20 Sep. 2020 | 03:46
20 Sep. 2020 | 03:46
¿Dónde está Facundo?

Abogado de la familia considera que Facundo fue asesinado el mismo día que desapareció

  •   |  
  • Leandro Aparicio sigue sosteniendo que hay una campaña de encubrimiento de la policía. Apunta sus sospechas a la fuerza en esa región, un periodista, el fiscal Federal Ulpiano Martínez e incluso Sergio Berni.

    Leandro Aparicio.
    Leandro Aparicio.

    CORONEL PRINGLES-BUENOS AIRES (ANDigital) La búsqueda de Facundo Astudillo Castro continuó esta semana en un camino vecinal que está cercano a la localidad de Mayor Buratovich, en el partido de Villarino, a escasa distancia de donde –dicen testigos– se lo vio al joven subir a un patrullero el fatídico 30 de abril, día de su desaparición.

    Respecto a la primera búsqueda que inició la Policía Federal y el fiscal Ulpiano Martínez, uno de los abogados de la familia, Leandro Aparicio, dialogó con ANDigital y dijo que “el rastrillaje fue deficiente, porque yo entiendo que si lo estuvieron buscando por Bahía Blanca, lo estuvieron buscando por (la localidad de Ingeniero) White, lo estuvieron buscando por Cerri y no lo buscaron por donde nosotros decimos que desapareció, estuvieron buscando en cualquier lado”.

    Recordó también que en la delegación policial de Teniente Origone encontraron el pasado viernes un souvenir del chico en un calabozo que ahora oficiaba de depósito de basura, entonces asumió fastidiado que pese a ese hallazgo “tenemos que seguir soportando la campaña de prensa que hace La Brújula (medio digital de Bahía Blanca), y que además digan que la mamá del chico y el policía instructor de canes Marcos Herrero fueron a plantar esa prueba ahí”, disparó.

    “A partir de allí uno tiene que hacer otras disquisiciones, otros análisis lógicos y argumentativos, pero eso es un dato más de todos los que tenemos respecto del encubrimiento”, agregó.

    Por otra parte, afirmó que “podemos acreditar el encubrimiento, y tenemos tres testigos que vieron que subieron a Facundo al patrullero. Estamos ya ante un delito de desaparición forzada y aunque nos resta identificar quiénes son esas dos personas, no podemos dejar de advertir y denunciar que hay un encubrimiento, que hay una asociación ilícita, que empezó a trabajar toda esa asociación ilícita desde el momento de la desaparición de Facundo en forma ininterrumpida y que aún hoy sigue operando”, advirtió el letrado.

    Aparicio aseveró que “aún sigue operando, y la manera visible es a través del periodista German Sasso, a quien hemos denunciado, porque es quien trata siempre de introducir pruebas, alterar las pruebas, y lo último que hizo fue 'informar' que los testigos que vieron cuando interceptaron y subieron al patrullero a Facundo, no pasaron ese día por el lugar, y sí lo hicieron ese día”, remarcó.

    Sobre las formas de ocultamiento de pruebas, denunció que “hay un funcionario de la Municipalidad de Villarino que alteró un informe. La finalidad evidente, inocultable, es desviar la investigación, y es un delito, por eso lo hemos denunciado. Pedimos la detención de cuatro policías y la formulación de cargos para otras once personas, de los cuales ocho son policías y tres son civiles”, notificó.

    Según Aparicio, el mencionado periodista tendría un nexo muy fuerte con distintos sectores de la Policía, y con distintos sectores de la Justicia provincial y de la Justicia Federal: “No sólo Sasso, sino su dueño, Gustavo Elías (empresario cercano al presidente de Independiente Hugo Moyano), propietario de La Nueva, vinculación con el municipio de Villarino, con el de Monte Hermoso y con la Justicia Federal”.

    Luego añadió: “Todos los fiscales y jueces han ido a sacarse fotos al despacho de La Nueva; entonces entendemos que no es casual, no puedo establecer por qué Sasso está haciendo esto, pero tengo que decir que tiene una postura determinada a fomentar la teoría de que el chico está bien y ahora lo último que intenta es ensuciar a Facundo, decir que Facundo es narco y que hay que investigar ese mundo”.

    En el lugar que se inspeccionó durante dos días, se encontraron zapatillas, una mochila, huesos (no creen que sean humanos) y un buzo oscuro similar al que tenía Facundo cuando fue visto. De todos modos la querella está tomando todo con mucha cautela, “es un dato más y entendemos que ese lugar tendría que haber sido requisado antes, pero se fueron como chiste de Landriscina, a buscarlo a 100 kilómetros más allá de donde estaba, y donde efectivamente estaba no lo buscaron, en Origone no lo buscaron, tuvimos que ir nosotros”, remató.

    En otro orden de cosas Aparicio señaló que “siempre estuvimos esperando que el fiscal nos autorice el rastrillaje, Cristina (Castro, mamá de Facundo) se quedó esperando todo el día. El fiscal es una persona que difiere el avance de esta causa y no es lo mismo para Cristina estar buscando su hijo, que para un fiscal que no sé si cobra $ 300 mil o 400 mil, y que evidentemente no le importa absolutamente nada; el tiempo de las personas no es el mismo de los burócratas, eso le indigna a la madre y es lo que le sucede muchas veces a las personas cuando se choca con el Estado”, ejemplificó.

    Para completar, acusó: “Te desaparecen con la policía pero se aparecen con fiscales como Ulpiano Martínez, jueces, políticos como (el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio) Berni, (la exministra de Seguridad nacional, Patricia) Bullrich y personajes como Sasso, que contribuye a la impunidad”.

    La esperanza es lo último que se pierde

    Por último, y al ser consultado si tiene la esperanza de que Facundo aparezca con vida, Aparicio concluyó: “Yo querría que Cristina tuviera esa esperanza, pero la sensación de ella es de que no. Las pruebas que nosotros estamos recabando nos hacen creer que no, no hacen no creer, tener la certeza que Facundo fue asesinado el día 30 de abril”. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales