18 Dec. 2018 | 17:07
18 Dec. 2018 | 17:07
La Plata

Caso Brenda Irusta: “Ella amaba la vida”

  •   |  
  • Es lo que declararon los familiares y amigas de la joven de 17 años que el 30 de septiembre de 2013 fue encontrada sin vida y con una herida mortal a la altura de la sien izquierda. La relación con el acusado y detenido por el hecho David Ruiz (27) fue otro de los temas salientes que se ventiló en la tercera última audiencia. Moretones, malos tratos y el vínculo que el imputado tiene con “San La Muerte”, fueron otros de los puntos planteados.

    Deliberaciones del TOC V.
    Deliberaciones del TOC V.

    LA PLATA-BUENOS AIRES (ANDigital) Con la exposición de cinco testigos, se reanudó este miércoles el juicio que se le sigue a David Ruiz (27) por la muerte de Brenda Irusta (17), ocurrida el 30 de septiembre de 2013 en el barrio platense de Ringuelet.

    El cuerpo de la joven fue encontrado en el interior de una vivienda ubicada en 515 entre 10 y 11 en horas de la tarde. Estaba en el piso con una herida de bala a la altura de la sien izquierda.

    La defensa plantea que se trató de un accidente o de un suicidio, mientras que desde la acusación entienden que Ruíz fue el principal autor del asesinato. Elba Estela Rati madre de la víctima declaró en coincidencia con los testimonios de Vanesa Rati (hermana de Brenda) y de dos amigas de la joven de 17 años, Verónica Beatriz Galeado y Natalí Soledad Quiroga.

    Todas ellas pidieron que se haga justicia y que Ruiz sea condenado a prisión por haber asesinado a Irusta a quien recordaron como a “una chica alegre que siempre te levantaba el ánimo cuando estabas mal y que en el último tiempo a raíz de la relación de noviazgo que mantenía, se la veía más pendiente del teléfono celular y con mucha menos alegría”.

    Un dato saliente fue el que dio a conocer Melisa Vanesa Rati a preguntas del fiscal Marcelo Romero, cuando indicó que “Brenda era derecha y nunca habló de tener armas, jamás la vimos con armas en su mano, nunca se hubiese suicidado porque ella amaba la vida, era evangelista y seguía ese culto”.

    El dato del perfil de Brenda llama la atención ya que la herida mortal tras el impacto efectuado con un arma de fuego se produjo en la zona izquierda de su cabeza, el proyectil ingresó por ese sector provocándole la muerte. Resulta llamativo que una persona con el perfil opuesto ejecute un autoatentado de un modo inverso, este indicio hace que la teoría del suicidio o accidente pierda sustento. ¿Se disparó en la sien izquierda siendo ella derecha? Es la pregunta que los jueces deberán responder.

    Con respecto a la relación que la víctima mantenía con Ruiz, las testigos coincidieron en que el noviazgo cambió en Brenda ciertas actitudes. Una de las mejores amigas de Irusta indicó: “Brenda me vino a ver un día con un ojo morado, se lo había tapado con gafas. Me dijo que había sido producto de una pelea con una chica del barrio de Ringuelet pero luego me confesó que en realidad se trató de un ataque de su pareja, a quien le tenía miedo porque veneraba a San La Muerte”, contó ante las partes y con la sorpresa del fiscal Romero.

    La madre de la joven declaró entre un fuerte llanto al recordar a su hija y debió ser asistida por personal médico. Una vecina y amiga de Irusta, la mencionada Natalí Soledad Quiroga, indicó que en dos ocasiones Brenda le pidió auxilio por mensajes de texto: “Ella no me contaba detalles de la relación que tuvo durante un mes o un poco más con Ruiz. Yo la veía en mi casa, tuve una llamada un dia a las 2 de la mañana y mensajes para que la llame urgente, la llamé y daba apagado el teléfono. Me dijo que necesitaba que la llame. Luego al otro día la llamé a la hermana y la vi y me dijo que no pasaba nada. Insisto en que no me enteré detalles de la relación, otro dia tuve otro llamado a las 6.30 de la mañana, me pidió que la vayamos a buscar a 1 y 41, fuimos y pese a ver movimientos nunca salió ella. Era una casa, había un portón de garage a que llamamos y nadie nos contestó. Nunca me comentó después por qué hizo ese llamado, no le pregunté porque la vi luego de varios días y fue solo un rato”.

    Con respecto a la personalidad de su amiga, reveló: “si estabas mal, ella trataba de levantarte, era alegre, nunca la vimos con un arma de fuego. No supe de problemas de drogas o adicciones. No la vi nunca deprimida. No he visto nada que la llevara a un suicidio. Creo y estoy segura de que ella no pudo haber hecho una cosa así, a ella le gustaba la vida. Era cariñosa con mis hijos, los quería mucho”.

    El juicio seguirá este jueves con la deposición de los últimos testigos previo a los alegatos, será a partir de las 11 horas en la sala de audiencias del Tribunal Oral y Criminal V a cargo de los magistrados María Martiarena, Ezequiel Medrano y Rosa Carmen Palacios Arias. La defensa del acusado está a cargo de Ricardo Fuentes mientras que la fiscalía y principal acusación la representa el fiscal Marcelo Romero. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales