22 Sep. 2017 | 06:56
22 Sep. 2017 | 06:56
Justicia

Nuevo Encuentro ponderó la “emblemática condena” contra el policía que torturó a Luciano Arruga

  •   |  
  • La senadora provincial del espacio kirchnerista, Mónica Macha, destacó el fallo del Tribunal Oral Criminal 3 de La Matanza que sentenció a 10 años de prisión al exefectivo de seguridad Julio Diego Torales, acusado de golpear brutalmente al joven que desapareció en 2009 y fue hallado sin vida como un NN en el cementerio de la Chacarita, en octubre del año pasado. Resaltó el valor de la sentencia y reclamó “una transformación” para contrarrestar “la violencia institucional”.

    Luciano Arruga fue torturado en un destacamento policial, antes de su desaparición.
    Luciano Arruga fue torturado en un destacamento policial, antes de su desaparición.

    LA MATANZA-BUENOS AIRES (ANDigital) En un fallo unánime, el Tribunal Oral Criminal 3 de La Matanza condenó a 10 años de prisión al expolicía bonaerense Julio Diego Torales, acusado de torturar a Luciano Arruga el 22 de septiembre de 2008.

    En la lectura de la sentencia estuvo presente la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado bonaerense, Mónica Macha, quien aseguró que “se trata de una condena emblemática en la lucha contra la Violencia Institucional. Es fundamental que estos hechos, como los que sufrió Luciano Arruga, no queden impunes. Sin dudas esta sentencia por torturas de un policía en una comisaría, marca un antecedente importantísimo para hacer justicia y evitar que estos hechos se repitan”.

    “El de Luciano Arruga es un caso paradigmático de Violencia Institucional. Fue detenido de manera irregular y llevado a un destacamento que está prohibido para menores de edad. Recibió golpes y amenazas. Luciano era estigmatizado, discriminado y hostigado por integrantes de la Policía Bonaerense y cuatro meses después de este suceso desapareció en circunstancias que aun se están investigando”, relató la legisladora kirchnerista, quien aseveró que “la violencia institucional está atravesada por una cuestión de clase social: son los jóvenes de sectores populares las principales víctimas de estas prácticas violatorias de sus derechos”.

    En esa línea, apuntó contra los organismos de seguridad al manifestar que “las policías, los servicios penitenciarios y el Poder Judicial aún funcionan con los mismos esquemas institucionales y prácticas que lo hacían en dictadura. Erradicar la violencia institucional solo será posible en el marco de la política de Derechos Humanos del kirchnerismo”.

    Antes de finalizar, volvió a reclamar “una transformación en lo institucional, en las instituciones de la democracia. Somos muchos los que pedimos que se avance sobre la reforma de la policía y los servicios penitenciarios”, y recordó que “para terminar con la impunidad de estos hechos, hemos impulsado la ley de Fiscalías Especializadas que ubica el problema del acceso a la justicia por parte de los sectores populares”. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales