19 Nov. 2017 | 14:37
19 Nov. 2017 | 14:37
Provincia

Presupuesto 2018 y Ley Impositiva: Gastos por $ 630 M y una marcada suba del impuesto Inmobiliario

  •   |  
  • Los ejes de la ley de leyes son la obra pública y la inversión social. Pedido de deuda por más de 58 mil millones de pesos. Bajas en Ingresos Brutos y Sellos. Alzas del 50 % en el tributo de las propiedades rurales.

    Se viene un intenso debate parlamentario.
    Se viene un intenso debate parlamentario.

    LA PLATA-BUENOS AIRES (ANDigital) La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, envió a la Legislatura el proyecto de Presupuesto 2018, que proyecta gastos totales por 630 mil millones de pesos, en tanto que los ingresos totales ascienden a 599 mil millones de pesos.

    Entre las áreas que más aumentos recibirán, se destacan Desarrollo Social, con un 33 %; Infraestructura, con un 22 %; y Salud con 19 por ciento.

    En consonancia con las estimaciones de Nación, la iniciativa proyecto un crecimiento productivo provincial del 3,5 por ciento.

    Dos son los ejes que Vidal considera centrales para el próximo año: mayor obra pública e inversión social. Tal como lo afirmó en reiteradas declaraciones a la prensa, la idea de la gobernadora es que el SAME comprenda a más municipios, llegando a las 135 comunas hacia el final de su mandato.

    En tanto, las obras hidráulicas constituyen otro de los propósitos que desvelan a la mandataria provincial.

    Según deslizaron desde el Ejecutivo provincial, el foco de la Ley de leyes está puesto en el plan de obras públicas y en la inversión social. Para ello, se prevé un superávit corriente, a la vez que se contempla un déficit en materia de financiamiento de inversión en obras, traducido esto en que el endeudamiento solicitado estará abocado en la realización de obras de infraestructura. La deuda que busca contraer la Provincia rondará los 58.900 millones de pesos.

    Ley Impositiva

    El Gobierno bonaerense apuesta a través de este proyecto, a disminuir la presión impositiva, especialmente en áreas productivas, para fomentar la creación de empleo. En efecto, se reducirá el impuesto a los Ingresos Brutos y Sellos.

    Es que en la cartera económica que encabeza Hernán Lacunza, argumentan que estos dos tributos provocan perjuicio para el empleo y la actividad productiva.

    En efecto, uno de los rasgos más novedosos de la ley fiscal será la “resignación” de 10 mil millones de pesos por parte del Estado provincial.
    Ingresos Brutos
    La iniciativa establecer que las PyMEs industriales que facturen hasta 78 millones de pesos anuales, resultarán beneficiadas a partir de la exención de este tributo. El Ejecutivo provincial estima que el alivio tributario llegue a unas 40 mil PyMEs.
    Para los grandes contribuyentes industriales, se reduce la alícuota de 1,75 % al 1,5 %, beneficiándose de este modo a 3.900 grandes empresas.

    Respecto a los pequeños comerciantes, más de 15 mil comercios que pagaban un 3,5 %, pasarán a abonar una alícuota del 2,5 por ciento.

    También habrá beneficios para los comerciantes de carnes, producto de la reducción de la alícuota del 3,5 y 5 % al 2,5 %, con un saldo estimativo de 2 mil carnicerías favorecidas.

    En tanto, el beneficio para unas 40 mil empresas de la construcción consistirá en la disminución del impuesto al 3 % -actualmente es del 4 por ciento-.

    Por su parte, los pequeños productores agrícolas y ganaderos se favorecerán con la exención cuando facturen menos de 3 millones de pesos por año.

    Sellos

    En cuanto a la baja de Sellos, se instrumentará una reducción de la alícuota de venta de propiedades de más de 1,5 puntos, llegando al 2 por ciento.

    También se implementará una reducción de ingresos brutos y sellos para la venta de vehículos cero kilómetro, pasando el tributo del 3 al 2,4 por ciento.

    Además, el Ejecutivo no prevé un aumento de las patentes. El valor del impuesto estará sujeto a las variaciones que se registren en el mercado de vehículos.

    Impuesto Inmobiliario

    La administración de Vidal resolvió actualizar los valores del impuesto inmobiliario, al hacer hincapié en “la distorsión” generada durante los años de kirchnerismo.

    Por consiguiente, la ley impositiva fija topes para que el alza promedio del impuesto no provoque de manera sustancial a los contribuyentes.

    En promedio, el inmobiliario urbano subirá un 56 %, mientras que el inmobiliario rural registrará un alza del 50 %. Desde la cartera económica aseguran que esto generará para la mitad de los productores un incremento de 61 pesos por mes.

    A su vez, será eximidos los pequeños productores de hasta 50 hectáreas cuya facturación no supere los 3 millones de pesos anuales. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales