19 Oct. 2019 | 09:40
19 Oct. 2019 | 09:40
Lomas de Zamora

La buscaban como desaparecida pero está prófuga por instigar aberrante crimen

  •   |  
  • Se trata de Verónica Oliva, quien se fugó junto a Rodrigo García. Dejaron cartas de despedida y reconocieron haber hecho cosas “muy malas”. El desgarrador testimonio de Hellen Huerta, la novia del hombre, quien sufrió un brutal ataque que le hizo perder el embarazo.

    Rodrigo García y Verónica Oliva.
    Rodrigo García y Verónica Oliva.

    LOMAS DE ZAMORA-BUENOS AIRES (ANDigital) El caso de una mujer desaparecida tuvo un escabroso viraje, pues Verónica Oliva se fugó con su quien fue durante un tiempo fue su novio y actualmente era el amante, Rodrigo García. Fue tras instigar un aberrante crimen.

    La Secretaría de Seguridad de Lanús venía solicitando la colaboración de la población para dar con el paradero de la mujer en cuestión, vista por última vez el pasado domingo la noche, volviendo de trabajar desde la Clínica Saint Michelle, de Remedios de Escalada, donde cumple funciones de enfermera.

    “Vestía campera de jogging color negro; pantalón jean oscuro con detalles de gastado color óxido; zapatillas violeta y mochila azul”, detallaba el parte, que solicitaba comunicarse al 911 ante cualquier novedad.

    Por estas horas, trascendió que Oliva y Rodrigo García mandaron atacaron a la novia de este, Hellen Huerta, a quien dos sujetos golpearon y picanearon, estando embarazada de seis meses.

    En consecuencia, la beba murió y ellos escaparon dejando cartas de despedida a sus familiares.

    De acuerdo a lo que consta en la denuncia, el pasado viernes los intrusos irrumpieron en la vivienda de García y de Huerta y mientras el hombre se duchaba, los intrusos arremetieron contra la mujer, golpeándola y picaneándola en la panza.

    A raíz de este ataque, Hellen debió ser internada y ser sometida a una cesárea de urgencia, perdiendo su embarazo.

    Los testimonios recogidos por la investigación dan cuenta que Oliva y García se querían escapar juntos y la chica embarazada al parecer “estorbaba”.

    “Él es camillero y ella enfermera, así que sabían que con la picana le mataban el bebé por paro cardíaco”, indicaron los voceros.

    En la carta de despedida, escribieron: “hicimos cosas muy malas no lo van a entender porque es por amor”.

    Al conocerse los pormenores del caso, los familiares de Verónica Oliva retiraron la denuncia por búsqueda de paradero.

    “Me dijo me voy a bañar. Me dormí y aparecieron dos tipos con picanas. Me electrocutaron la pierna. Les supliqué diciendo que estaba embarazada y me electrocutaron más la panza. Me la dejaron, mi cuerpo se aflojó, me amordazaron, me maniataron. Pensaba que mi pareja estaba en el baño. Cuando sale escucho los gritos, tenía los ojos tapados, una media en la boca. Escuchaba que peleaba que le decía ‘te voy a dar la plata’, entraban y seguían golpeándome la panza”, reveló la víctima a través de un video desde la habitación de la Clínica Suizo Argentina.

    Y prosiguió: “me quisieron sacar de la cama. Me hice la muerta, me dejaron tirada. Y otra vez salieron y volvieron con furia a golpearme, yo me cubría como podía. Intentaba protegerme y me corrían la mano para darme con todo. Perdí el conocimiento y cuando me doy cuenta había silencio y aparece el padre de mi hija diciéndome ‘vamos al hospital’. Yo le digo que llamemos a la policía y él dice que no. Finalmente llamamos, tardó media hora. Me llevan al Hospital Allende donde me atiende una médica nefasta que me dice muy tranquila ‘mañana hacemos la ecografía’. Mis padres estaban al tanto porque fue lo primero que hice y luego me trajeron a la Suizo y aquí me dijeron que mi gorda murió”.

    “El padre la besó y después él dijo que hoy más que nunca tenía que trabajar y no perder el trabajo y yo lo entendí, que de verdad pensaba que teníamos que recuperarnos. Trabajó sábado y domingo y esa noche me dijo que necesitaba tiempo y nunca más me contestó mensajes”, añadió.

    Finalmente, reveló: “el lunes aparece su celular tirado en un tacho y el miércoles encontré un publicación que buscan a su ex. Cuando hablamos con la hermana de ella se habían ido los dos. Dejaron cartas de despedida. Mataron a mi hija para irse juntos. Necesito que los encuentren y paguen para que mi hija descanse en paz”. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales