31 Oct. 2020 | 13:13
31 Oct. 2020 | 13:13
Espeluznante

Brutalidad en San Nicolás: Le cortaron el rostro para extirparle los órganos con la mano

  •   |  
  • El terrible hecho ocurrió este viernes en el kilómetro 223 de la Ruta 9, que une la CABA con Rosario. El fiscal Julio Tanús dijo nunca haber visto algo así. Los escabrosos detalles.

    La casa donde ocurrió el salvaje homicidio (gentileza Infobae).
    La casa donde ocurrió el salvaje homicidio (gentileza Infobae).

    SAN NICOLÁS-BUENOS AIRES (ANDigital) Un espeluznante crimen aconteció en las últimas horas en la ciudad bonaerense de San Nicolás donde un hombre fue asesinado con un elemento cortopunzante, pero con el agravante de que el o los asesinos le abrieron el rostro para poder ingresar la mano por su tráquea y de ese modo extirpar sus órganos.

    De hecho el cadáver de Juan Carlos Donato, de 69 años de edad, apareció con sus vísceras a sus lados, y con cortes en el abdomen y fuertes lesiones en el rostro.

    El homicidio sucedió este jueves en una vivienda ubicada en el kilómetro 223, a la vera de la Ruta 9, que une la Ciudad de Buenos Aires con Rosario, y tras arribar al lugar los investigadores manifestaron que se trataba de “una laguna de sangre”.

    Es que el asesino cortó el maxilar del sexagenario, le introdujo la mano por la laringe y le sacó parte del corazón, del hígado, del estómago y de los intestinos.

    “Es una agresión escandalosa, por demás de brutal. Post mortem le cortaron la nariz, la lengua y le extrajeron el maxilar para luego introducir la mano por la laringe, y le extirparon las vísceras. Una cosa impensada”, explicó el fiscal que entiende en la causa Julio Tanús, titular de la UFI Nº 3 del Departamento Judicial San Nicolás.

    En diálogo con TN el letrado relató que todo aconteció en un cuarto externo a la casa de Donato, una suerte de lavadero, y del testimonio de la esposa dijo que ésta pudo haberse encontrado con el presunto asesino al llegar a la casa, por lo que todo apunta a una sola persona.

    “No tenemos la certeza absoluta, pero sería alguien que está enajenado. Los testigos vieron a un hombre en la puerta del campo, haciendo ademanes, y vestido con una remera rosa, que luego fue encontrada en el cuartito en el que se cometió el crimen”, concluyó Tanús. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales