17 Nov. 2017 | 20:22
17 Nov. 2017 | 20:22
El tiempo que lleva desaparecida

Caso Johana: El ministro Ferrari tardó más de dos meses en contactar a la familia

  •   |  
  • Lo reconoció este jueves cuando se lo consultó sobre la desaparición de la joven de 23 años de la que no hay rastros desde el pasado 26 de julio. El titular de la cartera de Justicia bonaerense dijo que si bien apoyó las medidas de búsqueda que se han hecho en la instrucción penal, no tuvo comunicación con los allegados a la muchacha.

    Gustavo Ferrari.
    Gustavo Ferrari.

    LA PLATA-BUENOS AIRES (ANDigital) El ministro de Justicia de la provincia de Buenos Aires, Gustavo Ferrari, estuvo este jueves en el Teatro Coliseo Podestá de La Plata para abrir una jornada sobre derecho civil, acompañado por el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, y por el vicegobernador Daniel Salvador.

    En rueda de prensa, el funcionario destacó en primera instancia el accionar de la Justicia en el marco de la detención del sindicalista Juan Pablo ‘Pata’ Medina: “hago una lectura favorable ante la decisión de nuestro Gobierno para avanzar contra las mafias como ocurrió con la Policía, con el Servicio Penitenciario y el juego clandestino, hay un cambio de clima y de época. Evidencia una decisión de todo el país”.

    Tras esto, un periodista de X5 Radio le consultó sobre el caso de Johana Ramallo, la joven desaparecida el 26 de julio. “Nosotros siempre apoyamos a la Justicia en la búsqueda de soluciones y siempre lo hacemos mediante centros de asistencia a las víctimas que se comunican con las personas que están en esa situación”, introdujo.

    Y luego reconoció: “en verdad no tengo vínculo con la familia y se establece vínculo cuando la asistencia a la víctima lo determine”.

    Si bien desde el procedimiento esto funciona de ese modo, no menos cierto es que como funcionario ejecutivo, Ferrari bien situarse al frente de la búsqueda poniéndose a disposición de la familia de la joven desde el primer día. Desde el entorno de Ramallo, es sabido que esto no sucedió.

    Competencia federal

    La joven, de 23 años, fue vista por última vez el pasado 26 de julio en una estación de servicio de la ciudad de La Plata.

    El representante del Ministerio Público fiscal resaltó horas atrás que la hipótesis de que habría sido captada y que se encontraría privada de su libertad por una red de trata constituye una línea de investigación importante para dar con su paradero, por lo que requirió la inhibitoria del juez provincial y la competencia del fuero federal.

    El fiscal general Hernán Schapiro solicitó que la desaparición de Johana Ramallo sea investigado en el marco de un presunto caso de trata de personas con fines de explotación sexual.

    En esa línea, le solicitó al Juzgado Federal N°1 de La Plata, interinamente a cargo de Adolfo Gabino Ziulu, la inhibitoria del juez de provincia para que la causa quede radicada en su totalidad en el fuero federal.

    De esta manera, de hacer lugar a lo propuesto, el representante del MPF solicitó que se tenga por impulsada la acción penal y requirió una serie de medidas con el fin de avanzar con la investigación y dar con el paradero de Johanna.

    La joven de 23 años desapareció el pasado 26 de julio del corriente. Luego de esa fecha no regresó a su hogar, su madre realizó la denuncia al día siguiente ante la comisaría 16ª de Villa Ponsati. En esa oportunidad, la denunciante señaló que otro hijo suyo, hermano de Johana Ramallo, la vio en una estación de servicio de La Plata a las 20 horas de ese día junto a una joven. Esa fue la última vez que fue vista.

    En forma paralela, el pasado 20 de septiembre la madre hizo una nueva denuncia ante el fuero federal por entender que podría tratarse del delito de trata de personas con fines de explotación sexual.

    En consecuencia, el 21 de septiembre la fiscalía a cargo de Schapiro fue notificada y ese mismo día solicitó al juzgado federal que requiera, con carácter urgente, al juzgado de provincia la IPP que tramitaba en ese fuero, y dio inmediata intervención a la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas.

    El representante del MPF sostuvo que no existen elementos para suponer que Johana se haya ido por su propia voluntad.

    Argumentos

    Para el representante del MPF, las pruebas recolectadas hasta el momento permiten sospechar que la joven pudo haber sido captada de manera involuntaria.

    Por otro lado, a partir de las averiguaciones practicadas en sede provincial para dar con su paradero no se pudo establecer, por el momento, que hubiera sido víctima de otro tipo de delito. En esa misma línea, el representante del MPF sostuvo que no existen elementos para suponer que Johana se haya ido por su propia voluntad.

    Finalmente, el fiscal resaltó que los fiscales titulares de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex), oportunamente, señalaron que la hipótesis de que la joven habría sido captada y se encontraría privada de su libertad por una red de trata de personas, “es una línea de investigación importante en la búsqueda de su paradero (...) por lo que resulta de fundamental importancia promover la competencia del fuero federal para asegurar la eficacia de la norma que los reprime, por lo que considero que corresponde al magistrado de excepción seguir la investigación, sin perjuicio de lo que resulte del trámite posterior”.

    Recordó, además, que la CSJN tiene dicho que “la intervención de los jueces nacionales es prioritaria en toda investigación que pudiese implicar el delito de trata de personas, hasta tanto no sea descartada definitivamente la existencia de hechos que afecten el interés federal”.

    En Facebook, familiares y amigos en conjunto con organizaciones sociales crearon una página con el nombre “Buscamos a Johana Ramallo” y quienes puedan aportar información para colaborar en la búsqueda pueden comunicarse a los teléfonos 145; 911; 0221-15-3040179 y 0221-15-6188006.

    Johana es delgada, tiene tez blanca y pelo negro. La última vez que se la vio en la estación de servicio ubicada en Avenida 1 y 63 portaba un jean negro y blanco nevado, campera Reebok y zapatillas blancas marca Nike. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales