15 Dec. 2018 | 18:34
15 Dec. 2018 | 18:34
Acusado de asociación ilícita

Ordenaron la detención del titular de la Comisaría Segunda de La Plata

  •   |  
  • Se trata de Rubén Cañete, quien llegó a la dependencia ubicada en 38 entre 8 y 9 luego de ocupar el año pasado el cargo de interventor en la Primera. Integraba una banda que recaudaba dinero mediante aprietes a comerciantes para operar en La Salada y gran parte del Conurbano.

    La seccional en cuestión.
    La seccional en cuestión.

    LA PLATA-BUENOS AIRES (ANDigital) El Juzgado de Garantías 4 de Lomas de Zamora, a cargo de Sebastián Monelos, ordenó la detención del titular de la Comisaría Segunda de La Plata, Rubén Cañete, imputado en una megacausa iniciada en 2015 junto a policías en funciones, expolicías y civiles.

    Se sospecha que era grande la “Juncadella” con la que se recaudaba dinero mediante aprietes a comerciantes para operar en La Salada y gran parte del Conurbano.

    A raíz de una denuncia que originó el Ministerio de Seguridad provincial, a través de Asuntos Internos, en las últimas horas se desbarató una organización, que era parte de la llamada “mafia de La Salada” y que salpicó al mencionado comisario.

    Según fuentes del caso de la investigación iniciada en 2015, la banda estaba conformada por efectivos de la Policía de la Provincia con la participación de civiles y expolicías que le exigían dinero a comerciantes para evitarles inspecciones, a delincuentes para “dejarlos trabajar” y a puesteros de las ferias de La Salada, Olimpo y Villa Domínico a cambio de no secuestrarles la mercadería.

    Rubén Cañete llegó en 2017 a La Plata de la mano del actual jefe departamental, Javier Martínez, y según el expediente al que accedió ANDigital fue procesado por ser miembro de la asociación ilícita.

    Luego de un trabajo en conjunto del Ministerio de Seguridad y Policía Provincial, la Justicia y personal de Gendarmería Nacional se desarticuló esta asociación ilícita en la que participaban varias personas (entre policías bonaerenses y civiles), que recaudaban dinero de forma ilegal e ilegítima a través de la extorsión y operaban en distintas localidades del Conurbano.

    Se realizaron 22 allanamientos en domicilios de Lomas de Zamora, Los Bosques, Isidro Casanova, San Vicente, Villa Centenario, Merlo, Olivos, Florencio Varela, San Francisco Solano, Burzaco, La Tablada, Claypole, Ringuelet, González Catán y Banfield.

    Hasta el momento, se detuvo a 11 efectivos policiales en actividad (fueron desafectados por Asuntos Internos) y a cuatro civiles, uno de ellos fue exonerado de la Policía de la Provincia.

    Además, hubo requisas en la DDI Lomas de Zamora, la DDI Avellaneda-Lanús y la Superintendencia de Investigaciones en Función Judicial de la Policía.

    La red de recaudación tenía una lista de comerciantes a los que visitaba regularmente para cobrarles una “cuota”. La visita podía semanal o mensual, dependiendo del arreglo que hubiese con el comerciante.

    Luego de una amplia investigación, que tuvo su epicentro en la intervención de líneas telefónicas, se constató la actividad ilícita por parte de efectivos de las DDI de Lomas de Zamora y de Avellaneda-Lanús, de la Jefatura Departamental San Vicente y de la Comisaría de Presidente Perón (Guernica).

    La organización criminal estaba integrada por personal policial de diversas jerarquías y por civiles que, según se desprendió de la pesquisa, actuaban como si fuesen policías.

    Una vez recaudadas las pruebas pertinentes, la justicia ordenó los allanamientos que posibilitaron la aprehensión de los implicados y el desbaratamiento total de la banda.

    En cuanto a la Comisaria Segunda de La Plata, será la cuarta vez que cambie de titular en apenas un año. Desde Asuntos Internos, Guillermo Berra señaló ante la consulta de este medio que “ya hemos firmado la desafección de todos los procesados y detenidos”. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales