24 Jul. 2019 | 06:18
24 Jul. 2019 | 06:18
Deja la cárcel de Marcos Paz

Por razones de salud, Samid fue beneficiado con la prisión domiciliaria

  •   |  
  • El empresario matarife ya fue habilitado para cumplir la pena en su domicilio de Ramos Mejía. Fue condenado a cuatro años por los delitos de asociación ilícita y evasión impositiva.

    Alberto Samid.
    Alberto Samid.

    CAPITAL FEDERAL (ANDigital) El Tribunal Oral Penal Económico Nº 1 le otorgó este lunes la prisión domiciliaria al empresario de la carne Alberto Samid, condenado a cuatro años de prisión por integrar una asociación ilícita dedicada a la evasión de impuestos.

    La decisión del tribunal se basó en los problemas de salud que tiene el “Rey de la Carne”, dueño de una cadena de carnicerías y frigoríficos.

    Samid fue condenado a cuatro años de prisión como miembro de una asociación ilícita que evadió impuestos en sus frigoríficos, y pese a que al juicio llegó excarcelado, quedó preso en la cárcel de Ezeiza porque en medio del debate viajó sin permiso a Belice y tuvo que ser extraditado.

    Además, le ordenaron pagar 281.182,60 pesos debido a que ese fue el monto que costó el operativo policial para regresarlo al país tras la fuga.

    El miércoles pasado, el empresario de 71 años había presentado el pedido de prisión domiciliaria a los jueces Diego García Berro, Ignacio Fornari y José Michilini.

    Según la ley 26.472 del Código Penal, el juez puede disponer la detención domiciliaria en el caso que la privación de la libertad en el establecimiento carcelario le impida al interno recuperarse o tratar adecuadamente su dolencia y que sea mayor de 70 años.

    De acuerdo a la pericia psiquiátrica, la atención brindada en la unidad penitenciaria se encuadra en un “abandono” afectado por polipatología cardiológica, urológica, prostática, otorrinológica y traumatológica en ambas rodillas.

    Además, el examen psíquico evidencia que Samid sufre de “ansiedad significativa, estrés, trastorno adaptativo de tipo mixto (ansioso depresivo), significativa irritabilidad y fobia al encierro sobre todo nocturno”.

    Hay que agregarle que el exdiputado provincial tiene obesidad, hipotiroidismo y diabetes de tipo 2.

    Cabe reseñar que el dirigente peronista fue juzgado como miembro de una asociación ilícita que evadió IVA retenido o percibido a terceros entre 1993 y 1998.

    Junto con Samid fueron condenados su hermana Alicia, Teresa Fornasier y Claudio Pileo a tres años de prisión en suspenso y María Susana Moreno a tres años y seis meses de prisión efectiva. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales