25 May. 2020 | 17:17
25 May. 2020 | 17:17
Estremecedor relato

La declaración del femicida de Claudia Repetto: “Quisiera volver el tiempo atrás”

  •   |  
  • La escueta pero contundente declaración testimonial de Ricardo Rodríguez ante el fiscal Fernando Castro, a la que accedió ANDigital.

    El femicida en los Tribunales.
    El femicida en los Tribunales.

    MAR DEL PLATA-BUENOS AIRES (ANDigital) ANDigital accedió a la declaración testimonial de Ricardo Rodríguez, el asumido femicida de Claudia Repetto, gracias a la cual los investigadores terminaron dando con el cadáver de la mujer, este sábado pasado el mediodía en Mar del Plata.

    El hombre fue detenido este viernes por la noche por los propios hijos de la mujer, quienes lo retuvieron y avisaron a las autoridades policiales para que quede detenido, algo que finalmente ocurrió.

    Tras la declaración testimonial, en la que no admitió que le hicieran preguntas, Rodríguez fue trasladado a la Unidad Penitenciaria Nº 44 de Batán.

    Sus declaraciones

    “Mi intención es colaborar con la investigación. Voy a declarar sin contestar preguntas hoy y muy breve, y cuando esté mejor voy a declarar más extensamente. Antes de declarar quiero pedir que me trasladen a Buenos Aires, a la Unidad Penal más cercana a Capital Federal que es donde vive mi hermana, quiero también si me pueden conseguir un par de zapatillas y prendas de vestir. El traslado que solicito es porque tengo miedo por los amigos de los hijos de Claudia y estoy seguro que me van a lastimar”.

    “También quisiera recibir contención psicológica y psiquiátrica. Quiero estar aislado hasta tanto se efectúe el traslado”.

    En cuanto al hecho que se le imputa declarar: “La noche del hecho fue un momento muy duro para mí, muy oscuro. Muy nublado. Me acuerdo que entré al pasillo, el tipo la estaba esperando en la camioneta y me agarró un ataque de celos, algo por dentro y discutimos con ella. Discutimos en el pasillo. La manotee cuando volví a mi estado, porque no sabía lo que estaba haciendo, la encontré en el piso y la quise revivir y estaba muerta. No la pude revivir. Mi hijo no estaba, había salido en la moto con los amigos. Yo estaba solo. No hay nadie más que sepa nada, yo soy el único responsable. Sentí desesperación, me sentía que no sabía qué hacer. Pensaba entre mí ¿qué hago, qué es lo que hice? Me acuerdo que en un momento la estaba llevando a los Acantilados en la moto. La cargué en la moto y la llevé a Acantilados. La cargué en la parte de atrás. La envolví en una sábana. Llegué a Acantilados y la enterré con una pala que llevé desde mi casa. Había como un pozo. No sé si subí por Carasa o Solís. Llegué a la costa y de la costa pegué derecho hasta Acantilados. Ese pozo que mencioné estaba pasando el cruce de la ruta esa que viene para este lado, la que va para Edison”.

    “Pasé eso que hay, como unos maceteros. Estaba nervioso, nublado con lo que había pasado. Ahí nomás cuando bajé con la moto, la dejé. Mano derecha de la ruta. Pasé los maceteros como cuatro cuadras. Sé que bajé con la moto y había unas ramas y un hormiguero. Ahí la enterré. La pala la revoleé para adelante. Por hoy no quiero declarar más, pero voy a prestar una declaración amplia donde sí voy a responder preguntas. Estoy totalmente arrepentido quisiera volver el tiempo atrás”. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales