18 Nov. 2019 | 16:37
18 Nov. 2019 | 16:37
La Plata

“El padre Eduardo Lorenzo no es un enfermo, es un pedófilo, manipulador y abusador”

  •   |  
  • Así lo definió Julián Bartoli, uno de los denunciantes en la causa que está a cargo de la fiscal Ana Medina (UFI 1). También dijo que el religioso es “violento” y “sabe bien lo que hace”. Mientras tanto, el cura sigue en sus funciones en Gonnet.

    Julián Bartoli, una de las víctimas del “depredador sexual”.
    Julián Bartoli, una de las víctimas del “depredador sexual”.

    La PLATA-BUENOS AIRES (ANDigital) En sede judicial platense avanza el expediente contra el sacerdote Eduardo Lorenzo, acusado de abusos sexuales reiterados. Los relatos de las víctimas datan de la década del 90, aunque la causa que más progresos tiene es la que se inició tras una denuncia que señala la existencia de los hechos en el año 2008.

    Este jueves, en horas del mediodía, se presentó a declarar ante la fiscal del caso Mario Peralta, un sacerdote que conoció los manejos de Lorenzo y vivió de cerca cómo eran las relaciones que tejía con los niños con los que mantenía contacto.

    En su exposición, dio características salientes de la personalidad del religioso que sigue en funciones en la localidad de Gonnet, a pesar de estar imputado en la justicia penal.

    Mientras Peralta declaraba en la Fiscalía 1, en las afueras del edificio del Fuero Penal, Julián Bartoli (uno de los denunciantes y víctimas de Lorenzo) habló en rueda de prensa y definió a su abusador desde las escalinatas de 7 entre 56 y 57.

    “No siente culpa y no es recuperable. El padre Eduardo Lorenzo no es un enfermo, es un pedófilo manipulador, abusador y violento que sabe bien lo que hace, es un depredador sexual”, sostuvo en forma categórica.

    A pesar de los variados testimonios que hay en la causa, la fiscal hasta el momento no pidió la detención, algo que aguardan los damnificados. Esta semana la causa avanzó con algunas medidas de prueba que se efectivizaron y que pueden robustecer la acusación contra el imputado.

    Cabe consignar que, a pedido de la fiscal Ana Medina, agentes de la DDI La Plata llevaron a cabo este martes una inspección ocular y una orden de registro en la parroquia Inmaculada Madre de Dios, en la cual se encuentra alojado Lorenzo.

    La diligencia judicial tuvo lugar en el inmueble que se ubicada sobre la calle 502 entre 15 y 16 de Gonnet.

    Según obra en el expediente judicial, en ese lugar se perpetraban los abusos de los que dieron cuenta los denunciantes en sus declaraciones testimoniales (bajo juramento) en sede judicial.

    Contra Lorenzo hay testimonios que narran abusos perpetrados al menos desde el año 2008. El sacerdote fue derivado a Gonnet tras una designación hecha por el exArzobispo de La Plata Héctor Aguer, ya retirado del cargo. (ANDigital)

    La PLATA-BUENOS AIRES (ANDigital) En sede judicial avanza el expediente contra el sacerdote Eduardo Lorenzo, acusado de abusos sexuales reiterados. Los relatos de las víctimas datan de la década del 90, aunque la causa que más progresos tiene es la que se inició tras una denuncia que señala la existencia de los hechos en el año 2008. 
    Este jueves, en horas del mediodía, se presentó a declarar ante la fiscal del caso Mario Peralta, un sacerdote que conoció los manejos de Lorenzo y vivió de cerca cómo eran las relaciones que tejía con los niños con los que mantenía contacto. 
    En su exposición, dio características salientes de la personalidad del religioso que sigue en funciones en la localidad de Gonnet, a pesar de estar imputado en la justicia penal. 
    Mientras Peralta declaraba en la Fiscalía 1, en las afueras del edificio del Fuero Penal, Julián Bartoli (uno de los denunciantes y víctimas de Lorenzo) habló en rueda de prensa y definió a su abusador desde las escalinatas de 7 entre 56 y 57. 
    “No siente culpa y no es recuperable. El padre Eduardo Lorenzo no es un enfermo, es un pedófilo manipulador, abusador y violento que sabe bien lo que hace, es un depredador sexual”, sostuvo en forma categórica. 
    A pesar de los variados testimonios que hay en la causa, la fiscal hasta el momento no pidió la detención, algo que aguardan los damnificados. Esta semana la causa avanzó con algunas medidas de prueba que se efectivizaron y que pueden robustecer la acusación contra el imputado. 
    Cabe consignar que, a pedido de la fiscal Ana Medina, agentes de la DDI La Plata llevaron a cabo este martes una inspección ocular y una orden de registro en la parroquia Inmaculada Madre de Dios, en la cual se encuentra alojado Lorenzo.
    La diligencia judicial tuvo lugar en el inmueble que se ubicada sobre la calle 502 entre 15 y 16 de Gonnet.
    Según obra en el expediente judicial, en ese lugar se perpetraban los abusos de los que dieron cuenta los denunciantes en sus declaraciones testimoniales (bajo juramento) en sede judicial.
    Contra Lorenzo hay testimonios que narran abusos perpetrados en 1990, 1995, 1999, 2001 y 2008. El sacerdote fue derivado a Gonnet en 2017 tras la designación hecha por el exArzobispo de La Plata Héctor Aguer, ya retirado del cargo. (ANDigital)

     

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales