20 Nov. 2017 | 08:38
20 Nov. 2017 | 08:38
Entrevista con ANDigital

“Lo importante es la gestión y revertir la decadencia en la provincia”

  •   |  
  • Ante un escenario de polarización, el diputado provincial Diego Rovella avizora un triunfo de Cambiemos sobre el FpV en las próximas elecciones. El crecimiento del radicalismo y la posibilidad de una mayor presencia en las listas de candidatos. El caso testigo de La Plata. La discusión salarial con los docentes y la posibilidad de dar un abordaje integral a la problemática educativa.

    Diego Rovella en su despacho, entrevistado por ANDigital.
    Diego Rovella en su despacho, entrevistado por ANDigital.

    LA PLATA-BUENOS AIRES (ANDigital) En diálogo con ANDigital, el diputado provincial de la UCR- Cambiemos, Diego Rovella, se metió de lleno en el conflicto docente que atraviesa su quinta semana en territorio bonaerense y abordó la necesidad de encarar la problemática de una perspectiva global y no reducida a la cuestión salarial, al tiempo que trazó los desafíos del partido centenario de cara al escenario electoral, días después de la ratificación de la alianza oficialista.

    “El reclamo docente es justo, como lo reconoció la gobernadora (María Eugenia Vidal) y tal como lo dijo en la apertura de la Asamblea Legislativa, no les puede pagar los sueldos que se merecen los docentes”, argumentó en primer término el legislador, quien puso al desnudo el calamitoso estado de las arcas bonaerenses: “La Provincia está fundida y no tiene plata”.

    Transcurrió más de un mes desde la fecha fijada para el inicio del ciclo lectivo 2017, y la disputa aún persiste. El Ejecutivo elevó diferentes ofertas, pero los gremios las rechazaron y aguardan por una nueva convocatoria que incluya un ofrecimiento superador.

    “Cada punto de los docentes son mil millones de pesos”, graficó el presidente de la Comisión de Educación en la Cámara baja provincial, y puntualizó que la situación actual debe ser proclive para que dar lugar a un debate de fondo y que la cuestión no se agote en la discusión salarial.

    En efecto, instó a “desandar un camino con imaginación y responsabilidad y tratar de buscar la solución”, porque “lo coyuntural lleva a discutir salarios, pero debemos abordar de manera general el problema de la educación”. No obstante, remarcó la legitimidad en la consigna de los maestros: “Hace muchos años que vienen cobrando en el sueldo cifras no remunerativas”.

    Durante el mes de marzo y en plena escalada verbal, uno de los propósitos del Gobierno fue discernir entre los sindicalistas del sector y los docentes genuinos. En esa línea, Rovella apuntó contra el accionar de los gremios por “la solución mágica encontrada durante los últimos años”.

    Como parte de una solución integral al complejo entramado educativo, el legislador oriundo de La Plata también focalizó en los procesos de enseñanza y aprendizaje, después de lo que fueron los magros resultados del Operativo Aprender 2016, dado a conocer semanas atrás por el Gobierno nacional, al tiempo que puso al desnudo “el traspaso de los alumnos de lo público a lo privado, que se dio con el peronismo”.

    “La educación no está al nivel que tendría que estar. No solamente la escuela pública, también las privadas. El conflicto de la enseñanza comprende a todos. Y, ahora, tenemos un nuevo problema. Los resultados de las pruebas que se dieron a conocer nos dejan muy mal parados en cuanto al nivel que tienen los chicos, aunque ya lo sabíamos. Veíamos las críticas hacia el sistema educativo desde diferentes universidades”, lamentó.

    Otra de las acusaciones en medio de la disputa que atravesó el momento más tenso con la masiva marcha de los docentes en la Plaza San Martín de La Plata, fue la presunción de un intento desestabilizador detrás del accionar gremial. Al respecto, Rovella desestimó tal enunciado, aunque sí avizoró “un intento de limar a la gobernadora, que está muy bien en las encuestas, y tiene una alta imagen positiva”.

    “Creo que en este conflicto tratan de hacer bajar la expectativa de sus votos”, subrayó, y en un ejercicio de revisionismo histórico, recordó que “a pocos presidentes se les ocurrió hablar del problema educativo; uno fue Sarmiento, el otro fue Raúl Alfonsín. Creo en la escuela pública, y los radicales la defendemos desde siempre”.

    La política de alianzas

    El teatro Coliseo Podestá de La Plata fue sede el pasado 3 de abril de la Convención Nacional del radicalismo, donde el partido centenario ratificó su pertenencia a Cambiemos y, en tal sentido, la política de alianzas sellada dos años atrás en Gualeguaychú. El cónclave, según Rovella, dio cuenta de “un partido serio, maduro, con algunas críticas hacia el interior de Cambiemos”, pero dejó en claro que la coalición gobernante “es la herramienta fundamental para transformar el país”.

    De todos modos, se encargó de recalcar que el objetivo de la UCR con miras a las elecciones 2017 será “tratar de poner la mayor cantidad de radicales en las listas para los diferentes niveles electorales, desde consejeros escolares, concejales, legisladores provinciales y nacionales”.

    “Creemos que podemos aportar y mucho al gobierno de Cambiemos”, resaltó, y llevó adelante una autocrítica sobre los primeros quince meses de convivencia con el macrismo: “El radicalismo podría haber brindado más y mejores cuadros en muchos lugares que no hay radicales y donde quedaron funcionarios de otro momento”.

    Por caso testigo, La Plata. Para dar cuenta de una mayor presencia boina blanca en Cambiemos, el diputado puso como ejemplo lo acontecido en el equipo de trabajo del jefe comunal platense, Julio Garro.

    “El radicalismo ha puesto sus mejores cuadros en tres áreas claves del Ejecutivo municipal, como son Desarrollo, Salud y Producción”, describió, y aseguró que “los funcionarios radicales van a mostrar su capacidad e idoneidad con ganas de trabajar, apostando a fortalecer el proyecto de Cambiemos en La Plata”.

    La gestión por sobre los individualismos

    A poco más de dos meses para el cierre de listas, el eje de discusión tanto en el oficialismo como en la oposición es la definición de nombres para las PASO de agosto.

    En torno a ello, Rovella marcó prioridades al consignar que si bien “se pueden dar nombres, lo importante es la gestión y revertir la decadencia de la provincia de Buenos Aires”.

    “En el 89, los planes sociales llegaban a 600 mil argentinos. Hoy, estamos hablando de 12 o 13 millones de argentinos que tienen alguna forma de asistencia por parte del Estado. Eso es lo que tenemos que revertir, son números que en el relato del peronismo no se trasluce”, indicó.

    Ya en el último tramo del diálogo con este medio, se inclinó por un escenario de “polarización” al momento de trazar un análisis sobre la futura compulsa, y vaticinó un triunfo oficialista. “La dinámica electoral va llevando a que se polarice entre el Frente para la Victoria y Cambiemos. No quedaría una vía en el medio”, dijo, en relación a las posibilidades del Frente Renovador, y manifestó de manera taxativa: “Yo creo que gana Cambiemos, creo que gana el proyecto de las obras públicas. El reordenamiento de la provincia se está viendo. Esta idea todavía no llegó a la gente, pero cuando se acomoden los números de la economía y baje un poco la inflación, rápidamente se va a ver”.

    “Estamos viendo obras públicas, estamos viendo que la Provincia está empezando a reparar rutas, se están reparando hospitales, escuelas. Estamos viendo la inversión del Estado, una provincia que se pone de pie”, finalizó. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales