna y los “profes”

    A principios del mes de abril del año 2015 dos hombres conocidos como Gabriel y Mauricio Renna fueron detenidos por la policía y acusados por Cartasegna de ofrecer sexo por medio de la promoción, facilitación y explotación económica de la prostitución. Según la hipótesis acusadora se empleaba un estudio fotográfico ubicado en el centro de La Plata (cerca de la zona roja) como pantalla. Se allanó dicho local fotográfico del cual se secuestraron computadoras y varias fotos subidas de tono. Esa causa era instruida por la fiscalía de delitos conexos a trata de personas, pornografía y prostitución infantil. El precio que se estima que cobraban los Renna oscilaba entre 500 y 1.000 pesos en efectivo, pero… ¿qué se hacía con el material secuestrado?

    En este punto empiezan los problemas. Sabido es a esta altura que los llamados “efectos” no estaban resguardados como corresponde en la UFI 4. Quienes trabajaron allí contaron que el mismo Cartasegna le ordenaba a sus empleados y ayudantes crearse perfiles en redes sociales para entablar conversaciones con pedófilos, una labor que debe realizar el cuerpo de investigadores de Cibercriminal. “Ese material secuestrado era utilizado para atrapar a otros abusadores y consumidores de pornografía infantil, al tiempo que se negociaba la impunidad de los involucrados. El fiscal de trata en lugar de proteger y romper el círculo de implicados, como mínimo lo alimentaba y en algunos casos hasta llegó a ser parte”, señalaron fuentes judiciales a ANDigital. Este medio pudo saber que el mismo fiscal le ha contado a sus más cercanos colaboradores que se ha hecho pasar por cliente en prostíbulos para “conocer la mecánica de funcionamiento” de los mismos, a fin de realizar una mejor labor.

    Pero hay que remontarse en el tiempo para conocer cómo nació el caso Renna (cuyo número de investigación penal preparatoria es el 11.716/15). En 2014 un hombre, que en ese entonces tenía 62 años, identificado como Hugo Encalada, fue la punta de un iceberg que, según cuentan, tiene un escudo protector en la calle 14 y 53 de La Plata, punto urbano en el que se emplaza el Arzobispado. La aprehensión de Encalada se efectivizó cerca del barrio de Plaza Malvinas en un departamento, y se lo acusó de promocionar por medio de fotografías los servicios sexuales de mujeres semidesnudas. A cada mujer le otorgaba un dinero que oscilaba entre 500 y 1500 pesos: “Yo no soy el número uno de todo esto, el número uno es Renna”, habría dicho Encalada. Esa causa también cayó en manos de Cartasegna. 

    Pero eso no es todo, los Renna son primos entre sí y a la vez también lo son de Marcos Esteban Ledesma. Este último es un docente de música que permanece detenido y bajo la acusación de corrupción de menores y abuso sexual de al menos once niños en el jardín de infantes 914 del barrio platense de La Loma. La causa judicial se inició en 2013, espera fecha certera para juicio y podrían imponerle una pena máxima de hasta 50 años de prisión. Ledesma permanece monitoreado con una pulsera electrónica atada a su tobillo bajo el control del Patronato de Liberados. Y es aquí donde nace otro nexo y surge el nombre de Lucas Manuel Puig, docente de música afiliado al gremio UDOCBA (al igual que Ledesma) que, estando en funciones en el colegio católico San Benjamín, de Los Hornos, fue denunciado por abusar sexualmente de al menos dos menores. No volvió a dar clases para niños y se fue absuelto por el beneficio de la duda en el juicio que se le siguió, pero pese a eso podría volver a ser juzgado por un nuevo tribunal. Sabido es que Puig conoce a Ledesma no solo del gremio docente que integraban, sino que sus casas están muy próximas y ambos siendo profesores de música también compartieron espacio en una murga conocida como “Prometea”. 

    El último docente nucleado en la misma UDOCBA que cayó detenido y está tras las rejas, es Martín Pérez, quien se disfrazaba de los personajes de Alicia en el País de las Maravillas sumergiendo a los niños en una historia que terminaba con abusos sexuales, en la causa hay fotos y videos que los comprometen de forma severa. Aún espera por el juicio tras ser detenido a principios de 2017. Tiene 51 años y vivía también en el barrio lindero a Plaza Malvinas.

    “La causa de Pérez no recayó en la fiscalía de Cartasegna porque Falbo ya no estaba en el cargo”, indicó una fuente a ANDigital. Eso explica por qué dicho expediente se quedó en manos de Marcelo Martini, titular de la UFI 3 de La Plata. En tanto la causa de Ledesma la instruyó Álvaro Garganta e irá a juicio, la causa Puig fue instruida por Virginia Bravo y también llegó a juicio ¿Por qué las causas de Renna y Encalada estaban trabadas? La respuesta estaría en Cartasegna y su modus operandi.

    “Monseñor Aguer es la corona”

    “Es imposible que Monseñor Héctor Aguer desconozca esto, su intervención e interés en la causa Puig y en el caso del cura Héctor Giménez fueron claves para salvar al poder eclesiástico de dos condenas que eran seguras”, señalaron altísimas fuentes del fuero penal platense ante ANDigital

    Además, voceros de los tribunales penales de La Plata remarcaron que entre el Arzobispado y Cartasegna había mensajeros y que “el fiscal estaba próximo a llamarlo a Aguer en el marco de la causa por los abusos en el Instituto religioso Próvolo de la capital bonaerense”. El fiscal solo le tomó declaración a una de las tantas víctimas de los curas detenidos en Mendoza, identificados como Horacio Corbacho (52) y Nicola Corradi (82).

    No vuelve más

    Fernando Cartasegna no volverá a ser más fiscal, cuando reciba el alta de la clínica en la que se encuentra, lo espera un juicio político. Este viernes 14 de julio el procurador general de la Suprema Corte Bonaerense Julio Conte Grand, decidió firmar por la positiva la acusación que mantendrá frente al jurado de enjuiciamiento de magistrados, el fin último es removerlo, echar a Cartasegna de la función previo a apartarlo de su cargo en forma preventiva.

    Párrafo aparte merece el colaborador más directo que tenía la UFI 4 de La Plata. Se trata de Leandro Millone, quien fue suspendido de su cargo y quedó imputado por el fiscal Álvaro Garganta. Incluso estas acusaciones por incumplimiento de los deberes de funcionario público que pesan sobre los empleados de Cartasegna habrían dividido las aguas entre los mismos trabajadores y colaboradores.

    Por un lado está el bando “blanco”, es decir quienes no se guardan nada y están dispuestos a contar las presiones con las que convivían constantemente cuando “el fiscal tiraba su soberbia y poder encima”, relataron a esta agencia. Por el otro lado, está el bando de Millone, a quien se lo acusa de seguir la línea más oscura y sucia de Cartasegna, la que mantiene abiertas las acusaciones por faltante de dinero, celulares, y efectos secuestrados en operativos judiciales. Con todos estos elementos sobre la mesa, la Justicia aún no terminó de revolver y esclarecer toda la mugre y delitos internos de la ya disuelta UFI 4. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales