24 Jun. 2018 | 21:26
24 Jun. 2018 | 21:26
¿Gatillo fácil?

Juicio al policía del Grupo Halcón: Forenses y una balística declararon en el segundo día de debate

  •   |  
  • Médicas de la Asesoría Pericial de La Plata dieron precisiones sobre las heridas mortales que recibieron Mauricio Andrada e Ismael Perussatto. Ambos murieron como consecuencia de los disparos emitidos por Cristian Duarte desde su pistola reglamentaria 9 milímetros. El debate sigue el lunes 26 de febrero a las 10 de la mañana.

    La exposición de una de las profesionales.
    La exposición de una de las profesionales.

    LA PLATA-BUENOS AIRES (ANDigital) La primera testigo de la jornada de este viernes en el juicio contra Cristian Duarte, policía del Grupo Halcón acusado de gatillo fácil, fue la médico forense de la Asesoría Pericial de La Plata, Andrea Sánchez.

    La profesional señaló que trabajó en la autopsia de Ismael Perusatto, realizada el día después del hecho. Indicó que el joven falleció como consecuencia de un “shock hipovolémico” secundado por el impacto de un proyectil emitido desde un arma de fuego que ingresó por la zona intercostal izquierda de la axila.

    La especialista agregó ante las partes que integran el debate que el cuerpo también presentaba lesiones en la zona izquierda sobre las áreas del codo y la rodilla. Se trata de traumatismos que podrían obedecer a la caída en moto que sufrió Perusatto luego de haber recibido uno de los impactos efectuados por Cristian Duarte y con el cuál escapó malherido de la escena (24 y 71), cayendo a metros de la estación de servicio de 19 y 72.

    En cuanto a la trayectoria de la bala, Sánchez dijo que fue de izquierda a derecha de adelante hacia atrás y de arriba hacia abajo.

    “Perusatto tuvo asistencia médica tras resultar herido, lo que le permitió prolongar los signos vitales por algunas horas”, agregó la especialista.

    La segunda declarante fue Gabriela Tinto, médica de la Asesoría Pericial de La Plata. Intervino en las dos autopsias (la primera el 13 de febrero con Perusatto y en abril de 2014 sobre el cuerpo de Mauricio Andrada).

    Sobre Andrada dijo que “había múltiples orificios, dos heridas cicatrizadas muy similares entre sí”. Las mismas obedecen a la bala que impactó sobre su cuerpo y aclaró que “no se pudo establecer cuál fue el orificio de entrada y cuál fue el de salida” aunque la lesión resultó ser similar a la recibida por Perusatto.

    Mediante el informe preliminar, se acreditó que Andrada sufrió la fractura de una costilla en la zona izquierda de su cuerpo, la misma habría sido producida por un fuerte golpe en la tercera vértebra dorsal. El pulmón del lado derecho fue el órgano más comprometido y provocó un colapso pulmonar. “Murió tras una falla multiórganica”, indicó la forense.

    En la causa se incorporó un informe balístico que sostiene (por la ropa de esta víctima) que la bala ingresó por la zona izquierda de Andrada: “es lo que puede suponerse ya que esa conclusión es altamente probable conforme a los elementos que se tenían”.

    En cuanto a Perusatto, la médica dijo que su cuerpo tenía una lesión única compatible con un orifico de entrada de proyectil de arma de fuego que entró por el octavo espacio intercostal en el medio del hueco axilar perforando el diafragma. “La bala lesiona el vaso y requirió intervención terapéutica, llegó vivo al hospital”, detalló.

    Según el informe anexado al expediente, el proyectil que lo mató lo lesionó en el colón transverso y perforó la segunda porción del duodeno. La bala quedó alojada en el lateral derecho de su cuerpo.

    Por último, Tinto remarcó a preguntas de la defensa que sobre ambas manos Perusatto tenía en ambas manos restos compatibles a los que deja un arma de fuego que se dispara.

    A su turno, Andrea Zamudio, perito balística que trabajó elaborando un informe sobre las armas que estuvieron en la escena, dijo en la audiencia de este viernes que los proyectiles 9 milímetros utilizados por Duarte eran balas de plomo encamisadas similares a las que utiliza la Policía Bonaerense.

    Señaló que las municiones de la fuerza no destruyen sino que son solo penetrantes: “tienen el encamisado entero y hacen que la bala no se expanda con respecto a otras, son trazantes”.

    El juicio continuará el lunes próximo desde las 10 horas en la sala de audiencias del primer piso del fuero penal 8 entre 56 y 57, con el comprendo de más testigos.

    El caso

    Se inició en La Plata en febrero el año 2014. El imputado es Cristian Duarte, integrante del Grupo Halcón de la Bonaerense, quien llega al debate en libertad. Las audiencias dispuestas son cuatro y estarán a cargo del Tribunal Oral y Criminal III de la capital bonaerense.

    Duarte está acusado de asesinar a dos jóvenes que intentaron robarle a mano armada el 12 de febrero de 2014.

    El agente que en ese momento se encontraba de civil disparó contra los sujetos en 71 y 24 con su arma reglamentaria, atentando así contra la vida de Mauricio Andrada e Ismael Perussatto, provocándoles la muerte.

    La imputación inicial fue hecha por el fiscal Marcelo Romero, en tanto que el juez de Garantías Guillermo Atencio resolvió sobreseer al acusado pero la Cámara penal de La Plata revocó esa resolución y ordenó que el caso se debata en juicio, ya que existía al menos una duda razonable.

    Los encargados de enjuiciar a Duarte son los magistrados Santiago Paolini, Ernesto Domenech y Andrés Vitali, quienes integran el TOC III de La Plata.

    La defensa del acusado está representada por los abogados José Antonio Postillone y Fernando Pedersoli. Por su parte, la fiscal Graciela Rivero representa al Ministerio Público y Raquel Ponzinibbio se presentó como abogada de los particulares damnificados. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales