25 Jun. 2019 | 08:38
25 Jun. 2019 | 08:38
Ya son cuatro apresados

Espionaje ilegal: Ramos Padilla ordenó detener a un prefecto

  •   |  
  • Se trata de Antonio Luffi, quien habría integrado la red de espionaje ilegal que encabezaba Marcelo D'Alessio y que alcanzaría hasta el propio fiscal Stornelli.

    Juez Alejo Ramos Padilla.
    Juez Alejo Ramos Padilla.

    CAPITAL FEDERAL (ANDigital) El fiscal Federal de Dolores Alejo Ramos Padilla ordenó la detención de Antonio Luffi, un prefecto que integraba la red de espionaje ilegal, y con él ya son cuatro los detenidos por esta causa.

    La principal hipótesis maneja el magistrado apunta a que el prefecto era uno de los informantes del falso abogado, y espía, Marcelo D'Alessio.

    De acuerdo a lo informado por La Nación, el nombre de Luffi era el título de una de las carpetas de las computadoras que se secuestraron durante los allanamientos al extorsionador D'Alessio, quien utilizaba, según detalló Ramos Padilla en sus resoluciones, información proveniente de los servicios de inteligencia y también de funcionarios judiciales para extorsionar.

    La causa ya cuenta con cuatro detenidos: A D'Alessio y Luffi se le suman los excomisarios de la Bonaerense Aníbal Degastaldi y Ricardo Bogoliuk.

    También están siendo investigados el exespía de la AFI Rolando “Rolo” Barreiro, el fiscal de Mercedes Juan Ignacio Bidone –quien solicitó ser aceptado como arrepentido en la causa–, y el fiscal Carlos Stornelli, quien está a cargo de la causa de los cuadernos y no se presentó a cuatro citaciones de Ramos Padilla para declarar.

    Si bien la investigación avanza, aún la Cámara Federal de Mar del Plata no resolvió sobre el pedido del fiscal de la propia causa, Juan Pablo Curi, para quitarle la causa al juez de Dolores. Si así lo hiciera, se derivaría a un Juzgado Federal pero de la Ciudad de Buenos Aires.

    Es importante destacar que Curi viene siendo objeto de denuncias por parte de la querella. De hecho, el abogado Maximiliano Rusconi –quien aparece en los diálogos por WhatsApp entre D’Alessio y Stornelli como potencial “objetivo” de una operación de inteligencia–, denunció “una total pérdida de objetividad” del fiscal.

    “Llamativamente, y contrario a lo que suele suceder a lo largo de los diversos expedientes que esta querella ha podido ver a lo largo de tantos años de ejercicio profesional, nos encontramos en este caso con una actuación por parte del representante del Ministerio Público Fiscal que, lejos de impulsar la investigación, constantemente busca deslegitimar la misma, imponer retrasos, límites a la obtención de la prueba y dilaciones indebidas al proceso, llegando incluso a desconocer el propio Código de Procedimientos que regula el trámite del proceso penal”, bramó Rusconi.

    Y esto se da porque Curi condicionó con una vara muy alta la posibilidad de que algunos imputados, entre ellos el propio D’Alessio y el exespía Barreiro, pudieran acogerse al régimen del “imputado colaborador” y, de esa manera, describir hechos y situaciones que involucrarían a otros personajes por encima de ellos en la escala jerárquica de la organización ilícita, como por ejemplo a Carlos Stornelli. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales