10 Aug. 2020 | 18:42
10 Aug. 2020 | 18:42
Ocurrió en Avellaneda

Excarcelan al policía que acribilló a joven que quiso robarle en frustrada compra de Play Station

  •   |  
  • El hecho ocurrió el sábado 30 de mayo pasado. Fue luego de haber acordado la compra de una consola de esa marca, momento en que el joven de 18 años habría intentado robarle. Los detalles.

    AVELLANEDA-BUENOS AIRES (ANDigital) La Justicia decidió excarcelar al policía de la Federal que el 30 de mayo pasado acribilló de 18 balazos a un joven de 18 años de edad que habría intentado robarle en una frustrada compra-venta de una consola de Play Station –transacción que se había acordado previamente a través de las redes sociales–, hecho que ocurrió en Avellaneda.

    La decisión fue adoptada por la jueza de Garantías de Lomas de Zamora, Brenda Madrid, quien recaratuló la causa que pesa sobre el agente Osvaldo Nicolás Rendichi, de 24 años, y que originalmente era por “homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego”, a “exceso en legítima defensa”.

    El fiscal Elbio Laborde, titular de la UFI Nº 3 Descentralizada de Avellaneda, había solicitado la prisión preventiva para el policía, quien amén de haber recuperado su libertad seguirá siendo investigado en el marco de la causa por la muerte de Lucas Barrios.

    El padre de la víctima, David Barrios, manifestó creer “que quieren dejar el crimen en la nada” y anticipó que “voy a llegar hasta lo último, esto no va a quedar así”, al tiempo que contradijo la versión del efectivo, quien habló de un primer disparo de Barrios para luego desatar su andanada de tiros contra la humanidad del joven.

    “Yo estaba laburando a unos 30 metros del lugar donde fue todo, vi que el auto pasó y de repente escuchamos los balazos, pero nada que ver lo que dijo el policía sobre que hubo un enfrentamiento, porque los 18 tiros que se escucharon fueron de una misma pistola, la de él”, afirmó en declaraciones reproducidas por Télam.

    El hombre agregó que Rendichi “se puso el arma en la cintura y bajó de nuevo, ahí se escuchó otro tiro que la gente dice que le pegó en el pecho”, subrayó que su hijo “no disparó en ningún momento”, y agregó que “la mujer de un amigo le decía que deje de tirar, que deje de tirar, y seguía tirando”, por lo que considera que el policía “vino a matarlo, lo ejecutó para hacer justicia por mano propia”.

    Luego del hecho el policía fue a la Comisaría Primera de Avellaneda, donde fue detenido y dio su versión de lo sucedido, entregó su arma reglamentaria y una pistola 9 milímetros marca Tanfoglio que habrá que determinar quién la llevaba.

    Tras recibir los 18 disparos en el cuerpo, Barrios fue trasladado al Hospital Fiorito, donde falleció. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales