19 Oct. 2019 | 14:27
19 Oct. 2019 | 14:27
Firmado por todos los ministros

Scioli y un decreto polémico: Retrasa la designación de cargos y ya hay bronca

  •   |  
  • El problema estaría centrado en la cuestión presupuestaria, ya que el gobernador bonaerense y su Gabinete no cuentan con “dinero fresco”, y apunta puntualmente a la designación de nuevo personal, que todos los años es necesaria y, en algunos casos, urgente.
    • Escrito por ANDigital

    LA PLATA-BUENOS AIRES, Enero 30 (ANDigital) Como si el conflicto que se avecina fuera poco, en relación a las discusiones de índole paritario entre el Gobierno bonaerense y los gremios representativos de los trabajadores de la administración pública, por las que se avizora un panorama desalentador y pocas coincidencias entre lo que se pide y lo que se ofrecerá, ahora se agrega un decreto recientemente firmado por el gobernador Daniel Scioli y todos sus ministros, con fecha 3 de enero del corriente año 2012, que sin lugar a dudas traerá cola y más de un reclamo sindical.

    El problema estaría centrado en la cuestión presupuestaria, ya que Scioli y su Gabinete no cuentan con “dinero fresco”, y apunta puntualmente a la designación de nuevo personal, que todos los años es necesaria y, en algunos casos, urgente, a raíz de las vacantes producidas por jubilaciones, fallecimientos o por el agrandamiento del área de acción a la cual la dependencia que busca nuevos trabajadores apunta.

    La cuestión es que a través del expediente Nº 2300-1588/12, se manifiesta que “se propicia establecer restricciones en materia de recursos humanos en la Administración Pública Provincial”, y basa esa decisión en el Decreto Nº 2658/00 y sus prórrogas anuales, que instrumentaron “una restricción paulatina en el gasto en materia de personal a raíz de la merma evidenciada en los ingresos públicos” y que, ahora, esas medidas, además de ser prorrogadas, se han visto potenciadas.

    ¿Cómo es eso? Puntualmente, el artículo 1º de este decreto manifiesta que “toda designación de personal, así como cualquier otra modificación de la situación de revista o lugar de prestación de servicios de los agentes de la Administración Pública centralizada y descentralizada, cualquiera sea su régimen estatutario y agrupamiento ocupacional, sólo tendrá efectos a partir de la fecha de notificación del acto administrativo que la disponga”.

    Esta particular medida restringe el ingreso de personal por al menos 3 ó 4 meses, ya que esos son los tiempos burocráticos mínimos para la notificación oficial de ese acto administrativo, además de necesitar “la intervención previa de la Dirección Provincial de Personal, dependiente de la Secretaría General de la Gobernación; la Dirección Provincial de Presupuesto, dependiente de la Subsecretaría de Hacienda del Ministerio de Economía y, en caso de corresponder, de la Contaduría General de la Provincia”.

    De todo esto se exceptúan “las designaciones de personal bajo las modalidades previstas en los incisos c) y d) del artículo 111 de la Ley 10.430 (Estatuto y Escalafón para el Personal de la Administración Pública”, que apunta a las situaciones de revista del personal de planta temporaria, puntualmente contratados y transitorios; es decir, cargos menores y que no reportan mayor gasto económico, pero sólo a “aquellos que se hayan desempeñado bajo esas modalidades hasta el 31 de diciembre” pasado.

    Además, se dispone que “en las actuaciones administrativas que promuevan las designaciones precedentes, deberá acreditarse el cargo vacante disponible, y detallarse asimismo la cantidad de cargos vacantes disponibles sobre el total de los previstos en la Ley de Presupuesto anual”.

    Esto suma tiempo a aquella restricción de ingreso de personal, ya que para que se acredite la baja se necesitan de entre 3 y 4 meses más de burocracia administrativa provincial, lo que sumaría un total de entre 6 y 8 meses de espera y retraso en la designación de personal.

    Es importante destacar que las vacantes no utilizadas en relación a esos contratados y transitorios, o producidas con posterioridad a este decreto, “serán absorbidas por el Ministerio de Economía (a modo de crédito específico) y quedarán a disposición del Poder Ejecutivo (…) desagregando por Planta Permanente y Temporaria, Régimen Estatutario y Agrupamiento Ocupacional”, además de que se deberá informar mensualmente de las vacantes que se vayan produciendo, aunque se exceptúan de esta cuestión a estructuras orgánico-funcionales aprobadas por decreto del Ejecutivo; Consejos Escolares de la Dirección General de Cultura y Educación (DGCyE); al personal docente y auxiliar docente de la DGCyE; a docentes y auxiliares de la Universidad del Sudoeste, Pedagógica Provincial y Provincial de Ezeiza; a Policías Bonaerenses de calle; los guardias, auxiliar y profesionales médicos del Servicio Penitenciario Bonaerense; al personal profesional hospitalario y de enfermería o auxiliares de enfermería del Agrupamiento Técnico de la mencionada Ley 10.430, que se desempeñen efectivamente en establecimientos hospitalarios del Ministerio de Salud, y al personal de áreas de Minoridad.

    También se decidió limitar los pases en comisión del personal hacia otras dependencias de la administración pública, el Poder Judicial, la Legislatura y los municipios.

    En este amplio marco, ANDigital recibió personalmente la queja de uno de esos gremios que en breve se sentará a discutir salarios con los ministros del gobernador, firmantes de este insólito decreto, que seguramente también integrará la agenda de temas a tratar en las paritarias, el hombre fuerte del Sindicato de Salud Pública de la Provincia (SSP), Miguel Ángel Zubieta, quien fue contundente: “Esto es un congelamiento de vacantes encubierto y un flagrante achicamiento presupuestario”, disparó.

    “Ni siquiera en 2000 y 2001, cuando el presupuesto apretaba de verdad y nos encontrábamos en una situación caótica, se tomó la decisión de posponer en el tiempo designaciones de personal para áreas sensibles de la salud, como son los camilleros, los choferes de ambulancias, el personal de limpieza y el de mantenimiento de todos los centros asistenciales”, y se preguntó luego: “Con enfermeros, algo esencial en materia de salud, pero sin estos agentes que recién te mencioné, ¿qué calidad en la atención de la salud vamos a brindar a la población?”.

    Además, continuó: “Es una realidad que año tras año se jubila o fallece un compañero, con lo cual se hace imperioso cubrir esa vacante de manera inmediata. Con esta burocratización, que como te dije, es congelamiento de vacantes y achicamiento presupuestario, deberemos esperar más de 6 meses para que ello ocurra”.

    En este sentido, Zubieta fue claro al recordar que “de los 3.700 puestos que nuestros trabajadores debían cubrir en 2011, al momento sólo 1.700 hicieron toma de posesión, prestando efectivo servicio en hospitales y salitas. Por eso me pregunto, ¿qué va a pasar en 2012 con esta medida inconcebible?”.

    Una respuesta que sólo tienen Daniel Scioli y los ministros que firmaron este decreto. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales