15 Nov. 2019 | 07:12
15 Nov. 2019 | 07:12
Las pericias fueron clave

Docente que fingió amenazas y lesiones fue procesada por falsa denuncia

  •   |  
  • Se trata de Corina de Bonis. La Justicia la citó a indagatoria. La maestra había denunciado una coacción agravada en su contra. Ahora también enfrenta cargos por falso testimonio, junto a otra educadora.

    Corina de Bonis, la maestra que habría incurrido en falso testimonio.
    Corina de Bonis, la maestra que habría incurrido en falso testimonio.

    MORENO-BUENOS AIRES (ANDigital) Las docentes de Moreno Carina de Bonis y María Fuentes fueron procesadas este martes por falso testimonio y falsa denuncia, luego de que justamente denunciaran ante la Justicia el secuestro, la coacción y las lesiones por sobre la primera, y la existencia de un llamado intimidatorio, en el caso de la segunda, quien es vicedirectora del Centro de Educación Complementaria Nº 801.

    Conforme al avance de la causa y a las directivas que dio la Fiscalía Nº 1 de Moreno, los investigadores acreditaron mediante el registro de llamados incorporados a la causa penal que no existió ninguna comunicación amenazante al número que Fuentes aportó como propio. La educadora había indicado que, antes de la presunta coacción con lesiones, la habían intimidado y amedrentado con un llamado su móvil.

    En tanto, Corina de Bonis había relatado que el miércoles 12 de septiembre del año pasado un grupo de hombres la había subido a un automóvil a la fuerza para luego ponerle una bolsa en la cabeza a fin de torturarle y escribirle con un punzón en su panza la frase: “Olla no”.

    De Bonis es una maestra que estaba a cargo de la organización de una olla popular en el establecimiento educativo 801 –que en ese entonces no estaba funcionando porque padecía problemas edilicios estructurales–, y la secuencia se dio tras la muerte Rubén Rodriguez y Sandra Calamano, luego de la explosión de una estufa. Cabe señalar que los directivos habían denunciando al Consejo Escolar por el pésimo estado de las instalaciones, y habían realizado al menos 8 descargos previos a la explosión que terminó con la vida de dos docentes.

    Ahora la causa dio un giro y, ante la consulta de ANDigital, voceros de la investigación indicaron que “se ha obtenido en pesquisas filmaciones de tres cámaras cercanas al lugar donde presuntamente aconteciera el evento narrado como presunto secuestro, que dan cuenta del pasar de la víctima, no así de la circulación de vehículo alguno con características similares a las cuales ésta describiera, menos aún del acometimiento denunciado”.

    Personal de la DDI de Moreno y de General Rodríguez afirmó que “del análisis temporo-espacial de las filmaciones se puede concluir la imposibilidad de que el suceso en estudio pudiera haber ocurrido en ese lapso temporal y en el lugar indicado, habiendo individualizado a las dos personas que se avistaran en las filmaciones caminar delante de la denunciante, quienes no han observado el circular de ningún vehículo como el descripto”, se lee en la pericia.

    Los psicólogos intervinientes han afirmado en la causa que “el relato de De Bonis posee características estereotipadas, resultando ser una persona posible de sugestionabilidad e influenciabilidad”.

    Además, destacaron “inquietudes altruistas y posicionamiento de tinte sacrificial”, así como características de su relato que hacen dudar de su veracidad, pensando que “pudo haber sido influenciada y utilizada por otras cuestiones de naturaleza política”.

    Con la pericia médica realizada, en el expediente se ha establecido que no se puede ni confirmar ni descartar que hayan sido causada por terceros las lesiones en el abdomen, y se agrega que: “En caso de que hubiere habido resistencia, forcejeo o movimientos involuntarios de defensa y del propio andar del vehículo, hubiesen aumentado la posibilidad de que esas mismas lesiones presentaran otras características, así como también mayor profundidad”.

    Por último, se supo que el miércoles 17 de abril pasado, se recibió en la Fiscalía la pericia realizada por la División Pericias Técnicas de Videos del Ministerio de Seguridad provincial, que da cuenta que del análisis de las filmaciones obtenidas en autos “no se observa ninguna maniobra o hecho relacionado a un secuestro y/o retención en contra de su voluntad, ni la detención de un vehículo de color rojo en las escenas donde se ve a la señora transitar por las cámaras, ni actitud que denotara algún evento relacionado a lo investigado, ni daños físicos aparentes”.

    Por estos hechos, las dos imputadas fueron citadas a declaración indagatoria ante la Fiscalía Nº 1. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales